Inicio Colombia Así se vive la crisis de los migrantes en las calles de...

Así se vive la crisis de los migrantes en las calles de Necoclí

El pasado lunes el muelle de Necoclí estaba a reventar, las filas de migrantes que buscaban un tiquete para salir del municipio del Urabá antioqueño rumbo a Capurganá superaba las cuatro cuadras.

“Es que solo ese día iban a vender, por eso se vio el tumulto. Después de que se hizo viral el video, todos los días han estado vendiendo tiquetes y saliendo lanchas”, dijo Felipe, un cubano que está desde ese lunes intentando salir del municipio.

(Además: Crisis migratoria en Necoclí provocó el colapso de los servicios públicos)

Él logró comprar su pasaje este jueves y, según lo planeado, viajará hoy (viernes) a Capurganá, en Chocó, para posteriormente adentrarse en el que es, quizá, el tramo más peligroso para llegar a la frontera a Panamá: la selva del Darién.

Como este cubano hay unos 10.000 migrantes –según cifras de la alcaldía local– que están buscando llegar a Panamá para, posteriormente, atravesar Centroamérica y finalmente llegar a Estados Unidos.

Hay personas provenientes de Haití, Asia y África, quienes hace días llegaron al municipio antioqueño, que es un paso obligado en su camino, pero no han podido salir porque no hay lanchas que los lleven a su destino.

(Lea también: Los migrantes están desesperados por salir de Necoclí rumbo a Panamá)

Esto, según han denunciado en Necoclí, se da porque solo hay una empresa que presta este servicio y no tienen cómo suplir la demanda.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, visitará el muelle de Necoclí para verificar las condiciones de los migrantes

Foto:

Jaiver Nieto / CEET

El tiempo pasa y el dinero escasea. A diferencia de lo dicho por el alcalde Jorge Tobón de que la moneda que ya se maneja en el municipio es el dólar, en el muelle hay por lo menos cuatro negocios informales de cambio de divisa. Están comprando el dólar en promedio a 3.600.

Además, desde ayer comenzaron a salir lanchas constantemente rumbo a Chocó.
Sin embargo, hay preocupación porque, aunque ya están saliendo los migrantes, cada vez llegan más.

Esta situación, que si bien ya se había presentado antes, pero no de esta magnitud, tiene en alerta a las autoridades locales y nacionales.

Incluso, ya se declaró la calamidad pública, pues un municipio en donde viven unas 22.000 personas, en su casco urbano, no tiene capacidad para recibir a 10.000 foráneos.

(Le puede interesar: Defensoría del Pueblo visitó Necoclí por aglomeración de migrantes)

“Tememos una emergencia sanitaria, han colapsado los servicios públicos, acueducto y alcantarillado, el sistema en salud, abastecimiento de alimentos no hay. Usted va al supermercado y ya no está consiguiendo comida”, advirtió esta semana el alcalde local.

Entre otras cosas, se teme que haya un brote de covid-19, ya que no se están respetando las mínimas condiciones de bioseguridad, como el uso del tapabocas.

La visita del Defensor

Hacia el mediodía de ayer, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, llegó al muelle de Necoclí para conocer de primera mano la situación que viven los extranjeros.

La llegada del funcionario se dio siete días después de darse a conocer la preocupación de la alcaldía municipal.

En los registros de esta entidad son 15.000 migrantes, cifra que contrasta con la de la alcaldía local e, incluso, con la de Migración, que dice que son alrededor de 8.000.
Pero ayer no era la misma situación que se vivió el 26 de julio, cuando se prendieron las alarmas.

El flujo de personas comenzó a las 8:30 a. m. y, sobre el mediodía, ya habían zarpado 8 de las 12 embarcaciones dispuestas por la empresa Caribe S.A.S., la única autorizada para este traslado.

(En otras noticias: Entre enero y junio 44.647 personas fueron desplazadas en Colombia: ONU)

Los migrantes varados esperan soluciones para llegar hacia el Tapón del Darién.

Foto:

Cortesía Danilo Gómez.

Aun así, eran muchas las personas que aún esperaban su turno para salir de allí y seguir su camino hacia el Darién.

El funcionario dialogó con algunos de ellos, quienes le expresaron no solo las dificultades en Necoclí, sino también las que han vivido desde que llegaron al país.

“Algunos migrantes denuncian mafias que les venden ‘paquetes turísticos’ para hacer el recorrido desde Ipiales, con cobros que llegan a los 300 dólares para pasar la frontera, a lo cual acceden por la necesidad de continuar su tránsito hacia el norte del continente”.

(En contexto: Transporte ilegal de migrantes crece en Urabá y Golfo de Morrosquillo)

El funcionario indicó que, en su opinión, esta es una problemática extracontinental, por lo cual asumir tanto la problemática como la búsqueda de soluciones debe ser una labor entre varios actores.

Algunos migrantes denuncian mafias que les venden ‘paquetes turísticos’ para hacer el recorrido desde Ipiales, con cobros que llegan a los 300 dólares para pasar la frontera

“He hecho un llamado a mis pares en distintos países a través de la Federación Iberoamericana de Defensores del Pueblo para que articulemos y adelantemos acciones conjuntas que nos permitan afrontar esta emergencia”, agregó el defensor.
El presidente Iván Duque, en una charla virtual en el Council of Foreign Relations de Nueva York, aseguró que es necesaria una respuesta regional para evitar que esta situación siga sucediendo.

“Tenemos que poner más controles, tenemos que poder cooperar con Panamá y otros países, pero la gente que accede a esta frontera no se queda allí, quiere seguir hacia el norte”, dijo Duque, según la agencia Efe.

(También le recomendamos: Gobierno se compromete a garantizar el retorno de desplazados de Ituango)

Esta crisis parece no tener una solución pronta, pues aunque están saliendo las lanchas, cada vez llegan más extranjeros, por lo que incluso se prevé que el número podría aumentar en los próximos días. Autoridades locales hablaron de 30 mil.

Ante este panorama, el llamado que hacen desde el municipio al Gobierno Nacional es a establecer un plan de acción para evitar que se sigan generando estos represamientos. Además, existe preocupación de que grupos ilegales puedan abusar de estas personas que sueñan con tener una mejor vida.

ALEJANDRO MERCADO
Enviado especial de EL TIEMPO
En Twitter: @AlejoMercado10

Publicidad