Puigdemont ve igual el secesionismo y la lucha contra ETA

García Albiol (PP): «Lo que ha dicho es una barbaridad y un insulto a los catalanes»

Cualquier forma de utilizar políticamente el dolor de las víctimas de ETA es motivo de una enmienda a la totalidad a los argumentos que se esgrimen. Eso es lo que PSC y PP señalaron, ayer, tras conocer que Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, equiparó la constante y perseverante lucha contra ETA con la insistencia de los independentistas.

En la toma de posesión de los dos nuevos miembros de la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat, el investigado por la Fiscalía Francesc Esteve y Maria Mercè Darnaculleta -que asumieron el cargo jurando «fidelidad a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones catalanas»-, Puigdemont les invitó a no cejar en el objetivo final de la independencia de Cataluña, como no se tiró la toalla en la lucha contra la banda terrorista: «Si no hubiera sido por la persistencia, este combate -contra ETA- no se hubiera ganado», y de la misma manera hoy «estamos más cerca del ideal de justicia ante quien intenta laminarlo porque hemos persistido», en referencia al conflicto secesionista, del que concretó, «en unos años diremos lo mismo: que hemos conseguido lo que el pueblo de Cataluña se ha propuesto porque persistimos, porque no nos resignamos».

«Se le ha ido la cabeza»

La reacción del PSC y el PP no tardó en llegar. Preguntado por estas declaraciones, Xavier García Albiol, presidente del PP catalán, calificó a Puigdemont de «mente pervertida», «mezquindad», «irresponsable», de «insultar a las víctimas» y «no tener nada» en la cabeza, por hacer este tipo de relaciones.

«Me parece una auténtica barbaridad, un insulto al conjunto de catalanes y también a las víctimas de ETA, porque es frivolizar con la muerte de personas que fueron asesinadas por una banda de criminales. (…) Se le ha ido la cabeza, no tiene nada aquí», añadió mientras se señalaba la sien.

Desde el PSC se exigió una disculpa inmediata al presidente autonómico por una comparación «poco afortunada», según señaló Salvador Illa, secretario de Organización de los socialistas catalanes.

Por su parte, en un acto con la plana mayor del Ejército, en Barcelona, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, recordó la «grandeza de la democracia», que a su juicio «está terminando con el terrorismo usando la legalidad».

Loading...