Rufián: ‘Pasarán cosas al día siguiente, gane el sí o gane el no’

Sus oficinas en el Congreso de los Diputados (las de ERC) no están en el edificio de los leones ni en el contiguo, sino en la acera de enfrente de la Carrera de San Jerónimo, como si ya estuvieran alejándose del Parlamento español que prometen abandonar en cuanto Catalunya declare la independencia. Allí, el despacho de Gabriel Rufián Romero (Santa Coloma de Gramanet, 1982), coportavoz de Esquerra Republicana, es angosto y abarrotado de papeles… desorden por el que se excusa antes de empezar la entrevista.

El enfant terrible de las Cortes es mucho más afable y apacible de lo que aparenta en sus intervenciones desde la tribuna de oradores de la Cámara o cuando llamó “gánster” al exdirector de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, al interrogarlo en la comisión de investigación del Congreso sobre la brigada política del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz que desveló Público al difundir las grabaciones en su despacho oficial.

Así que lo mejor es no andarse con rodeos:

¿Cuándo se va a producir finalmente el choque de trenes entre el Estado y Catalunya?

Nosotros, después de esta Gestapo española que estamos investigando en esta comisión, que seguramente será cerrada, entendemos que su “operación diálogo” no es más que micrófonos en despachos, policía o brigadas patrióticas, amenazas, titulares, sentencias, inhabilitaciones… esa es la operación diálogo. A nosotros nos sorprende, porque casi es un insulto a la inteligencia. Cuando nos dicen: “Es que no queréis dialogar”. Bueno, es que nos inhabilitan. Ése es el diálogo del Estado español… Dicho esto, pues el choque de trenes desgraciadamente vendrá cuando el Parlament de Catalunya, a tenor de las mayorías absolutas que tiene, empiece a aprobar leyes de desconexión, de independencia… En definitiva, cuando el Parlament apruebe o cree el nuevo marco legal catalán, bajo el que estará el referéndum de autodeterminación.

¿Se están descolgando los comunes [los de Catalunya en Comú, de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau] del último acelerón soberanista hacia el referéndum y la independencia?

“Agradecemos enormemente la valentía que está demostrando Albano Dante Fachín, el representante de Podemos en la coalición En Comú”

Los comunes no es que se hayan descolgado, es que nunca se habían colgado. Hay como un mantra de que Podemos nos ayuda y que está con nosotros, y es al revés: la marca blanca de Podemos en Catalunya es Catalunya Sí Que Es Pot [candidatura formada por ICV, EUiA, Podemos y Equo] y entre [Lluís] Rabell y [Joan] Coscubiela se han alineado con el unionismo más reaccionario. De hecho es gente que, juntamente con PP y con Ciudadanos, piden que vayamos a comisiones de investigación por cosas que decimos en actos, ¿no? Cosa que sorprende, sobre todo en diputados aparentemente de izquierdas como Rabell y Coscubiela… Nosotros agradecemos enormemente la valentía que está demostrando Albano Dante Fachín, el representante de Podemos en esa coalición En Comú, y no nos sorprende lo de la cúpula de los comunes. Nos consta que la cúpula de los comunes no hará absolutamente nada por ayudar… simplemente porque no lideran…

¿Por ‘la cúpula de los comunes’ te refieres a Ada Colau y su equipo?

Colau, [Xavier] Domènech… Sí, sí, no harán absolutamente nada. Hay una frase que creo que lo define muy bien y que dice gente mayor que yo, que es: “Si todos aquellos que dicen hoy que corrieron frente a los grises [la Policía Nacional del Franquismo] hubieran corrido delante de los grises, habríamos ganado”. Estamos convencidos de que toda esta gente dirá al día siguiente: “Sí, ganamos”, y que eran independentistas de toda la vida. Pero no harán nada por ayudar. Y lo digo con pesar, desde la experiencia y después de conocer a las personas.

¿Crees que es posible que salga adelante el procès de independencia?

A nosotros –y lo digo con respeto y con afinidad– nos da igual lo que pueda llegar a decir Colau. Nosotros interpelamos a sus votantes y estamos absolutamente convencidos –y no lo digo yo, lo dicen las encuestas– de que la gran mayoría de los votantes de los comunes son autodeterministas… Es gente que quiere votar en un referéndum [de autodeterminación]. Quiere votar que y quiere votar que no, que es otra postura tan legítima como la del . En cambio su cúpula no se posiciona, simplemente porque juegan un poco a ese equilibrio, a ver qué pasa. Y nosotros estamos convencidos de que si el 80% de los catalanes quieren votar, pues votarán… tanto los del como los del no, que también son demócratas, claro.

Pero si se produce otro 9-N, va a ser poco homologable… Con la resistencia activa de todas las instituciones del Estado español, va a ser muy difícil poder votar, ¿no?

“La diferencia con el 9-N es que pasarán cosas al día siguiente gane el sí o gane el no”

Las diferencias con respecto al 9-N son obvias: primero, hay una mayoría independentista total y absoluta en el Parlament de Catalunya, y eso puede parecer una anécdota pero no pasaba el 9-N. Segundo, existe un Gobierno decidido a iniciarlo y a terminarlo, con Puigdemont y Junqueras, y eso no pasaba el 9-N. Y tercero –aunque eso sí que pasaba el 9-N–, guste más o guste menos hay centenares de miles de personas en la calle pidiendo votar. Y a esa gente les puedes decir que la Constitución o que la legalidad o que los jueces… pero es imparable. También es preciso recordar que el Parlament de Catalunya aprobará leyes que conformarán una legalidad que permitirá votar con todas las garantías. La diferencia con el 9-N es que pasarán cosas al día siguiente. Gane el o gane el no.

¿Qué pasará al día siguiente?

Lo que no pasará es que se fraccione la Tierra o deje de salir el Sol o lleguen las siete plagas bíblicas. Si gana el , se iniciará el proceso de autodeterminación de Catalunya con unas elecciones constituyentes. Y si gana el no, pues habrá unas elecciones autonómicas. Pura democracia.

¿Son las autonómicas una alternativa en el caso de que se tomen medidas coactivas que impidan un referéndum en condiciones?

El que crea que no se va a hacer el referéndum, o el que tenga miedo de que no se vaya a hacer, que espere a dentro de tres o cuatro meses.

Pero la propia Soraya Sáenz de Santamaría, que era la que tenía que dialogar con el Govern para encontrar una salida negociada, ha dicho que se tomarán medidas drásticas para impedir que se vote…

Pues nosotros le damos la bienvenida. A ver si así se dan cuenta de que tenemos un Estado en contra. Ya llevamos cuatro o cinco años despertándonos cada mañana con titulares, con editoriales, con amenazas, con inhabilitaciones… A nosotros nos han inhabilitado a políticos simplemente por ser independentistas: tenemos un compañero que no tiene absolutamente nada que ver conmigo a nivel ideológico, como el señor [Francesc] Homs [exconseller de Convergència], que han inhabilitado; que no puede estar aquí simplemente porque dio el OK al 9-N. Aquí podría estar por ejemplo el asesino de Guillem Agulló [independentista valenciano asesinado en 1993 por jóvenes fascistas que hoy dirigen el partido ultraderechista Alianza Nacional]. Podría estar aquí, en el Congreso. No pasaría nada. En cambio, Francesc Homs no puede estar. Yo creo que eso es una anomalía a la que nos hemos acostumbrado…

“La pregunta no es tanto qué haremos nosotros sino qué va a hacer el Estado español para evitarlo”

Todos nos preguntan: “¿Y qué vais a hacer?” Al final la pregunta no es tanto qué haremos nosotros sino qué va a hacer el Estado español, a través de Soraya o de quien sea, para evitarlo. A mí me resultaría mucho más interesante que estuviera aquí Soraya para explicar cómo lo va a hacer para evitar… Lo que sí que entendemos, y somos muy conscientes, y casi es dramático, es que Carme Forcadell será inhabilitada, y Oriol Junqueras será inhabilitado… gran parte del Parlament de Catalunya será inhabilitado. Tendremos editoriales, tendremos amenazas, tendremos tertulias en todas las teles posibles… Pero con todo y con eso, la gente sigue queriendo votar. Ése es otro de los mantras que sorprende mucho aquí, en Madrid, y que seguramente no es gratuito: cuando quieren hacer ver que esto es de un partido, que esto es de un político. Yo recuerdo casi con simpatía cuando decían que Pujol era independentista. Pujol es un tipo que pactó con Felipe González y luego con Aznar y fue autonomista toda su vida… ¡Incluso llegó a ser español del año! Y también sorprende cuando decían que todo esto iba de Mas. Que era una enfermedad de Mas. O ahora cuando dicen que todo esto es una enfermedad de Puigdemont. Que vayan a la Diada y vean la cantidad de gente que sale a la calle. O la que hay cada semana en cualquier acto. Supongo que son mantras que según en qué teles y medios venden mucho.

Bueno, quizá los mayores generadores de independentistas son los que toman esas medidas coercitivas, amenazas e inhabilitaciones.

Yo no lo digo con alegría, pero el PP, Rajoy, Soraya, el Tribunal Constitucional, los medios afines… hacen lo que hacen porque así ganan elecciones. Rajoy lleva a Carme Forcadell [presidenta del Parlament] a un juzgado para que la inhabiliten porque así gana elecciones. Ése es el principal encontronazo que tenemos con los compañeros de Podemos o de los comunes. Ellos ignoran o quieren ignorar el hecho de que el PP gana elecciones haciendo lo que hace. Y nosotros les decimos que nos sabe muy mal, pero es así. De hecho, Núñez Feijóo [líder del PP en Galicia], por ejemplo, comparó el independentismo con la ETA. Consecuencia: mayoría absoluta. Susana Díaz [presidenta andaluza, del PSOE] ha sido durante mucho tiempo el mirlo blanco de la izquierda española y comparó el independentismo con los robos. Miguel Ángel Rodríguez [exportavoz del Gobierno de Aznar], ayer, comparó el independentismo con violaciones a su hija. ¿Consecuencias? Cero. Y hacen lo que hacen porque así ganan elecciones. Y repito, no lo digo con alegría.

También es porque el sistema electoral prima los votos en zonas rurales, en provincias despobladas… Pero el PP ha perdido gran parte de su fuerza política en muchas grandes comunidades, como Catalunya, Valencia, Euskadi, Aragón…

La única amenaza para el régimen del 78, la verdadera moción de censura a Rajoy, es el referéndum catalán de autodeterminación. Esa es la única derrota que tiene Rajoy en el horizonte

Me encantaría creerlo, pero opino radicalmente en contra de ese diagnóstico. De hecho, hay un mapa muy significativo después de las últimas elecciones que es todo azul, todo azul, excepto Euskal Herría y Catalunya. Me encantaría creer que el PP está perdiendo, que está de capa caída. Pero aunque hagamos esa ciencia ficción, ¿acaso el PSOE es diferente con respecto a Catalunya? No lo es. De hecho, tenemos a insignes líderes del PSOE diciendo auténticas barbaridades de lo que estamos haciendo en Catalunya, que es simplemente que la gente vote. Y donde no llegue el PP y no llegue el PSOE, llegará Ciudadanos. Que no está de capa caída. Ojalá lo estuviera. Y donde no lleguen estos tres, llegará el Tribunal Constitucional. Yo creo que la única amenaza para el régimen del 78, la moción de censura real a Rajoy, somos nosotros, es el referéndum de autodeterminación en Catalunya. Esa es la única derrota que tiene Rajoy en el horizonte. De hecho, convocarlo, gane quien gane, ya será una derrota para Rajoy. Es la verdadera moción de censura al PP.

Después de lo ocurrido judicialmente tras el 9-N, ¿puede haber muchos funcionarios catalanes que tengan temor a participar en la organización y ejecución del referéndum por las consecuencias que puede tener para sus puestos y sus carreras profesionales?

La verdad es que no he llamado a todos y cada uno de los funcionarios de Catalunya, pero creo que le tienen mucho más miedo a Rajoy que a una urna. Al final, repito, se trata de votar. Creemos que, hasta el final, los políticos catalanes tenemos que asumir las consecuencias de todo este proceso y proteger, o dejar de lado incluso, a la parte más débil, que son los funcionarios, el cuerpo funcionarial. A todos, incluidos los Mossos d’Escuadra. Pero si gana el referéndum, se crea otra legalidad, otro status quo y, como cualquier proceso de autodeterminación en la historia contemporánea de la Unión Europea (porque ha pasado más veces y no pasaba nada), entonces el cuerpo funcionarial dependerá de la legislación catalana.

Sí, claro, temen más a Rajoy que a la urna, por supuesto, lo que temen son las represalias que pueden sufrir.

Me refiero a que hay una cantinela en Madrid de que “queréis poner en peligro a los funcionarios”. Los peligros para los funcionarios son los recortes que hay… de todas las administraciones, no sólo de la central.

¿Cómo se puede poner en marcha, en la práctica, esa consulta popular, si la Administración central toma todo tipo de medidas coercitivas para impedirlo?

Repito: En el Parlament de Catalunya, de los 135 diputados, 72 están a favor de que la gente pueda llegar a votar en el próximo otoño. Si gana el en el referéndum, se creará una nueva legalidad.

¿Pero se podrá homologar el resultado del referéndum si no se puede efectuar con todas las garantías?

“Nuestra última garantía es la deuda que tiene encima el Estado español, del 100% del PIB y estará muy interesada en entenderse con Catalunya el día después”

Nosotros no esperamos nada del Estado español. Pero España debe el 100% de su PIB y estará muy interesada el día después [del referéndum] en entenderse con Catalunya. Es nuestra última garantía. La deuda que tiene encima el Estado español. Y también apelamos continuamente a entidades supranacionales. Europa está atendiendo cada vez más a lo que está sucediendo, sobre todo después de esta violencia y esta ofensiva judicial del Estado español. Nos consta que cada vez hay más y más voces que no acaban de entender no solamente la persecución política o judicial a políticos, sino también el hecho de que la gente no pueda votar. Ha habido casos muy recientes en los que las poblaciones han podido votar. De hecho, procesos electorales de referéndum por parte de dirigentes muy conservadores, como David Cameron [expremier británico que convocó la consulta en Escocia], que es poco sospechoso de ser antisistema.

Bueno… en Reino Unido no hay Constitución y aquí sí…

A mí me sorprende y me alegra que ahora haya tantos constitucionalistas. Un montón que se acuerda un mogollón de según qué artículos cuando han estado obviando y violando directamente esa Constitución de forma reiterada en los últimos cuarenta años, como el artículo 47, el 128 o el propio Artículo 135 que cambiaron en una reunión de una noche. Nos parece un ejercicio de hipocresía absoluto que ahora se acuerden tanto de la Constitución que otras veces no les ha servido para nada.

Según los sondeos, una gran mayoría de los catalanes quiere votar, pero el resultado lo dan muy igualado. Con las últimas presiones y advertencias más duras desde el Gobierno, además de la última intervención de Pedro Sánchez apoyando al Ejecutivo, ¿podría inclinarse una balanza tan igualada?

Estamos hablando de un partido, el PP, que es el último en las encuestas en Catalunya; de Ciudadanos, que está en el rango del penúltimo, y el PSOE está ocupando un espacio cada vez más secundario a través de su marca blanca, el PSC. Si el PSC sigue alineado con el unionismo más reaccionario, irá perdiendo cada vez más apoyo. No lo digo yo, lo dicen los sondeos. Sorprende porque hace cuatro o cinco años sus líderes, en este caso Pere Navarro, sí que decían de forma abierta que había que hacer un referéndum porque era la mejor forma de solucionar la disputa territorial o nacional. En cambio, ahora dicen lo contrario. La victoria de Pedro Sánchez creo que ha sido mejor recibida por sectores de Podemos en el Congreso que por la población de Catalunya.

“La diferencia entre Sánchez y Susana Díaz es que Sánchez es más guapo, más simpático”

Nos sorprende cuando alguno de los compañeros de Podemos nos dice: “Ahora, con Sánchez, todo cambiará”. La experiencia que tenemos con él es muy negativa. Ya renunció a gobernar su país porque se negó a hablar de urnas en Catalunya. Se negaba a hablar de la nación catalana. Ahora, porque se haya puesto una chupa, en vez de una americana –igual que hacía Felipe González con la de pana– la gente ¿cómo puede creer que todo va a cambiar? La diferencia entre Sánchez y Susana Díaz es que Sánchez es más guapo, más simpático.

Pero ahora habla de una “nación de naciones”.

Sí, perdió la secretaria general y se puso a hablar de eso, pero en la reunión que nosotros tuvimos con él se negó a hablar de una nación catalana.

Eso fue antes de las primarias…

Sí, hace unos ocho meses. Ojalá ahora cambiado y sea una especie de Gramsci, de federalista asimétrico, pero creo que no. Ojalá me equivoque.

¿El federalismo asimétrico sería compatible con vuestra idea de una república catalana?

“Yo también lo hago por los republicanos a los que hace 80 años les robaron un país”

Decía Castelao una frase con la que me siento muy identificado: “Yo era federalista hasta que me di cuenta de que no había nadie que se quisiera federar conmigo”. A mí me encanta la ciencia-ficción, me encanta Blade Runner, Alien… pero creo que en esta España el federalismo está muy lejos de alcanzarse. De hecho, creo que la única ruptura con el régimen del 78, la única posibilidad de que España sea un país de países real, de confederaciones, es que Catalunya pueda llegar a votar. Muchos de nosotros también lo hacemos por Andalucía, por Galicia, por Euskal Herría, por els Països Catalans… Esa idea un poco perversa de que nosotros somos unos egoístas y que pasamos de todo… Pues no, yo también lo hago por los republicanos a los que hace 80 años les robaron un país.

¿Os sentís cómodos en vuestra alianza con una Convergència que tiene un historial de corrupción?

Nos sentimos igual de cómodos que Colau con [Jaume] Collboni [líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona], que [Mónica] Oltra [de Compromís, vicepresidenta de la Generalitat valenciana] con Ximo Puig [presidente valenciano, del PSPV], que tantos ayuntamientos y tantas comunidades autónomas de Podemos con el PSOE. Nos sorprende que en Podemos sean más benevolentes con el PSOE que con el pueblo de Catalunya. El marco mental es muy perverso: con el PSOE, sí, pero con Convergència, no. En España, sí, pero en Catalunya, no. El independentismo es el 3%, es Pujol y son las sedes embargadas. Pero, en cambio, yo no tengo nada que ver ni con Narcís Serra [ex ministro socialista que dirigió la hundida Caixa Catalunya], ni con los EREs ni con Chaves y Griñán [expresidentes andaluces socialistas imputados en ese caso].

“Sin el votante que no ha robado en su vida pero que de forma lícita vota al PDeCAT, el nuevo partido de Convergència, no se gana”

Nosotros respetamos enormemente a los ayuntamientos del cambio, los de Podemos, los de los comunes, que son con el PSOE. La pregunta es por qué a nosotros nos invalidan porque vamos con un espacio social, político y parlamentario imprescindible para ganar como es el PDeCAT, igual que ellos van con un espacio imprescindible para ganar como es el PSOE. A mí no me gusta todo lo que pasa en el Parlament de Catalunya pero estoy convencido de que a [Pablo] Iglesias no le gusta todo lo que pasa en el Ayuntamiento de Barcelona. Entendemos que son procesos de cambio, o de ruptura. Podemos tiene una vía que creo que es más lenta que la nuestra pero también comprende que tiene que tener aliados con un pasado complicado porque sin ellos no se gana. Hay que pensar en el votante, también. Sin el votante, el señor o señora que no ha robado en su vida pero que de forma lícita vota al espacio del PDeCAT, el nuevo partido de Convergència, no se gana. Igual que entiende seguramente Colau que sin lo que representa el espacio electoral del PSOE en Barcelona, no se gana. Lo que nos sorprende es que en todas las entrevistas a nosotros nos terminan preguntando por Pujol, y a Colau nadie le pregunta por Narcís Serra.

El fiscal del caso Palau acaba de afirmar que se usa la bandera para justificar cualquier atropello con la cartera…

Sí, igual que la gente que lleva una pulserita de España y tributa en Panamá…

Mal de muchos…

“He dicho antes que Pujol es lo peor que le ha pasado a la política catalana, junto con Ciudadanos. Los que nos quieren vincular con Pujol demuestran una enorme miopía social y política”

A nosotros nos encantaría que… Yo lo he dicho antes: Pujol es lo peor que le ha pasado a la política catalana, junto con Ciudadanos. Aquellos que nos quieren vincular con Pujol demuestran una enorme miopía social y política con respecto a Catalunya. ¿Por qué no tienen tantas portadas los EREs de Chaves y Griñán? ¿Por qué a Iglesias nadie le pregunta por ellos? ¿Yo qué tengo que ver con [Lluís] Prenafeta [secretario de la Presidencia con Pujol y hoy imputado en el caso Pretoria] y con [Fèlix] Millet [expresidente de la Fundación del Palau]? Millet es un señor que es miembro honorífico de la FAES [fundación que preside Aznar]. ¿Qué tiene que ver Millet con el independentismo catalán?

CiU nunca fue independentista. ¿Abrazaron el independentismo cuando vieron que se desmoronaba todo su tinglado?

Eso es un mantra unionista. Al que crea eso, le invito a que venga a Catalunya y se quede un ratito. Guste o no, Convergència ya no es lo que era. Los líderes han cambiado, el partido ha cambiado, el nombre ha cambiado, incluso el discurso a cambiado. Nosotros damos la bienvenida a ese cambio, pero cualquiera que tenga que dar explicaciones frente a un juez, que las dé. Por nosotros no será. ERC ha votado a favor de que en el caso Palau todo el mundo dé explicaciones. Desde Madrid se quieren vincular mucho los casos de corrupción con el independentismo y no tienen nada que ver. Como ya he dicho muchas veces, a algunos les pillará la independencia de Catalunya hablando de Pujol. Que sigan hablando de eso. Y ojalá algún día el PSOE, que tanto pacta con Podemos y a ellos no les preguntan por el PSOE, emprenda este proceso de cambio que está experimentando Convergència.

¿Cree que CDC está transformándose en un partido diferente de lo que era?

No lo digo yo. Lo dice la realidad. ¿Hace unos años sabías quién era Carles Puigdemont? ¿Marta Pascal, lo sabías?

Precisamente las inhabilitaciones hacen que surjan alternativas cuanto menos conocidas mejor…

A mí me hace gracia que ahora que Pedro Sánchez ha vuelto a la secretaría general del PSOE se diga que ese partido ha cambiado y hay un nuevo PSOE. Mientras que en el PDeCAT que hayan cambiado los líderes y hasta el nombre, nada: “Son los mismos”. Hay que ser un poco ecuánimes.

Algunos partidos tienen las sedes embargadas y otros no…

“Si un proceso de autodeterminación se tiene que deslegitimar porque un partido tiene sedes embargadas por su actividad de gobierno durante veintipico años… España debería ser desmantelada”

El PSOE también tiene sedes embargadas… De hecho el caso de corrupción más bestia, repito: más bestia de la historia contemporánea europea son los EREs de Andalucía. Pero igual son cosas mías. Pero se habla poco de eso y mucho del Palau. Y nosotros estamos encantados de que se hable del Palau y que todos tengan que dar explicaciones, sin ningún problema. Ojalá, en España algún día se llegue a ese punto. Pero si un proceso de autodeterminación y un camino a la independencia se tiene que deslegitimar porque un partido tiene sedes embargadas por su actividad de gobierno durante los últimos veintipico años… España debería ser desmantelada.

Si se acaba por hacer una declaración unilateral de independencia, ¿os retiraréis del Congreso de los Diputados?

Hago una enmienda a la totalidad. Decía Anguita: “Programa, programa, programa”. Nosotros decimos: “Referéndum, referéndum, referéndum”. No habrá caos ni una invasión zombi ni nada de eso. Lo que queremos es que la gente vote. Y hemos hecho una promesa electoral: si gana el a la independencia en las urnas, nosotros nos marcharíamos del Congreso de los Diputados. Y, claro, después tendría que haber una representación catalana en Madrid, igual que la hay en Bruselas. No pasa absolutamente nada.

¿Quieres decir que no habrá declaración unilateral de independencia?

Nosotros hasta el último minuto intentaremos pactar con el Gobierno del Estado español… que da pocas explicaciones. Nosotros damos muchas. A lo que no renunciaremos en ningún caso es al referéndum de autodeterminación. No hay un Plan B, como parece que se está sugiriendo aquí.

Pero allí también se plantea otra alternativa al referéndum: si al final salen los tanques a la calle y no se puede votar…

“Los tanques son los medios de comunicación”

Los tanques son los medios de comunicación. Según qué mantras, qué marcos mentales… que veinticuatro horas al día se esté diciendo en todas las televisiones que nosotros nos comemos a los bebés por las mañanas y cosas así… La cuestión es que lo que se ha dicho en Catalunya alguna vez es que hay una mayoría que da pie a aprobar un montón de cosas, igual que aquí la hay. A mí no me gusta que aquí haya una mayoría en el Congreso como la que hay: de facto, una mayoría PP/PSOE/Ciudadanos. No me gusta. Pero es lo que hay. Y en el Parlament de Catalunya hay otra mayoría, y ésa da pie a que se puedan aprobar todas las leyes que haga falta.

Loading...