Inicio Cataluña La industria catalana puede «verse obligada a reducir» su producción por las...

La industria catalana puede «verse obligada a reducir» su producción por las restricciones de agua

El sector destaca su voluntad de avanzar en la regeneración de agua

BARCELONA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) –

La industria catalana puede «verse obligada a reducir» su producción a causa de las restricciones de agua por la sequía en aquellos sectores que tienen un uso intensivo y que la deben incorporar en el producto final, según expertos consultados por Europa Press.

El pasado 28 de noviembre, la Generalitat decretó la preemergencia por sequía en el sistema Ter-Llobregat y limitó el consumo de agua a 210 litros por día y habitante, y si no llueve, este límite se irá reduciendo hasta los 160 litros si se alcanza la fase de Emergencia III.

El director general de la patronal Amec, Joan Tristany, ha señalado que las restricciones «afectarán» a la industria en general, aunque ha pedido ver cómo son las restricciones.

Ha añadido que el sector industrial usa agua en dos grandes ámbitos: los procesos productivos y el producto final, y que son los sectores de este segundo ámbito los que se pueden ver más afectados.

Tristany ha recordado que el consumo doméstico se puede reducir más fácilmente que en la industria, ya que mejorar la eficiencia de los proceso «no es algo que se pueda hacer de forma inmediata».

Por su parte, el director de Desarrollo Sostenible de Foment del Treball, Salvador Sedó, ha augurado que «buena parte de las empresas podrán continuar con la producción».

SECTOR QUÍMICO

Sedó ha señalado que el sector químico y el papelero pueden ser los más afectados por las restricciones, ya que necesitan el agua para su producto final.

El secretario general de Fedequim, Juanjo Meca, ha alertado que segmentos como la química fina –que fabrica principios activos para medicamentos– pueden «sufrir y tener que parar la producción».

Ha asegurado que si se declara la situación de emergencia y entran en vigor nuevas restricciones, «hay empresas que están en el límite de sus medios».

REGENERACIÓN

Tristany ha señalado que en muchos procesos productivos, el agua se vuelve a usar o regenerar y ha asegurado que «se hace forma evidente, por voluntad y por normativa».

«Hay camino por avanzar, pero no son cosas que podamos hacer de forma urgente», ha lamentado, y ha subrayado que las empresas están innovando para aumentar la regeneración del agua.

Sedó ha asegurado que la industria «es consciente de la sequía» y que trabaja en impulsar el agua regenerada y la circularidad del agua, y ha reclamado que se tengan en cuenta los planes de ahorro que han presentado las empresas en el momento de imponer restricciones.