Puigdemont: “¿Hay suficiente con un 50% de la población para quedarse en España?”

15
Publicado 22/01/2018 16:24:52CET

Dice que Catalunya no saldrá de la UE porque para ello España debería reconocerla como Estado

BARCELONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) –

El candidato de JuntsxCat a presidir la Generalitat, Carles Puigdemont, ha mostrado respeto por los catalanes que rechazan la independencia pero ha dicho que, si un 50% de catalanes no basta para que Catalunya tenga Estado, tampoco debería valer para que no lo sea: “¿Hay suficiente con un 50% de la población para quedarse en España?”.

Lo ha dicho este viernes en una intervención durante el debate que ha protagonizado en la universidad de Ciencias Políticas de Copenhague (Dinamarca), en la que le han preguntado si su manera de hacer es “provocativa”, genera polarización y dificulta de acuerdo.

“No soy provocador, soy periodista. Tengo un estilo de comunicación directa”, ha dicho, y ha emplazado a los asistentes a que estudien sus discursos para ver su compromiso con la paz, con la no violencia y con los derechos fundamentales.

Puigdemont ha subrayado también su respeto por “la otra parte de catalanes que no quieren la independencia” y por los valores de la UE, y asegura que Catalunya no quedará fuera de la Unión.

“La única manera de que los catalanes perdieran la ciudadanía europea es que España reconozca la independencia de Catalunya. Cuando lo haga, en ese momento, no antes, estaremos en riesgo de quedarnos fuera de Europa”, ha argumentado.

Ha añadido que si se da un reconocimiento de independencia por parte del Estado es porque hay un acuerdo que reconoce unas fronteras, por lo que, si hay acuerdo con España, sería “difícil de entender” que la UE no reconociera a Catalunya como Estado miembro.

Ha lamentado que esa negociación con el Estado no se esté produciendo a día de hoy, por lo que no ha puesto sobre la mesa ninguna cesión a su proyecto para dialogar con el Estado porque “el otro lado no reconoce la dignidad” de Catalunya.

REFERENDUM EN TODA ESPAÑA

Como ha sucedido en otras ocasiones, Puigdemont no ha rechazado llegar a plantearse que todos los españoles acaben votando sobre la independencia de Catalunya, pero ha recordado que el Estado no ha hecho en ningún momento esa propuesta: “Podría ser una solución pero no lo ha hecho”.

Ha criticado que, pese a las movilizaciones y elecciones de los últimos años en los que se ha demostrado el crecimiento del independentismo, el Estado no ha hecho una propuesta para Catalunya más allá de la judicial.

“¿Cómo puede ser posible que pueda ganar las elecciones con un programa que incluya celebrar un referéndum de independencia y que estas ideas te lleven a ser presidente pero también a prisión?”, ha cuestionado, y ha afirmado que supone una contradicción que el Gobierno central tiene que abordar.

Ha afirmado que, cuando lo abordó con Rajoy, éste le dijo: “No quiero hablar”; y Puigdemont considera que en democracia no existe el derecho a no discutir.

Ha explicado que el derecho catalán aprobó el derecho a decidir y que, en caso de que La Vall d’Aran (Lleida) quisiera actuar como nación, la reconocerían porque la reconocen como nación: “No sería un drama porque la manera pasa por el diálogo”.