Inicio Cataluña Jordi Sànchez apuesta por un acuerdo entre Borràs y Turull por el...

Jordi Sànchez apuesta por un acuerdo entre Borràs y Turull por el "futuro" de Junts

   Pide encontrar un mínimo común múltiple y "lealtad de grupo"

   BARCELONA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha apostado este lunes por que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el exconseller y vicepresidente del partido, Jordi Turull, alcancen un acuerdo de cara al congreso del 4 de junio para garantizar el "futuro" de Junts.

   "Todo tenemos ideas diferentes, pero hay que tener la capacidad de sentarse en una mesa y concertar las cosas básicas que nos unen. Si no hacemos esto, si la amplia familia de Junts no puede concertar el mínimo común múltiple, nuestro futuro es muy descriptible" , ha advertido en una entrevista en Rac1 recogida por Europa Press.

   Según Sànchez, cuando anunció que no repetiría como secretario general de Junts, ya abogó por la unidad, y cree que Borràs y Turull "son dos personas carismáticas, que tienen una personalidad fuerte y que la gente del partido las quiere".

   En su opinión, están en una fase de sedimentación y de ordenación del espacio, y se necesita que "todos los dirigentes, a todos los niveles, entiendan que más allá de su figura personal hay un equipo, y que la victoria política, sólo será posible si se trabaja con un mínimo de lealtad grupo".

   "Cuando se toma una decisión, la decisión debe defenderse, sea la tuya o no", ha añadido para explicarse, dejando claro que al referirse al concepto de lealtad de grupo no se refiere a nivel personal.

   Después de que Borràs afirmara que en un congreso la militancia vota, Sànchez considera que es una "obviedad" afirmar que la presidencia y la secretaría general del partido las escogerán la militancia porque así lo recogen los estatutos.

   "Este partido ha tenido, desde el primer momento, capacidad de decidir desde las bases. El acuerdo de gobierno, que algunas personas no aplaudieron, fue avalado por más del 80% de la militancia. El partido, si algo ha tenido, es un papel predominante de las bases", ha remarcado.

   En relación a la renuncia de Elsa Artadi a ser la candidata de Junts al Ayuntamiento de Barcelona, Sànchez le ha enviado un mensaje de apoyo y, tras explicar que ahora será necesario celebrar primarias, ha dejado en mano de la futura dirección de Junts afrontar este reto.

PUIGDEMONT

   Sobre la información publicada por El Periódico de que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se reunió con un supuesto emisario ruso el día antes de la DUI de 2017, Sànchez ha asegurado que no le consta y que no le desconoce: "Pero este relato de los 10.000 rusos que nos vendrían a ayudar, de la alianza con Rusia y la trama catalana rusa es una invención sin ninguna base".

   Así, ha explicado que él, que entonces era presidente de la ANC, mantuvo decenas de reuniones con responsables del cuerpo consular y embajadores de Madrid, y considera normal que el presidente de la Generalitat se reúna con representantes de los países.

   "En 2015 a mi ya me escuchaban y no había ninguna trama rusa ni nada por el estilo. A Xavier Trias le inventaron una cuenta corriente en Suiza. No hay justificación para este espionaje masivo. NO hay justificación democrática, más allá de la guerra sucia", ha concluido.

CASO EDUARD PUJOL

   También se ha referido al caso del exportavoz de Junts en el Parlament Eduard Pujol, al que Junts restituyó la militancia en junio del año pasado tras constatar que no había ninguna denuncia por la vía judicial por parte de las mujeres que le habían denunciado por presunto acoso sexual.

   Según Sànchez, cuando decidió suspenderle cautelarmente de militancia lo hizo tras haber pedido un informe, que recibió antes de entrar en la prisión de Lledoners, en que se aseguraba que "no había dudas de que se había producido una cosa que después parece que no se ha producido"

   "Si me volviera a encontrar en las mismas condiciones de ese domingo de octubre, entrando en Lledoners, con la presión de cinco y seis llamadas, un informe por escrito que decía que se habían visto todas la pruebas que apuntaban a conducta irregular, volvería a tomar esa decisión", ha subrayado Sànchez, que también decretó que no se hiciera publicidad de ello para que Pujol pudiera defenderse sin presión.

Publicidad