Josep Pujol ve un pequeño pecado la herencia oculta comparado con la presidencia de su padre

El tercer hijo del matrimonio Pujol-Ferrusola, Josep Pujol, ha roto el silencio que mantiene la familia desde hace semanas después de que el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, fuese encarcelado preventivamente por el juez que investiga la causa de la fortuna del clan, y de que salieran a la luz documentos comprometedores sobre el dinero que mantenían en Andorra. El consultor y empresario ha defendido la actuación de la familia, en especial de su padre, al considerar que el dinero de la herencia del abuelo Florenci no es más que “un pequeño pecado” en comparación con los beneficios que han aportado los 23 años de gobierno de Jordi Pujol para Catalunya. Además, ha confesado que aún tiene 2,5 millones en Andorra, que su madre rompió parte de la carta que le envió su abuelo hablándole de la herencia y ha señalado directamente a Jorge Moragas, mano derecha de Rajoy, como responsable de la operación Catalunya, en la que a su juicio forma parte el caso Pujol.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Josep Pujol ha explicado que “nuestro pecado es tener dinero en Andorra de una herencia del Abuelo Florenci” y ha defendido lo apuntado en la confesión de su padre para explicar que no hubiera declarado antes ese dinero. Como su padre, ha comentado que su abuelo le deja el dinero a Marta Ferrusola y a los hijos del matrimonio porque no se fía de Jordi Pujol en sus aventuras políticas.

“Nuestro pecado es tener dinero en Andorra de una herencia del Abuelo Florenci”

En el momento que muere Florenci, el expresident decide desentenderse del dinero y lo deja todo en manos del tío, pero nunca se declara ese dinero porque habría supuesto la dimisión irrevocable de su padre, por eso considera que su padre no tenía “otra opción”. En todo caso, Josep Pujol ha avalado la decisión de su padre de mantenerlo todo oculto sobre todo después de los resultados de la gestión política de su padre: “Si a mí me dan a elegir entre declarar ese dinero o 23 años de presidencia ‘first class’ (de su padre) con todo lo que ha hecho por este país, yo lo tengo claro”, ha valorado. Por eso, “una parte de este país puede sentirse decepcionada y otra no”, ha defendido.

Pero del origen del dinero del abuelo Florenci, el consultor dice que no tiene ni idea, aunque ha comentado que su abuelo era un hombre de negocios que se dedicaba a la bolsa y que ahora podrían considerarse que eran negocios “grises”. Lo que sí ha descartado es que se dedicara a traficar y ha recordado que su padre, al recibir la herencia de su abuelo, ya era un hombre rico, una de las tres declaraciones de la renta más altas de Catalunya, y por tanto, no le movía el afán económico.

Josep Pujol ha insistido en que en el caso que se investiga no puede considerarse que haya habido una organización criminal, tal y como defiende la Fiscalía y el juez: “No hay ni clanes, ni mafias…”, ha insistido, “sino el pequeño pecado de mantener oculta una herencia del abuelo”. Y “no había mucha más opción” que mantenerla oculta hasta que el pequeño de los hermanos, Oleguer Pujol, llega a la mayoría de edad, es entonces cuando “mi tío dice que hay que repartirlo”, se abren las cuentas en Andorra y lo administra Jordi Pujol Ferrusola.

“Si a mí me dan a elegir entre declarar ese dinero o 23 años de presidencia ‘first class’ (de su padre) con todo lo que ha hecho por este país, yo lo tengo claro”

El tercer hijo de los Pujol también se ha referido al papel de su madre, a la que también ha defendido, y sobre la que ha revelado que fue ella quien rompió buena parte de las hojas de la carta del abuelo Florenci que le hizo llegar. Según ha relatado, la policía y por tanto el juez, tienen una copia de la misma, pero a esa carta le faltan las hojas principales, las que señalan que “si pasa algo debes hablar con este señor”. Según ha relatado, “mi madre las destruyó hace años” porque la intención era no explicar que teníamos ese dinero, y por tanto mantenerlo oculto.

También ha querido defender a su madre al hablar de la nota en la que habla en código sobre “misales” en referencia a los millones de pesetas, y se refiere a sí misma como la madre superiora. En este punto, ha considerado normal este tipo de códigos cuando tienes dinero en el extranjero y ha señalado que la nota “es falsa en parte”, debido a la firma “Marta”. “¿Usted ha visto alguna vez una nota de un banco firmada?”, ha cuestionado. De esta forma, el consultor ha querido evidenciar que este tipo de notas no se firman con el nombre sino que simplemente se apunta el número de la cuenta.

“No hay ni clanes, ni mafias… Lo que hay es lo que se ha regularizado”

Ha explicado que el montante total que reciben del abuelo eran 2 millones de dólares, que se convierten en 4,3 millones de euros a pesar del paso de los años y de las inversiones realizadas. En este sentido, ha rechazado todas aquellas informaciones que revelaban que la fortuna oculta de los Pujol se había llegado a cifrar primero en 150 millones, luego en 3.000 millones, luego en 1.800… “Lo que hay es lo que se ha regularizado” ha asegurado. Él mismo también regularizó el dinero, unos 2,5 millones de euros y además ha admitido que sigue teniendo dinero en Andorra los 2,5 millones.

También ha defendido a su hermano Jordi Pujol, de quien ha dicho que confía, y del que considera que no debería estar en prisión. El juez considera que sus constantes movimientos de dinero así lo requieren, sin embargo, Josep Pujol cree que no hay motivo puesto que tiene todas las cuentas y bienes embargados.

Villarejo de dijo que “todo esto se podría arreglar si tu padre hace unas declaraciones claras y precisas contra el proceso independentista”

Por último, ha situado todo el caso en el ámbito de la operación Catalunya, a quien ha señalado como responsable último a Jorge Moragas, el jefe de Gabinete del presidente Rajoy. En este sentido, ha explicado que en 2013 se cruzó un par de veces con el comisario Villarejo, investigado en la causa, quien le desveló que tenía la instrucción del Ministerio del Interior de “vigilarnos” pero que “todo esto se podría arreglar si tu padre hace unas declaraciones claras y precisas contra el proceso independentista”. Ante la negativa, el excomisario le vino a decir que habría consecuencias.

Tiempo después, cuando el caso ya era dominio público, en otro encuentro le vino a decir “yo ya te lo dije, y no hiciste caso”. Pero Josep Pujol apunta alto: “El que monta todo es Jorge Moragas, que no deja de ser Rajoy”, y “es el que más manda en Moncloa”. De hecho, ha confesado que él y Moragas, habían llegado a ser amigos, pero cree “que la cabeza de todo esto del proceso es Jordi Pujol”. Por tanto, Moragas “tiene la misión de aniquilar el proceso soberanista”, ha concluido.

“El que monta todo es Jorge Moragas, que no deja de ser Rajoy”, y “es el que más manda en Moncloa”

En este objetivo, Victoria Álvarez, examante de Jordi Pujol Ferrusola, “fue utilizada por Jorge Moragas”, y mantenía “una relación de sexo y dinero” con su hermano, pero que “no la conoce nadie de mi casa y no la habíamos visto hasta que salió por la tele”.

Sobre ella, Josep Pujol ha dicho que debe tener un problema psicológico y de dinero y que Sánchez Camacho le monta la historia de La Camarga al ver que podía contar algo. Pero en esa grabación no se habla ni de mochilas, ni de dinero en Andorra, y que es cuando se inicia “la campaña de la policía patriótica contra el proceso” cuando se rescatan dos personajes, Victoria Álvarez y Javier de la Rosa. De hecho, el hijo de los Pujol ha dicho que Villarejo reconoce que fue quien le montó el argumento a Victoria.

A día de hoy, hay dos ministros reprobados, el de Interior y el de Justicia. El de Interior controla a la Policía “ha tenido que irse”, y el de Justicia “controla a los fiscales”, y “quienes los maneja a los dos sólo puede ser una persona, Rajoy, o en su defecto su mano derecha, Moragas”, ha vuelto a señalar.

Loading...