Inicio Colombia Colombia está perdiendo la lucha contra la explotación sexual infantil

Colombia está perdiendo la lucha contra la explotación sexual infantil

De 21.399 exámenes realizados por Medicina Legal en el país relacionado con delitos sexuales, el 74 por ciento de los casos son de niñas entre los 10 y los 13 años y de niños de 5 a 9 años. En el 88 por ciento de los casos los agresores son personas del núcleo familiar o cercano a la familia, y en el 66 por ciento de los casos el delito fue cometido dentro del hogar.

Del centenar de procesos que adelanta el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por trata de personas, explotación sexual y restablecimiento de derechos, el 87 por ciento de las víctimas son menores de edad; y entre ellos el 82 por ciento son niños entre los 12 y los 17 años.

Así lo denunció el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, este lunes en Cartagena donde presidió la firma del pacto interinstitucional en la lucha contra la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes y contra el turismo sexual de menores; un flagelo que crece en el país.

Se trata de piratas del siglo XXI, pero disfrazados de turistas con guayabera y chancletas (..) no puede ser que estos depredadores sexuales se lleven la honra de los niños

“Se trata de piratas del siglo XXI, pero disfrazados de turistas con guayabera y chancletas- señaló el procurador- no puede ser que estos depredadores sexuales se lleven la honra de los niños, niñas y adolescentes de Cartagena”.

Según el funcionario público, sólo en el departamento de Bolívar, el 60 por ciento de las intervenciones de la Procuraduría se dan por procesos de delitos sexuales.

Los casos de explotación sexual en menores en el sur de Bolívar y el bajo cauca antioqueño relacionados con la minería ilegal también crecieron, según el Ministerio Público.

“Esta es una problemática sobre diagnosticada y hay un tsunami de impunidad que llama a las autoridades a unir fuerzas. Hay demasiadas leyes y pocos resultados y es un grave problema que no se puede tratar en términos laborales ni de trabajo infantil; eso sería una ignominia”, aseguró el jefe del Ministerio Público.

Según Carrillo, el turismo en el país ha crecido, pero que también puede ser una amenaza cuando se transforma en un turismo con fines de explotación sexual.

El Procurador recordó que en Colombia el turismo creció en más del 150 por ciento entre los años 2010 y 2017. Años en los que el turismo en el país pasó de 2,6 millones a 6.5 millones de visitantes, de los cuales un alto porcentaje está llegando a Cartagena.

“De los 234 cruceros que han llegado al país, 218 fueron a Cartagena, la ciudad recibe el 13 por ciento del total de turistas internacionales, pero para nadie es un secreto que a muchos de los turistas de cruceros, hombres maduros, les ofrecen niños y niñas con fines de explotación sexual” denunció el jefe del Ministerio Público.

Pese a que la Justicia colombiana cuenta con más de 10 leyes que penalizan estos delitos, el acceso a la justicia sigue siendo una tortura para las víctimas, que en la mayoría de los casos no denuncian.

Estamos hablando de crimen organizado, y no de delitos aislados y crímenes transitorios, la explotación sexual de menores hace parte de una cadena

“Estamos hablando de crimen organizado, y no de delitos aislados y crímenes transitorios, la explotación sexual de menores hace parte de una cadena junto con el tráfico de drogas, de armas, lavado de dineros y la trata de personas. Una industria de más de 35 mil millones de dólares al año. El 90 por ciento de víctimas de la trata son niñas adolecentes y mujeres”, sumó el procurador.

Los asistentes al acto del Gobierno Nacional, la Unicef y otras ONG recibieron la manilla del pacto contra la explotación sexual, la cual fue confeccionada y entregada por las tejedoras de Mampuján, ganadoras de un premio nacional de paz.

Las autoridades recordaron que un turista nacional o extranjero involucrado en explotación sexual de menores puede enfrentar una pena de hasta 37 años de prisión.Uno de los paneles de la jornada fue moderado por la periodista y activista Jineth Bedoya, quien con su campaña ‘No es hora de callar’ ha denunciado este flagelo.

Jineth Bedoya, ponente del evento, en compañía del Alcalde (e) de Cartagena. 

Foto:

Yomaira Grandett


Primeras acciones

En una alianza entre Fiscalía y Procuraduría, los ciudadanos cuentan con la línea 122 para denunciar la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.

Como una “vergüenza institucional” llamó el Fiscal especializado contra la violencia en niños y niñas, Mario González, la situación de la explotación sexual en Colombia.

“72 niños y niña cada día llegan a medicina legal. Cada hora llegan dos niños a medicina legal por violencia sexual y uno por violencia intrafamiliar”, señaló González, quien prometió: “Vamos a desarrollar el más grande operativo en la historia de Cartagena para el desmantelamiento criminal de quienes están atropellando a los niños, niñas y adolescentes”.

El Funcionario pidió a la gente que por favor denuncie con nombres y apellidos de los abusadores sexuales

En Cartagena ya se habían formulado 26 órdenes de captura y desarticulado la banda de los coyotes. La Fiscalía alista 100 procesos contra la explotación sexual.

El General Julio César González, director de protección de infancia y adolescencia de la Policía aseguró que debe existir una estrategia desde su institución enfocada en combatir la explotación sexual infantil desde la propia dirección.

El alto oficial aseguró que la Policía no tiene la suficiente fuerza para combatir el flagelo de la explotación sexual.

El jurista Max Alejandro Flórez Rodríguez, Vicepresidente Consejo Superior de la Judicatura, aseguró que se deben enfocar los procesos por este tipo de delitos hacia una justicia restaurativa y reparadora de las víctimas.

JHON MONTAÑO
CORRESPONSAL EL TIEMPO 
CARTAGENA