Inicio Cataluña La Urbana de Barcelona cerró junio con 76 detenciones por hurto en...

La Urbana de Barcelona cerró junio con 76 detenciones por hurto en las playas y 107 denuncias

   Este viernes actuó tras una agresión sexual en la playa Sant Miquel de Barcelona

   BARCELONA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) –

   El portavoz de la Guardia Urbana, el inspector Jordi Oliveras, ha explicado que este junio el Grupo de Playas del cuerpo realizó 76 detenciones e interpuso 107 denuncias por hurto, mientras que en junio del año pasado realizó 19 detenciones y 37 denuncias por hurto.

   Según ha podido saber Europa Press tras asistir a un patrullaje con el Grupo de Playas de la Guardia Urbana este viernes, también interpusieron este junio unas 5.000 denuncias por venta ambulante e intervinieron más de 33.000 bebidas, mientras que en junio de 2021 interpusieron 3.170 denuncias e intervinieron 19.150 bebidas.

   «Si estamos hablando de hechos delictivos al descuido, consideramos que no ha habido un incremento muy grande respecto años anteriores, lo que sí que ha incrementado es la eficacia de la policía en un 300%», ha añadido Oliveras, y ha asegurado que la mayoría de hechos delictivos en la zona de playas y litoral de Barcelona son los hurtos al descuido.

   El Grupo de Playas fue creado hace 10 años y, actualmente, funciona a través de 90 agentes –entre ellos 18 mujeres–, que trabajan los meses de verano –de junio a septiembre de lunes a domingo–, divididos en dos turnos, mientras que el resto del año están repartidos en otras unidades del cuerpo.

   Estos agentes se encargan de la zona de playas y de todo el litoral de Barcelona, desde el Hotel W hasta el Fórum, con dos embarcaciones, coches patrulla y quads, estando en contacto permanente a través de la radio, y trabajan junto a otros cuerpos policiales y de emergencias para prevenir y actuar en hurtos –mayoritariamente en turistas–, agresiones sexuales, ahogamientos, niños perdidos, venta ambulante, pero también ayudan a animales marinos heridos.

AGRESIÓN SEXUAL

   Durante el patrullaje de Europa Press con el Grupo de Playas se ha recibido la alerta por radio de una agresión sexual en la playa de Sant Miquel de la ciudad, donde uno de los socorristas «ha visto algo raro» y ha dado aviso pasadas las 12 horas a los agentes de la Guardia Urbana.

   Las dos embarcaciones se han dirigido hasta el lugar de los hechos, igual que varias patrullas terrestres, y han encontrado a una mujer que presuntamente había sufrido «tocamientos» por parte de un hombre dentro del mar.

   Los agentes han activado el protocolo de agresión sexual junto a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, y han trasladado a la mujer hasta el Hospital del Mar de la ciudad, mientras que el hombre ha sido trasladado a dependencias policiales.

HURTOS Y VENTA AMBULANTE

   Oliveras ha explicado que en caso de sufrir un hurto en la playa, los agentes del Grupo de Playas asisten a las personas afectadas «para que no estén tan victimizadas», proporcionándoles un kit con una bolsa, un pantalón, una camiseta, unas chanclas y un billete de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), para que las personas puedan volver a su casa u hotel, en el caso de no vivir en la ciudad.

   Durante el dispositivo en el que ha asistido Europa Press, se ha patrullado en una embarcación y en quad, y se ha visto a los agentes trabajar, y se ha actuado en algunas situaciones, como alertar a las personas para que no subieran a los espigones del litoral barcelonés.

   También se ha observado a varios agentes de paisano cómo seguían o vigilaban a personas que realizaban venta ambulante o que sospechaban que iban a cometer un hurto, y se ha encontrado escondido en los espigones varias botellas de alcohol o de refrescos, vasos, pajitas y fruta que utilizan para hacer los mojitos u otras bebidas, además de documentación que presuntamente ha sido robada.

   «Normalmente, los vendedores de venta ambulante esconden sus bebidas en los espigones, aunque también lo esconden en la arena, en las cloacas o debajo de los coches», ha explicado Oliveras.

Publicidad