Adiós a Mario Acosta, un prolífico periodista político

Un paro cardiaco apagó la vida y el frenético sentido del humor del periodista y empresario Mario Acosta, quien falleció en la madrugada del martes, en Cartagena, a los 86 años.

Acosta fue un prolífico periodista político y pionero en la producción de noticieros para televisión. De hecho, el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) le había rendido a este comunicador nacido en Itagüí (Antioquia) un homenaje como uno de los pioneros de la televisión colombiana.

“Fue una muerte hermosa, de ángel; la noche anterior me pidió que meditáramos y yo le puse las manos en el pecho y la frente… nos dimos cuenta de que se había ido ya en la madrugada”, cuenta su esposa, Doris Méndez, desde un apartamento frente al mar Caribe, donde Acosta pasó el último año de su vida por recomendación médica.

Mario Acosta fundó la revista Semilla en su pueblo natal. Y ya en Bogotá, a donde llegó a los 19 años, junto con su primo Alberto, entró a trabajar a RCN radio, donde se destacó por su olfato para las noticias políticas. Al poco tiempo, los dos primos iniciaron las transmisiones de noticias en RCN televisión. Allí fue donde Mario acuñó la frase “ojos abiertos, oídos despiertos”.

Trabajó como reportero de El campesino, como jefe de redacción del Diario de Colombia y fue director de informativos de televisión como el magazín Vea Colombia. También fundó de la tertulia de Unicentro, donde se reunía todos los días con sus amigos para debatir sobre los temas de actualidad.

Su cuerpo estará en cámara ardiente en la funeraria Lorduy de Cartagena, frente al monumento a las Botas Viejas. El próximo sábado, a la 1 p. m., en Bogotá, se ofrecerá una misa en la iglesia de la Inmaculada (calle 90 con carrera 11).

JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO

Loading...