Inicio Cataluña Quim Torra responde a Arrimadas que él no condiciona el diálogo y...

Quim Torra responde a Arrimadas que él no condiciona el diálogo y espera una reunión

Publicado 08/06/2018 13:34:36CET

   Defiende la pancarta “a favor de la democracia, la libertad y los derechos”

   BARCELONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) –

   El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha enviado este viernes una carta a la líder de Cs en el Parlament, Inés Arrimadas, en que le expresa su disposición a reunirse y que él no pone “ninguna condición al diálogo” a diferencia de Cs, que exige retirar la pancarta sobre la libertad de los políticos soberanistas para que la reunión se celebre.

   Torra afirma que la pancarta con un lazo amarillo no es política sino una proclama “a favor de la democracia, la libertad y los derechos de la ciudadanía”, y lamenta que Arrimadas no lo comparta.

   Cree que la gente reclama diálogo y una actitud menos crispada de la clase política, y afirma que él no exige a Cs “que renuncien a su proyecto político para poder establecer un diálogo reposado y respetuoso”.

   Torra responde así a la carta que Arrimadas le envió el jueves reclamándole que retirara la pancarta de la Generalitat para que se produjera su encuentro, previsto para este mismo viernes pero que se suspendió, por lo que el presidente ha acabado iniciando con Miquel Iceta (PSC) su ronda de contactos con los líderes parlamentarios.

   “La espero en el Palau de la Generalitat para poder hablar tranquilamente de cualquier cosa que considere oportuna en el formato que considere oportuno”, añade Torra, y defiende estos encuentros como imprescindibles en un país con dirigentes maduros y responsables, dice.

   También dice que su Govern “será firme en la defensa de los derechos civiles, los derechos humanos y los derechos políticos de la ciudadanía”, y que su mayor preocupación será la radicalidad democrática, por lo que gobernará teniendo en cuenta lo que decida el pueblo de Catalunya.

   “La democracia no es tan sólo el respeto a la ley, sino sobre todo que las leyes sean respetuosas con la voluntad de la ciudadanía”, reflexiona, y añade que es responsabilidad de los gobernantes adecuar la legislación a esta voluntad.