Inicio Colombia Así se comía en Colombia durante la época de la colonia española

Así se comía en Colombia durante la época de la colonia española

Aunque hoy en día la mayoría de colombianos tienen acceso a una gran variedad de comidas, de origen nacional e internacional, en la época colonial la realidad era muy diferente, pues a cada clase social le correspondía cierto tipo de alimentación ‘por naturaleza’.

(Le puede interesar: ¿Sabe si usted es un derrochador de alimentos? Entérese con este test)

De acuerdo con una investigación de Gregorio Saldarriaga, historiador de la universidad de Antioquia, en aquella época todos los aspectos estaban jerarquizados, y los indígenas, españoles, mestizos y criollos creían que solo les convenía comer ciertos alimentos.

Este pensamiento estaba basado en la Edad Media y en la creencia de una ‘gran cadena del ser’, lo que quiere decir que en aquella época se pensaba que Dios creó el mundo con un orden natural, jerárquico.

«Es la gran cadena del ser: Dios está encima, le siguen los ángeles, los seres humanos, los animales, las plantas, los seres inanimados y al fondo, el infierno. Esa estratificación se traslada a la sociedad, donde cada persona debe quedarse en el estamento que le corresponde y no tratar de pasar a otro», explicó Saldarriaga en una entrevista publicada en la página web de la Universidad de Antioquia.

(Puede leer: Consejos para pasar de un buen asado a uno excepcional)

Ahora bien, ¿cómo influía esta jerarquía en la alimentación?

Según el experto, durante los siglos XVII y XVIII, en Colombia, y en general en el territorio que pertenecía a los españoles, los europeos se apropiaron de las frutas americanas y las integraron dentro de sus saberes clásicos: medicina galénica, taxonomía, dietética.

Por otro lado, se creó un sistema clasificatorio en el que los indígenas comían cebollas, maíz y calabazas (ahuyama). Mientras que los españoles comían pan de trigo y proteína de animales mayores. La proteína animal que el indígena podía comer eran ‘sabandijas’: roedores y especies menores.

Incluso, durante siglos se tuvo la idea de que la chicha es para los indígenas y el vino para los españoles y criollos.

(Lea también: Hábitos alimenticios que perjudican su salud a los 60 años, según expertos)

Chicha

La chicha es una bebida ancestral colombiana (aunque hay otros países que tienen bebidas con el mismo nombre), producto del fermento del maíz o de otros ingredientes.

Foto:

Carlos Ortega. Archivo EL TIEMPO

Además, como parte de la imposición de la idea cristiana, se obligaba a los indígenas a dejar de comer alimentos ‘no cristianos’, como el perro y el pescado crudo. También, consumir alimentos de otra clase social estaba mal visto de lado y lado.

«El indígena que consumía lo que correspondía al español era considerado un ‘regalado’, en el sentido que se cuidaba mucho a sí mismo. Incluso en México se llegó a argumentar que la disminución demográfica tan marcada del siglo XVI, que hoy sabemos que fue por las enfermedades y el maltrato, era porque los indígenas habían dejado de comer lo que les correspondía y haber “’renunciado al trabajo duro'», indicó Saldarriaga.

Aunque estas ideas han quedado atrás, el experto dijo que, incluso el día de hoy, en la sociedad colombiana se puede apreciar sutilmente la creencia de que ciertos alimentos le pertenecen a cierto tipo de personas, aunque no se habla de un ‘orden natural’, sino de un ‘orden económico’.

«Mientras haya una sociedad jerarquizada fuertemente se verán diferencias entre el consumo de los pobres y los ricos. En sociedades débilmente jerarquizadas la diferencia es más de cantidad, mientras que en las fuertemente jerarquizadas, como la sociedad occidental de hoy, hay diferencias de marca, de calidad, de cantidad, en los alimentos que cada clase y grupo social puede adquirir», agregó el experto.

(Siga leyendo: ¿Cómo es comer en el quinto mejor restaurante del planeta?)

ELTIEMPO.COM

Publicidad