La vía unilateral llena de dudas al Pacte Nacional pel Referèndum

El Pacte Nacional pel Referèndum despertará hoy tras dieciocho días de letargo, quién sabe si para celebrar su última reunión, máxime si se tiene en cuenta que el Govern ­tiene previsto anunciar esta semana fecha y pregunta al margen de lo que se trate durante el encuentro. Ha llegado el momento de definirse y liarse la manta a la cabeza, aunque ayer el coordinador del pacto, Joan Ignasi Elena, aseguró que a quien corresponde aportar concreción al referéndum es a los partidos e instituciones, no a las entidades que lo integran, entre las que, por otro lado, abunda la indefinición con respecto a una consulta uni­lateral.

Elena, en una entrevista en TV3 , puso el acento en la importancia de sumar a las entidades para evidenciar la “voluntad de la ciudadanía”. Sin embargo, razonó que estas ­ voces laicas –políticamente hablando– “ni quieren ni pueden entrar en el debate de la concreción” y que eso le corresponde a los agentes ­políticos.

El Pacte Nacional pel Referèndum despertará este martes tras dieciocho días de letargo

El 19 de mayo el equipo de ocho personas que lidera Elena ya presentó a modo de conclusión en el Palau de Congressos de Catalunya los frutos de su trabajo, entre ellos algunos apoyos internacionales y 500.000 firmas para pedir diálogo entre los Gobiernos español y catalán para una consulta de autodeterminación, a las que habría que añadir las cerca de 4.000 entidades adheridas. Uno de los méritos del Pacte pel Referèndum es que bajo su paraguas todos los espacios soberanistas se encuentran cómodos, también las entidades que carecen de obediencia política aparente.

Mientras los partidos independentistas –a falta de que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras anuncien la fecha y la pregunta con toda probabilidad este jueves– parecen contemplar ya únicamente la vía unilateral, los comunes todavía no se definen. Estos celebran la convocatoria del pacto y defienden su versión de la consulta: con reconocimiento internacional y garantías democráticas, pero sobre la unilateralidad no se pronuncian y quedan a la espera de los pasos del ­Govern.

Mientras los partidos independentistas parecen contemplar ya únicamente la vía unilateral, los comunes todavía no se definen

Fuentes de Catalunya en Comú avanzan que participarán en actos que defiendan ejercer el voto, pero no que sirvan a intereses políticos de los partidos del Govern. ¿Y las entidades? Cuanto más ­laicas , diversas y grandes son, más dudas tienen. “Vamos a escuchar” es la frase más repetida entre la veintena de asociaciones consultadas. Buena parte de ellas se mantienen a la expectativa, como ya lo estaban cuando fueron consultadas por este diario el pasado enero. Las pocas que están posicionadas –hayan mostrado esa opción de forma pública o no–, en gran parte de los casos, también lo estaban ya hace seis meses.

Por tanto, en la reunión de hoy, la gran mayoría quiere escuchar primero a los políticos, para luego reunirse internamente y, quizá, tomar parte. Algunas entidades lo tienen más difícil que otras, pues por su amplia diversidad y pluralidad va a ser muy difícil que terminen decantándose por una u otra opción.

“En su día nos adherimos al Pacte Nacional pel Dret a Decidir y de aquí no nos hemos movido. Hay mucha diversidad. Todas las posiciones son legítimas”, apunta un portavoz de la Federació d’Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB), que en la mesa del Pacte está representada a través de la Confederació d’Associacions Veïnals de Catalunya (Confavc). Esta última entidad a principios de año ya apuntó que nunca se manifestará colectivamente más allá de la “defensa de la democracia”. Son muchos los representados, son muchas las sensibilidades. Y muchas las escalas de grises.

En su día nos adherimos al Pacte Nacional pel Dret a Decidir y de aquí no nos hemos movido. Hay mucha diversidad. Todas las posiciones son legítimas”

portavoz de la Federació d’Associacions de Veïns de Barcelona

En una tesitura parecida se encuentra la Taula d’Entitats del Tercer Sector Social de Catalunya, que aglutina en conjunto a más de 3.000 entidades sociales no lucrativas. “No entraremos a posicionarnos; tampoco nos lo han pedido”, aseguran. Y es que en el tercer sector se hermanan organizaciones de cariz independentista como no.

En el mundo de la empresa, ­Pimec se sigue mostrando, como siempre, partidaria del derecho a decidir, pero no se manifiesta sobre si la consulta ha de ser unilateral o no. Llegado el momento ya lo estudiarán y siempre en función de lo que decidan sus asociados, entre los que también hay diversidad de pareceres, según apuntan fuentes de la organización.

“Es un tema importante, pero ­nosotros como entidad no lo hemos debatido todavía”, apunta por su parte la directora del Observatorio DESC, Irene Escorihuela. De hecho, tampoco ha decidido nada al respecto Fede.cat, que es la gran federación que aglutina a 114 oenegés catalanas y cuya próxima reunión será en el mes de julio. Por lo pronto no hay previsto avanzar ningún encuentro para debatir sobre la unilateralidad o no del referéndum.

En el caso de la plataforma LGTBI, su presidente, Eugeni Rodríguez, apunta que todavía no han tomado una posición sobre el referéndum unilateral, pero que tratarán de llegar a la reunión de hoy con una decisión tomada .

En el mundo de la empresa, ­Pimec se sigue mostrando, como siempre, partidaria del derecho a decidir, pero no se manifiesta sobre si la consulta ha de ser unilateral o no

Por lo que respecta a los sindicatos mayoritarios, como UGT y CC.OO., ambos defienden que el ­referéndum sea pactado. Aun así, el primer sindicato está esperando lo que pueda decir el martes el presidente de la Generalitat para decidir el próximo paso. Pero desde CC.OO. recuerdan que en su congreso de abril ya aprobaron una resolución que marca con concreción la defensa del acuerdo. “Catalunya es una nación y tiene el derecho a decidir su propio futuro y la forma de relación que quiere tener con el Estado”, arranca el documento que unos párrafos más abajo prosigue: “Pedimos soluciones políticas a los problemas políticos, por lo que instamos a los gobiernos de Catalunya y del Estado a superar la dificul­tades y alcanzar un acuerdo que ­establezca las condiciones y las garantías para la celebración de un referéndum reconocido por la comunidad internacional, cuyo resultado tendrá que ser políticamente vinculante y efectivo”.

Durante los meses que el Pacte pel Referèndum dedicó a la recogida de firmas, la adhesión del Futbol Club Barcelona causó un gran ­revuelo. En el club afirman que la decisión se tomó porque el Barça siempre ha estado a favor del ­derecho a decidir. “Libertad de ­expresión ante todo”, afirman fuentes del club. Sin embargo, ­advierten que no van a posicionarse sobre un referéndum acordado o no, y que el 80% de los ciudadanos que según las encuestas están a favor de poner las urnas refleja la realidad de los socios del club.

Por su parte, la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC) no tiene todavía una posición definida. Aun así, su presidente, Gerard Esteve, asegura que tiene claro que la solución a la cuestión catalana es el referéndum. Tras escuchar lo que pueda decir el Govern, prevé reunirse a partir del 12 de junio para consensuar una posición. Otra cantar es la plataforma Pro Seleccions, que, pese a no dar por agotada la vía pactada con el Estado, subraya que estará siempre al lado de lo que diga el Govern. Del mismo modo piensa la Plataforma per la Llengua: “La decisión que se tome será la correcta, tanto si es pactada como unilateral”.

Loading...