Inicio Cataluña Unos 400 alcaldes catalanes piden un juicio «imparcial» y la libertad de...

Unos 400 alcaldes catalanes piden un juicio «imparcial» y la libertad de los presos

Publicado 10/02/2019 13:37:45CET

   En el acto en el Ayuntamiento de Barcelona participan alcaldes del PDeCAT, ERC, CUP, comuns y PSC

   BARCELONA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) –

   Unos 400 alcaldes catalanes han pedido este domingo que el juicio sobre el proceso soberanista que comenzará el martes sea «justo e imparcial», y la libertad inmediata de los presos soberanistas para que puedan asistir en libertad al juicio del Tribunal Supremo (TS).

   Así lo reclama el manifiesto leído durante el acto ‘Libertad, justicia y democracia’, que se ha celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona y ha organizado la Associació Catalana de Municipis (ACM) en colaboración con el consistorio.

   El manifiesto ha sido leído por seis alcaldes en representación de diferentes formaciones políticas: el alcalde de Les (Lleida), Emilio Medan (Unitat d’Aran-PSC); de Cercs (Barcelona), Jesús Calderer (Demòcrates); de Mieres (Girona), Enric Domènech (CUP); de Montcada i Reixach, Laura Campos (CatComú); de Tortosa (Tarragona); Meritxell Roigé (PDeCAT), y de Cambrils (Tarragona), Camí Mendoza (ERC).

   También han exigido el «respeto a los derechos fundamentales como son el derecho de reunión y manifestación, el derecho de participación política y la libertad de expresión y de información».

   El manifiesto expresa su apoyo a todos los dirigentes políticos y sociales «perseguidos con acusaciones infundadas» y a sus familias, y reivindica que poner urnas no es ningún delito.

   Asimismo, defienden la necesidad de «una solución política y democrática al conflicto entre Catalunya y España a través del diálogo sin condiciones», y manifiestan el compromiso del mundo local para garantizar el ejercicio de los derechos y libertades de la ciudadania, y el derecho a decidir el futuro de Catalunya.

   Y llaman a la ciudadanía catalana y de toda España a responder «de una manera pacífica y firme en defensa de los valores democráticos amenazados y el ejercicio de los derechos fundamentales».

«GRAVE VULNERACIÓN DE DERECHOS»

   Consideran que tras el 1-O el Estado ha tomado medidas excepcionales como la aplicación del 155 y la «aplicación forzosa y desproporcionada del derecho penal», y alerta de que estas medidas afectan a los derechos fundamentales y las libertades de la ciudadanía.

   Así, critican que el encarcelamiento de los presos soberanistas y las acciones penales iniciadas contra alcaldes «representa una grave vulneración de los derechos y las libertades de la ciudadanía».

   Según el manifiesto, estas acciones penales han vulnerado varios derechos, como el de la defensa, el de la legalidad penal, a la imparcialidad judicial, el de participación política, de libertad de expresión, y el de reunión y manifestación, entre otros.

   «Todo apunta a que con estos procedimientos judiciales se buscan castigos ejemplarizantes y un efecto disuasorio de determinadas posiciones políticas en el futuro», añade, y afirma que hay una voluntad de venganza.

   Además, ven las acusaciones contra los dirigentes independentistas procesados «infundadas y claramente desproporcionadas», y sostienen que esto se enmarca en un retroceso en el Estado de derecho.