Inicio Colombia Alcaldía de Montería pide quedarse con el Hospital San Jerónimo

Alcaldía de Montería pide quedarse con el Hospital San Jerónimo

Que el Hospital San Jerónimo pase a manos de la Alcaldía de Montería es la propuesta que el alcalde de esa ciudad, Marcos Daniel Pineda García, le hizo al gobierno nacional como tabla de salvación del quebrado centro asistencial.

Actualmente, el centro hospitalario está a cargo de la Gobernación de Córdoba, pero atraviesa una de sus peores crisis administrativa y financiera por culpa de los malos manejos.

“Que nos entreguen la administración del hospital para unirlo a la red hospitalaria que tenemos desde la Alcaldía con la ESE Vida Sinú, y pasar a ser un servicio de salud de segundo nivel“, fue la propuesta que hizo Marcos Daniel Pineda al presidente Iván Duque y al ministro de Salud Juan Pablo Uribe.

Pineda asegura que la garantía para poder sacar a flote el hospital es la buena atención que en la actualidad presta la red hospitalaria que tiene a su cargo en la actualidad y que ha permitido extenderse a diversos sectores de la ciudad.

“Si logramos unificar al hospital San Jerónimo a nuestra red de servicios de salud, vamos a poner toda nuestra experiencia que ha sido demostrada en el manejo de uno de los temas más sensibles e importantes como es la atención de los pacientes“, recalcó Pineda.

La iniciativa, aunque tomó por sorpresa a muchos monterianos y cordobeses teniendo en cuenta los líos jurídicos y laborales, le sonó a la gobernadora encargada de Córdoba Sandra Devia, quien no descartó la idea siempre y cuando exista un acompañamiento permanente del Ministerio y de la Superintendencia de Salud.

“A mí me suena y quisiera poder hacerlo, pero necesitamos que sea con seguimiento de los organismos de control, que sea un tema que tenga supervisión de la Superintendencia de Salud“, dijo Sandra Devia.

El hospital de Montería es uno de los de mayor importancia en el Caribe, porque presta sus servicios también a pacientes de Sucre, Bolívar, Bajo Cauca y Chocó.

Estado crítico

Las finanzas del hospital San Jerónimo de Montería parecieran haberse desangrado tanto, que, el déficit de $ 50.000 millones de pesos que en julio de 2015 llevó a que fuera intervenido por la Superintendencia de Salud, hoy día, pese a que esa figura de ‘salvación’ desapareció, alcanzaría los $70.000 millones.

Las cuentas del desequilibrio financiero son el producto del desfile de gerentes, quienes han tenido líos jurídicos por los malos manejos de los recursos.

En julio de 2015 salió como gerente el médico Nelson Morales, por la crisis administra y la elevada cartera que volvió inviable al centro hospitalario, entonces la Supersalud nombra a su primer agente interventor, Juan Carlos Guardo, pero en diciembre de ese mismo año este fue remplazado por Luz Patricia Sánchez, y en agosto de 2016 asumió Inés Loaiza Guerra, hasta el 12 de noviembre, cuando la Gobernación –tras haber finalizado la intervención– nombró a la médico Isaura Hernández, suspendida por la Procuraduría el 3 de febrero pasado.

El actual gerente encargado Juan Carlos Cervantes, destaca que se está ejecutando una remodelación interna, a partir de un proyecto de $ 9.000 millones, asignado por la Gobernación, cuyo fin es mejorar algunas áreas como urgencias, cuidados intensivos, laboratorios, pasillos y posiblemente la cocina.

Asegura el funcionario que se están prestando todos los servicios en el hospital de Montería, excepto el de radiología, que es contratado de forma externa.

Por su parte, la gobernadora (e) Sandra Devia, precisa que el Plan de Gestión Integral de Riesgo (PGIR), del San Jerónimo, con base en la política pública de saneamiento fiscal que deben cumplir los hospitales, acaba de recibir buena calificación por el Minsalud.

“El Minsalud que ha dado un buen concepto, una buena opinión y ese plan ha implicado recortes tal como se está cumpliendo en el PGIR, tenemos entonces la expectativa de salvar el hospital”, indicó Devia, tras aclarar que no es necesario hacer más despido de personal en el hospital de Montería.

MONTERÍA.