Inicio Cataluña Rull cree que las condiciones para el diálogo «no están», tras la...

Rull cree que las condiciones para el diálogo «no están», tras la suspensión del tercer grado

   BARCELONA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) –

   El exconseller Josep Rull, condenado por el referéndum del 1-O, ha asegurado que las condiciones para el diálogo con el Gobierno «no están», tras la suspensión este martes del tercer grado a cinco de los presos independentistas: el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart; el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y los exconsellers Joaquim Forn y Raül Romeva .

   En una entrevista en Catalunya Ràdio este miércoles recogida por Europa Press, Rull ha calificado de complicada e insólita la situación, que considera que «empeora más las cosas» y ha criticado que el Gobierno no ha hecho nada, en sus palabras.

   «Cuando haya una mesa siempre la aprovecharemos, pero debe haber unas condiciones. Las condiciones no están», ha reprochado el exconseller, que ha añadido que de un momento a otro saldrá el escrito de Fiscalía que suspenda su tercer grado y el del resto de los presos soberanistas.

   «La jueza será rápida. Cada minuto fuera lo estamos aprovechando como podemos. Podría ser hoy o mañana», ha apuntado Rull, que ha criticado que se someta a sus familias a esta incertidumbre y que el escrito de la Fiscalía pida, según él, que cambien sus ideas y su manera de pensar.

   Rull ha sostenido que el problema no solo lo tienen los políticos independentistas, «el problema lo tiene la democracia española», y ha defendido que la petición de la Fiscalía debería ofender a cualquier demócrata, tras lo que ha criticado que el Gobierno no haga absolutamente nada, en sus palabras.

   También ha criticado que la interlocutoria sobre el 100.2 de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell «ha cambiado todo el derecho penitenciario» y será más difícil conseguir este derecho penitenciaro para cualquier otro preso.

   «Parece que dicen en Madrid, en el Madrid político, que Marchena ha sido demasiado blando con la sentencia, que nos tendrían que haber condenado por rebelión, y que el Supremo fue demasiado timorato», ha asegurado Rull, que ha acusado al tribunal de querer revertir esta imagen con temas de derechos penitenciarios.