Inicio Colombia Balance: marchas pacíficas en el día y desmanes desde la tarde

Balance: marchas pacíficas en el día y desmanes desde la tarde

Una jornada en la que primó la protesta pacífica, pero, al final del día, reaparecieron los actos de vandalismo, especialmente en Bogotá y Cali.

Ese era el balance, hasta las 10 de la noches de este martes, de las manifestaciones que se realizaron en las principales ciudades del país durante la conmemoración del 20 de julio.

(También le puede interesar: Jornada pacífica en Bogotá, con alteraciones en Usme y las Américas).

Según cifras de Seguridad Ciudadana, unas 16.000 personas participaron en las protestas. La mayoría de ellas hizo uso de su derecho a la protesta pacífica, y en varias regiones fueron predominantes los actos culturales y los espectáculos musicales. No obstante, al caer la tarde empezaron a reportarse incidentes y desmanes, que dejaron al menos 16 civiles y 21 policías lesionados, así como 22 capturados. En Bogotá, los disturbios al finalizar la jornada dejaban varios establecimientos comerciales afectados, así como la infraestructura de TransMilenio.

En Cali, la ciudad más golpeada por la violencia desde que comenzó el paro nacional, el pasado 28 de abril, los violentos aparecieron al caer la tarde en el sector de la Loma de la Cruz, donde durante la mayor parte del día se habían visto manifestaciones artísticas y culturales.

Desde las primeras horas de la mañana se pudo observar una ciudad solitaria en la que más de 3.000 efectivos de la Fuerza Pública tenían custodiadas las calles y puntos estratégicos de la ciudad.

Loma de la Cruz, Cali.

Foto:

Santiago Saldarriaga

Se han presentado algunos bloqueos intermitentes, más que todo por las marchas por el sector de la Universidad del Valle, parque de las Banderas, el sector de Calipso y Loma de la Cruz

El sistema MIO comenzó la jornada con una flota de 47 buses y siete rutas, pero hacia las 11 a. m. se suspendió la operación.

En cuanto a concentraciones, la Loma de la Cruz, que se había convertido en uno de los epicentros de la protesta en las últimas semanas, reunió a cientos de personas que participaron en actividades culturales y artísticas. Sin embargo, en la calle 5 con carrera 10 se presentaron algunos enfrentamientos. Al menos siete policías resultaron heridos, según los primeros balances.

“Podemos decir que es un balance positivo. Se han presentado algunos bloqueos intermitentes, más que todo por las marchas por el sector de la Universidad del Valle, parque de las Banderas, el sector de Calipso y Loma de la Cruz”, aseguró el brigadier general Juan Carlos León Montes, comandante de la Policía Metropolitana de Cali. El reporte de final de la noche, sin embargo, daba cuenta de disturbios en algunas zonas de la ciudad.

(Puede leer: 20 de julio: Policía reporta 22 personas capturadas).

En cuanto a Medellín, donde había temor por posibles infiltraciones del Eln, que podrían terminar en ataques a la infraestructura de la ciudad, según información de inteligencia, hubo dos marchas.

La primera salió desde el Teatro Pablo Tobón Uribe y recorrió las calles del centro de la ciudad. Esta transcurrió con total tranquilidad y finalizó hacia el mediodía. La marcha estuvo acompañada por silleteros de Santa Elena.

La segunda arrancó desde el parque de los Deseos, en la zona norte, y fue convocada por la llamada primera línea. Esta, que tenía como destino parques del Río, terminó con enfrentamientos entre los manifestantes y el Esmad.

Cientos de personas se tomaron las calles de Medellín este martes.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Además, se presentaron bloqueos intermitentes en la Regional, así como en la avenida San Juan. También hubo disturbios en la avenida Barranquilla y habría al menos 10 heridos, entre civiles y miembros de la Fuerza Pública.

El metro, por su parte, funcionó con normalidad casi todo el día, pero finalizando la tarde se suspendió el servicio en dos estaciones.

(También puede leer: Especialista paisa está donando prótesis oculares a manifestantes).

En Barranquilla, donde 1.200 unidades policiales estaban custodiando la ciudad, no se reportaron alteraciones del orden público, más allá de algunos daños a los semáforos por parte de los manifestantes que iban rumbo a la rotonda de la calle 17.

El primer evento de ayer se realizó en el paseo Bolívar, donde cientos de personas lanzaron consignas en contra del Gobierno Nacional.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana, coronel Jhon Sepúlveda, había afirmado, con respecto a la participación de la primera línea en las manifestaciones:

“Han llegado algunos participantes de esa primera línea de otras ciudades que se reunieron cerca de la ciudad y organizaron algunos temas. Se pueden concentrar, siempre y cuando lo hagan de manera pacífica”.

(Puede interesarle: Se registran alteraciones en algunas capitales tras jornada pacífica).

En otras regiones la situación fue similar. Uno de los actos que llamó la atención fue el ataque a una estatua de Francisco de Paula Santander, en Manizales.

En ciudades como Popayán, Neiva, Ibagué, finalizando la tarde, se presentaron algunos enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad.​

Vandalismo opacó marchas en Bogotá

Con muchas precauciones tomaron las autoridades de seguridad de Bogotá las movilizaciones de ayer, que fueron mayoritariamente pacíficas, aunque hubo choques entre manifestantes y policías en la calle 80 con av. Ciudad de Cali, que terminaron con la captura de tres personas, y otros disturbios y bloqueos en Usme, Suba y Kennedy.

Las autoridades reportaron que fueron vandalizados tres establecimientos comerciales, tres motos, un bus de TransMilenio y dos cajeros automáticos.

Protestas en el Portal de las Américas, Bogotá, este 20 de julio.

Foto:

Néstor Gómez

A las concentraciones, que se programaron para empezar desde tempranas horas de la mañana, asistieron unas 5.000 personas que se reunieron en al menos 35 puntos de la ciudad. Entrada la tarde, empezaron algunas agresiones a la Fuerza Pública y bienes públicos, como el portal de Las Américas.

Desde el Puesto de Mando Unificado (PMU), la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, señaló: “Agradezco a la inmensa mayoría de ciudadanos que se movilizaron pacíficamente. Unos cuantos violentos trataron de empañar la jornada con actos de violencia y vandalismo, y han sido capturados y judicializados”, expresó.

EL TIEMPO

Más noticias de Colombia

Publicidad