Inicio Cataluña Seis de cada diez estudiantes catalanes entran en su primera opción de...

Seis de cada diez estudiantes catalanes entran en su primera opción de grado universitario

   Han realizado la preinscripción universitaria 56.000 alumnos

   BARCELONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) –

   Casi seis de cada diez estudiantes catalanes, un 58,11% de los preinscritos en las universidades públicas catalanas y la Universitat de Vic-Central de Catalunya, han logrado la asignación de plaza en la opción que habían elegido como primera preferencia.

   Lo han explicado en rueda de prensa el secretario general del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), Josep Ribas, el jefe de la Oficina de Acceso a la Universidad, Jesús Maria Prujà, y la coordinadora de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), Pilar Gómez, que han señalado que es una cifra similar al curso anterior, cuando fue el 61,01%.

   Un total de 56.529 estudiantes se han preinscrito en la convocatoria de junio, de los que 44.918, un 79,46% –el 81,16% en 2020–, tienen asignada una plaza, y 26.100, un 58,11% –el 61,01% en 2020–, han obtenido plaza en la primera opción elegida.

   De los 56.529 preinscritos, un total de 50.995 proceden de las PAU y ciclos formativos de grado superior, 3.229 de alumnos de las PAU y ciclos formativos con estudios universitarios iniciados, 1.471 de titulados universitarios y 834 que han superado las pruebas para alumnos de más de 25 y 45 años.

   Del total de solicitantes, 14.527 estudiantes son de fuera de Catalunya, un 25,7% del total: 9.819 proceden del resto de España –el año pasado 8.961– y 4.708 de nacionalidad extranjera -el año anterior 4.553–.

   Ribas ha destacado la normalidad con la que se han desarrollado las PAU y el proceso de preinscripción, y ha dicho que el comportamiento en la asignación de plazas está «estabilizado» en los últimos años.

PAU Y LENGUA

   Un 96,92% de los alumnos presentados a la fase general de las PAU aprobaron, según los datos definitivos, alcanzando una nota media de acceso de 7,323.

   Ribas ha señalado, tras el auto del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que ordenó ofrecer a cada alumno elegir si quería los enunciados del examen en catalán, castellano o aranés, que «en ningún caso» se ha superado el 5% de los examenes entregados en castellano, en la línea de los últimos años.

   Ha recordado que la Generalitat actuó, tras el fallo judicial, reforzando la información para garantizar una opción que «se ha respetado toda la vida», y que de cara a los exámenes de septiembre están estudiando medidas.

Publicidad