Mossos se refuerza con 72 fusiles y 216 cascos balísticos en su plan antiterrorista

Publicado 24/01/2017 12:14:58CET

Por primera vez unidades antidisturbios tendrán fusiles de asalto

BARCELONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) –

La Conselleria de Interior de la Generalitat ha adquirido 72 fusiles de asalto, 216 cascos balísticos con gafas de intervención, 48 escudos balísticos y 175 placas balísticas para los Mossos d’Esquadra dentro del plan de lucha contra el terrorismo yihadista.

Todo este material, por valor de 1,5 millones de euros, ya ha sido adquirido y se prevé que esté distribuido y en manos de los agentes a mediados de febrero, para que se pueda incorporar a las tareas de patrullaje, según han explicado a Europa Press fuentes conocedoras de estos contratos.

De los 72 fusiles, 22 de ellos son de 5,56×45 milímetros y altas prestaciones e irán destinados al Grupo Especial de Intervención (GEI), mientras que, por primera vez, los otros 50 fusiles del calibre 5,56×45 milímetros irán a unidades de antidisturbios, la Brigada Móvil (Brimo) y el Área de Recursos Operativos (Arro), que hasta ahora patrullaban con subfusiles.

Todo este material refuerza a los Mossos, en un contexto de nivel 4 de alerta antiterrorista, ante un posible ataque con armas largas como una AK-47, ya que las placas balísticas –que cubren el pecho y la espalda– y los cascos pueden proteger a los agentes de los disparos con estas armas, mientras que los chalecos antibala que tendrán todos los policías del cuerpo solo protegen de calibres pequeños disparados por armas cortas.

Los fusiles de asalto han costado en total 282.203,99 euros y serán suministrados por los contratistas Uniformidad y Suministros Protección SL y Equipamientos SDAL SL, según el anuncio de formalización de la Generalitat.

El contrato de cascos balísticos y gafas de intervención, obtenido por Armor Source LLC y Tecnología y Desarrollo Teyde, ha costado 317.552,4 euros; el de escudos, de Uniformidad y Suministros de Protección, 161.401,9 euros, y el de placas balísticas, de Armeria Ravell, por 100.115,4.

200 SUBFUSILES

Asimismo, la Conselleria ha comprado 200 subfusiles del calibre 9 milímetros por 693.354,2 euros, que se distribuirán entre las unidades antidisturbios y de seguridad ciudadana, y otro material diverso de vestuario para los agentes.

Otro material que está previsto que llegue en las próximas semanas son los últimos chalecos antibala que faltan de la última partida de 3.700 unidades para que todo el cuerpo de Mossos esté dotado con esta protección.

Además, la Conselleria ha licitado el contrato para adquirir 134 dispositivos conductores de energía (DCE), más conocidas como pistolas eléctricas o Taser, así como 134 cámaras para grabar estas intervenciones, con un presupuesto de 771.331 euros.

Loading...