Inicio Cataluña Vilalta rechaza «supeditar» las decisiones de ERC en el Congreso a la...

Vilalta rechaza «supeditar» las decisiones de ERC en el Congreso a la coordinación independentista

   Recuerda los resultados electorales obtenidos y que se deben a un programa por el que se les votó

   BARCELONA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) –

   La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha rechazado que las decisiones de los republicanos en el Congreso y el Senado se puedan «supeditar» a la coordinación de los partidos independentistas en las Cortes, tal y como pide Junts.

   Lo ha dicho en una entrevista de Europa Press, al ser preguntada por una de las demandas que sitúa Junts para desencallar la investidura del candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès.

   La formación de Carles Puigdemont pide pactar la unidad de acción de todos los partidos independentistas en el Congreso y el Senado para que siempre actúen conjuntamente y evitar episodios como el de la investidura de Pedro Sánchez o los Presupuestos Generales del Estado, que contaron con el aval de ERC pero que Junts rechazó.

   Vilalta ha sostenido que la coordinación entre los partidos independentistas siempre es buena, tanto en el Congreso y el Senado, como en el Parlamento Europeo y la Cámara catalana, pero que esto no se puede traducir en que cada partido no pueda tomar sus propias decisiones.

   «¿Apostamos por la coordinación? Sí. ¿Para que haya unidad de acción en aquello que nos ponemos de acuerdo o en aquello que podamos consensuar? Evidentemente, seguro que será mejor que no que cada uno haga la suya. ¿Esto quiere decir supeditar las decisiones de cada grupo político en las diferentes cámaras, también en el Congreso? No, supeditarlo, no. Cada uno debe respetar las dinámicas internas y el mandato de las urnas», ha subrayado.

   Vilalta ha señalado que las elecciones generales dieron unas «mayorías» y que a esos comicios cada formación se presentó con un programa electoral propio, de manera que considera que la acción política de cada uno se debe a ese programa y a la gente que los votó.

   En esas elecciones, ERC obtuvo 13 escaños en el Congreso, siendo el vencedor de los comicios en Catalunya, mientras que Junts obtuvo ocho –aunque tras la ruptura con el PDeCAT, el partido de Puigdemont se ha quedado con cuatro diputados–, y la CUP dos.

   Ante este escenario, ha defendido la necesidad de encontrar un «equilibrio» entre la coordinación entre los partidos independentistas y las decisiones internas de cada formación.

   Para ella, los partidos independentistas deben coordinarse y actuar de manera conjunta siempre que sea posible en el Congreso y el Senado pero respetando la diversidad del independentismo: «Hay distintas organizaciones que tenemos propios matices, nuestras propias opiniones e incluso estrategias un poco distintas».

   «Debemos encontrar el equilibrio entre la coordinación necesaria, pero también con respeto a las dinámicas internas de cada organización y a la estrategia propia o a aquello que defendamos cada organización política y que no es siempre coincidente al 100%», ha razonado.