Inicio Cataluña Planas sobre reanudar las exportaciones de grano de Ucrania: «Aún es pronto...

Planas sobre reanudar las exportaciones de grano de Ucrania: «Aún es pronto para valorar su alcance»

   Cree que el «problema número uno» de la guerra para el sector alimentario español son los costes energéticos

   BARCELONA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) –

   El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha considerado que «aún es pronto» para valorar el alcance del acuerdo ratificado entre Ucrania y Rusia este viernes para reanudar las exportaciones de grano desde los puertos ucranianos, con el objetivo de abordar la crisis alimentaria que afecta a los países más necesitados.

   «De ahí a poder decir que evitamos la hambruna en África hay un trecho. La volatilidad en los mercados no va a desaparecer de la noche a la mañana», ha avisado en una entrevista en ‘La Vanguardia’ de este lunes recogida por Europa Press, y ha insistido en el restablecimiento del suministro de fertilizantes rusos en los mercados, además de grano ucraniano.

   Ha acusado al presidente de Rusia, Vladimir Putin, de hacer una «venta política» de grano y fertilizantes con la aplicación de una norma de restricción, con la que solo ofrece suministro –a su juicio– a los países amigos.

   «Ucrania ocupa un lugar muy importante en el mercado internacional de cereales. Cuando falla una pieza, toda la cadena internacional se resiente, los precios suben, los mercados se vuelven muy volátiles y todo se desbarata», ha explicado, por lo que ha señalado la cuestión alimentaria como el tercer gran frente de la guerra, junto al militar y al energético.

LEY DE LA CADENA ALIMENTARIA

   Planas ha subrayado que los costes energéticos son «el problema número uno» de la guerra de Ucrania para el sector alimentario español, que ha sustituido la compra de grano ucraniano por otro proveniente de Estados Unidos, Canadá y Brasil.

   Ha sostenido que la Ley de la cadena alimentaria reparte el incremento de los precios de forma más equitativa en todos los eslabones del sector, si bien ha convenido en que la situación no es perfecta: «Viene a ser un pacto de rentas dentro del sector alimentario».

   Ha augurado que los precios de la industria alimentaria se mantendrán en los niveles actuales «al menos hasta final de año» y ha diferenciado el momento actual del 2008, cuando –según él– el ajuste de precios derivado de los costes repercutió principalmente en el productor primario.

   «Los mercados están muy nerviosos, pero España resistirá y el reparto de cargas en la cadena productiva será más justo que en la última crisis económica», ha zanjado.

Publicidad