“No haremos un president distinto a Puigdemont”

Persona de máxima confianza de Carles Puigdemont en el Departament de Presidencia, Elsa Artadi (Barcelona, 1976) es ahora su mano derecha como directora de campaña de Junts per Catalunya, donde además ocupa el décimo lugar en la lista por Barcelona. Economista con experiencia en el Departament d’ Economía, al lado de Andreu Mas-Colell, como encargada de los impuestos, su rostro se hizo popular a raíz de la instauración del sorteo de la Grossa y en este momento tiene el encargo no menor de hacer de la “lista del president” la apuesta ganadora

¿Cómo se hace una campaña electoral con el candidato a 1.300 kilómetros de distancia?

Con tecnología, imaginación, creatividad, esfuerzo, voluntad y, sobre todo, muchas ganas, porque se trata de pensar en cosas que no son normales.

¿Imaginación y creatividad que pasan para copiar la imagen de Catalunya en Comú?

Una polémica ridícula, a la que han dedicado más tiempo que a combatir el 155 y a defender a la gente de la prisión y del exilio.

¿Carles Puigdemont volverá a Catalunya antes del 21-D?

Contamos con que la sociedad catalana votará para que el president Puigdemont siga siendo el presidente de Catalunya y contamos con que venga para la investidura.

¿Y cómo se hace para que vuelva y pueda ser investido si, sea como sea, tendrá una causa judicial pendiente?

Pues respetando lo que voten los catalanes en unas elecciones que no hemos convocado nosotros, pero que encaramos como un reto y una oportunidad de revalidar los resultados del 27- S y el 1-O.

Pero si la situación judicial le impide volver…

La legalidad vigente dice que el president se puede presentar y que una vez es diputado tiene derecho a presentarse para presidente de la Generalitat y a ser escogido.

¿Sin embargo, si no lo puede ser, quién será el candidato alternativo de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat?

Si la sociedad catalana quiere que el president Puigdemont siga siendo el presidente de la Generalitat es él quien tiene que ser investido. El dilema está en el otro lado. ¿El tripartito del 155 aceptará o no el resultado? ¿O directamente decidirá que no sólo algunos candidatos no pueden hacer campaña normal, sino que algunos diputados no pueden ser presidente de la Generalitat?

No hay candidato alternativo.

No. Es que creemos que no lo hay ni para nosotros ni para otros.

Usted no es la Marta Rovira de Junts per Catalunya, pues.

En absoluto. Nuestro único candidato es el president Puigdemont, que tiene que seguir siendo el presidente de la Generalitat si no queremos legitimar el 155.

Da por hecho que la lista del president ganará las elecciones. ¿Y si no es así?

Estamos convencidos de que los catalanes están a favor de sus instituciones y que tendremos un Parlamento que de manera no ambigua apoyará la continuidad del president Puigdemont.

¿Aunque no haya ganado el 21-D?

La democracia pasa por restablecer las instituciones catalanas, y, por lo tanto, nuestro candidato tiene que ser siempre el president Puigdemont.

¿No apoyarán a otro candidato del bloque independentista?

No investiremos a ningún president diferente al president Puigdemont.

¿Y si pierde las elecciones?

No prevemos que pierda.

Decir que si no se inviste a Carles Puigdemont presidente es legitimar el artículo 155 es poner el dedo en el ojo a ERC.

Dudo de que partidos que son independentistas no deseen la continuidad de quien es el presidente de Catalunya.

El PDECat, que forma parte de Junts per Catalunya, habría querido aprovechar las elecciones para desmarcarse de la CUP. ¿Junts per Catalunya también?

Los objetivos de Junts per Catalunya son muy claros: restablecer al president, restaurar las instituciones, anular el 155, eliminar los procesos políticos en que estamos inmersos y asumir el resultado del 1-O. Si en este camino, en el que priorizamos el diálogo y la negociación, pero en lo que no descartamos nada, nos acompañan otras fuerzas políticas, creemos que es positivo.

¿Asumir el resultado del 1-O significa desplegar ahora la república catalana cuando en el momento de proclamarse no se hizo?

Tenemos que forzar al Gobierno español a reconocer el resultado de estas elecciones. Después de casi tres meses del 1-O tenemos la oportunidad de afianzar la voluntad del pueblo catalán, y esto el Gobierno español no lo puede ignorar. En una democracia el siglo XXI en Europa no hacerlo puede crearles una crisis política sin precedentes.

¿Presupone que el Gobierno español tendría que negociar con el catalán el despliegue de una república cuando no fue posible pactar la celebración de un referéndum?

Tendrá que negociar lo que significan los resultados electorales. ¿O es que harán ver que no han pasado estas elecciones? ¡Ellos nos han traído aquí! ¿Qué piensan hacer?

¿El programa electoral de Junts per Catalunya incluirá un referéndum sobre la continuidad de Catalunya en la UE?

Este debate no está ahora mismo sobre la mesa. Es clarísimo que el pueblo catalán siempre ha sido europeísta, pero cuando hablamos de la UE y matizamos que desearíamos tener unas instituciones mejores, esto es positivo. Hay margen de mejora en esta UE tal como la conocemos, desde los refugiados hasta el tratamiento que recibe el caso catalán.

¿La candidatura de Junts per Catalunya es el embrión de un nuevo partido que sustituya el PDECat?

Es el embrión de un grupo parlamentario que espera estar al servicio de la ciudadanía. El único objetivo es ganar las elecciones, contribuir a que el independentismo sea mayoritario el 21- D otra vez y hacer un grupo parlamentario que sea digno de todos los que nos han votado. Ahora mismo es esto.

¿Por qué se esconde que en la candidatura está el PDECat?

No se esconde en absoluto.

En la imagen de la campaña no está en ningún sitio.

El PDECat se puso a disposición del president Puigdemont para lo que necesitara y él tomó una decisión, coherente con el momento excepcional en lo que vivimos, que es hacer una lista unitaria, transversal, y el partido respondió que haría todo lo posible para ayudarle. Esto es lo que hay.

¿Por qué se ha dado usted de baja del PDECat, por discrepancias con la dirección?

Por un asunto personal que no tiene que ver con Junts per Catalunya.

Loading...