Inicio Cataluña Núria Marín no teme que la sentencia afecte al pacto PSC-JxCat en...

Núria Marín no teme que la sentencia afecte al pacto PSC-JxCat en la Diputación de Barcelona

   Pide prudencia en la respuesta al dictamen del Supremo aunque se genere «tensión»

   BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) –

   La presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, ha asegurado que no teme que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O ni la respuesta que impulsen las instituciones catalanas al dictamen ponga en peligro el pacto entre el PSC y JxCat que la llevó a dirigir el órgano supramunicipal.

   «No me preocupa. Lo que nos llevó al pacto fue el municipalismo, el lenguaje que nos une», ha dicho una entrevista de Europa Press en la que ha reconocido la distancia que separa a ambas formaciones en otras cuestiones.

   Concretamente, ha explicado que «en el tema nacional el PSC tiene una posición y JxCat tiene otra totalmente diferente, incluso antagónica, pero, si se ponen en el centro los ayuntamientos y los servicios que desde la Diputación se tienen que realizar», el entendimiento está asegurado.

    «Si ponemos encima de la mesa lo que nos diferencia, probablemente, aquí sí, tendremos problemas y será más complicado en el gobierno de la Diputación», ha reflexionado la presidenta socialista.

   Ha asumido que, a resultas del dictamen del Supremo, «tensión seguramente habrá», pero ha recordado que, en el pasado, hace dos años, se vivieron momentos muy tensos en la sociedad y las instituciones.

   «Es cierto que con el tiempo todo se ha tranquilizado un poco. También las relaciones personales, de amistad, de trabajo y entre las instituciones. Ahora todos estamos prevenidos de que vendrá un momento complicado. Creo que aquella experiencia de hace dos años, probablemente nos ayudará a ver las cosas de forma diferente», ha sostenido.

   Ha puesto a la Diputación y a los ayuntamientos como ejemplo de acuerdo entre distintos colores políticos y ha asumido que los pactos son «más complicados con personas en la cárcel».

   «Esto lo venimos diciendo hace más de dos años y, no es que estemos acostumbrados, pero forma parte de la realidad», por lo que ha pedido esperar a leer la sentencia antes de aventurarse a valorar los efectos de la misma.

   Sobre la respuesta a la sentencia que prepara el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con quien mantuvo el jueves su primera reunión oficial como alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Marín ha dicho que, «depende de qué decisiones se tomen, bien no hará» a Catalunya.

   «Desgraciadamente tenemos una experiencia no muy lejana. Espero que la reacción sea adecuada. Todos somos conscientes de que esta sentencia generará un momento álgido y con cierta tensión, no será neutra (en la sociedad), pero confío en que lo más pronto posible podamos superar esta situación y tirar adelante con máxima normalidad», ha explicado.

   En ese sentido, ha defendido que «la prudencia es una buena cosa, igual que el sentido común, que muchas veces es menos común de lo que parece», y ha pedido tener una actitud racional y cierta tranquilidad para abordar un momento que no prevé sencillo.

   «De todas las experiencias pasadas se tiene que aprender y de esta también hemos aprendido. Espero que no repitamos los errores del pasado», ha razonado.

ELECCIONES Y GOBIERNO DE CONCENTRACIÓN

   Entre las posibilidades que se han barajado como respuesta a la sentencia está la de la convocatoria electoral y Marín cree que «lo deseable es que todas las instituciones pudieran trabajar con los mandatos establecidos de cuatro años», aunque considera que, si el Govern no consigue sacar adelante los Presupuestos, probablemente, en 2020 tenga que convocarlas.

   Sobre un eventual gobierno de concentración, ha dicho que tiene sentido constituir uno pero dependiendo del objetivo: «Si es para tirar adelante Catalunya, los intereses de los catalanes, la economía, etcétera, podemos hablar. Si es para algo que no tiene que ver con lo que tú representas y con lo que tiene que hacer un gobierno, será complicado».