Inicio Cataluña Òmnium pedirá personarse en el TSJC como parte interesada contra la ejecución...

Òmnium pedirá personarse en el TSJC como parte interesada contra la ejecución del 25%

Están preparando la argumentación jurídica y la presentarán la próxima semana

BARCELONA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Òmnium Cultural, Xavier Antich, ha anunciado que pedirán personarse como parte interesada en la causa del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) sobre el 25% de castellano en las aulas, para posicionarse en contra del auto que ha forzado la ejecución del fallo.

En declaraciones este viernes al asistir a la Festa Sambori en Barcelona, ha asegurado que toman esta iniciativa en defensa del conjunto de alumnos y familias de Catalunya, "sin exclusiones e independientemente de su lengua familiar".

Ha defendido que el objetivo es "parar el procedimiento e impugnar la doctrina que impone porcentajes de lenguas en la escuela" que, además, ha calificado de despropósito porque acaba con el modelo de escuela catalana, en sus palabras.

En este sentido, ha avanzado que están preparando una impugnación jurídica "bien argumentada" y que a principios de la próxima semana harán la presentación con toda la argumentación jurídica y detalles.

Para Antich, es necesario agotar todas las vías que tienen al alcance para defender el derecho a la escuela en catalán para todos los alumnos: "La lengua es y debe seguir siendo un elemento vertebrador de esta sociedad, que tenga como objetivo garantizar la cohesión social y la convivencia".

"La estrategia de imponer porcentajes en la escuela lo único que busca es fracturar a la sociedad catalana, atacando y utilizando la lengua y la escuela, y eso no lo permitiremos", ha añadido.

REFORMA DE LA LEY DE POLÍTICA LINGÜÍSTICA

Antich ha reivindicado que la inmersión lingüística y un sistema educativo que tenga el catalán como lengua vehicular principalmente utilizada es "el único modelo que garantiza la igualdad de oportunidades".

Sobre si cree que es útil la reforma de la Ley de Política Lingüística a la hora de reducir los efectos de la sentencia, no se ha pronunciado específicamente, aunque sí que ha pedido "mucha responsabilidad, mirada larga y rigor" así como el máximo consenso posible en torno a la cuestión de la lengua.

Publicidad