Inicio Colombia ¿Cómo van las ciudades capitales en camas de UCI?

¿Cómo van las ciudades capitales en camas de UCI?

El confinamiento entra en una nueva etapa para casi todo el país desde este 1.º junio, y durante este tiempo de cuarentena, los gobiernos locales han estado preparando su red hospitalaria para atender los casos de covid-19.

Según Laura Rodríguez, Ph. D. en epidemiología, el aislamiento preventivo obligatorio era la medida adecuada para lograr un tiempo fuera y de control que permitiera aumentar la frágil capacidad hospitalaria nacional.

(Le puede interesar: ‘El pico del coronavirus podría llegar hacia mediados de agosto’: Duque)

“La cuarentena se decretó como el tiempo para que los gobernadores y alcaldes, con ayuda del Ministerio de Salud, lograran mejorar sus UCI y adquirir equipos que permitan tratar a la potencial cantidad de pacientes que lleguen a contraer el virus en el eventual pico de la pandemia. Si no se decretaba, las cifras de contagios hubiesen sido hasta de un 80 % más y el sistema de salud nacional hubiese colapsado inevitablemente”, explicó Rodríguez.

Precisamente esto fue lo que prometieron en un principio las administraciones locales. Sin embargo, hoy la capacidad hospitalaria pronosticada en marzo no se ha convertido en realidad, y hay que tener en cuenta que aún no se ha llegado al pico de la pandemia en Colombia.

Avance de 18,1 % en las camas UCI prometidas en Medellín

En Medellín se implementó el denominado ‘Plan mil’, que pretendía que la ciudad contara con 1.000 camas UCI, entre red pública y privada, para cuando se levantara la cuarentena.

En ese momento contaba con 332 camas UCI, por lo que el aumento debía ser de 668 de estas unidades. Sin embargo, hasta este domingo la administración de Daniel Quintero solo había logrado conseguir 121 camas nuevas en 65 días. Ese incremento representa un avance del 18,1 por ciento de lo prometido.

El aumento en la red hospitalaria de la ciudad se hizo con recursos propios. El alcalde Quintero le pidió a la red de hospitales informar la capacidad de expansión en UCI con recursos propios para enfrentar la emergencia. De esa expansión están abiertas las 121 ya mencionadas y cuando se llegue al pico se abrirán 133 más, según informó Ruth Mena, subsecretaria de Gestión y Servicios de Salud.

Además, señaló que “en esta expansión también entró el Ministerio de Salud, el cual se comprometió a apoyar a la ciudad con 186 ventiladores, los cuales ya se encuentran en el país, pero aún no han sido entregados. Cuando ocurra serán llevados a diferentes centros asistenciales por medio de la figura del comodato, para llegar a las 639 UCI para adultos”.

Adicional a estas fases, la administración de Quintero aseguró que tiene planeada una expansión de 228 UCI, con recursos propios, para alcanzar la meta de 1.000 en la ciudad.

(Además: Así van los contagios y muertes por covid-19 en cada departamento)

Pese a los planes de la Alcaldía de Medellín, la realidad es que para el lunes 1.º de junio solo hay 121 camas UCI nuevas, para un total de 453 disponibles y de las cuales el 55 % ya están ocupadas, aunque solo el 1,1 % son pacientes de covid-19.

Sin embargo, cabe resaltar que pese a que Medellín es la segunda ciudad más grande del país, se han presentado pocos contagios en su territorio
, lo cual ha sido resaltado por los organismos de salud del país. Hasta ayer, la capital de Antioquia tenía 533 casos y 3 muertos por covid-19.

Precisamente, ese manejo de la pandemia ha aportado tranquilidad en el proceso de fortalecimiento de la red hospitalaria en la ciudad, según Mena. “La adquisición y expansión de UCI en la ciudad están acorde con el cronograma realizado en marzo, e incluso finalizando julio y comenzando agosto, cuando se llegará al pico, la ciudad ya tendrá las UCI planeadas”.

Por ciudades

Una importante ciudad con contados casos de covid-19 y poco avance en el fortalecimiento de su red hospitalaria es Bucaramanga. La administración del alcalde Juan Carlos Cárdenas prometió en marzo que para el final de la cuarentena la ciudad contaría con 836 camas hospitalarias nuevas, de las cuales 608 serían de UCI y 208, de UCI intermedio.

Sin embargo, 65 días después, Bucaramanga solo ha conseguido 10 camas UCI nuevas y con la promesa de que la próxima semana dispondrán de 20 más, para un total de 30 camas de cuidados intensivos. Este aumento representa un avance del 4,93 % con respecto a la promesa de marzo.

(Le puede interesar: Hay 49 nuevas muertes por covid-19 en Colombia; 8.543 recuperados)

Pese a este mínimo avance, Javier Villamizar, secretario de Salud, aseguró que los planes de reapertura económica de Bucaramanga siguen en pie. “El plan de expansión sigue radicado en el Ministerio de Salud y están revisándolo. Estas cifras no van a alterar los planes de reapertura económica, se dará gradualmente y se van a intensificar los controles y continuará el cierre de fronteras”, indicó.

Sobre el incumplimiento en el aumento de camas UCI, la administración de Bucaramanga asegura que es responsabilidad del proveedor que se contrató con el dinero de la Alcaldía, el cual demoró los últimos 65 días adecuando la infraestructura de los hospitales de la ciudad y por eso solo ha entregado 10.

Cartagena no ha aumentado su número de camas. Lo que se ha hecho es que un número reducido de camas fue habilitado para la atención de cuidados intensivos

Cartagena, en emergencia

En la Heroica se multiplicaron en cuestión de tres semanas los casos de covid-19, y pasó al segundo lugar en el oprobioso ranking de las ciudades con más muertos por coronavirus en Colombia.

La situación requirió la intervención del Ministerio del Interior, que ordenó el cierre de seis barrios donde la población no obedecía controles y medidas de prevención y estaban estimulando el aumento de casos.

A eso se suman problemas en la administración, no solo reflejados en las recurrentes renuncias de funcionarios de la Alcaldía Distrital, sino el avance en cuanto al fortalecimiento de la capacidad hospitalaria.

Según Juan Manuel Benedetti, enlace del Gobierno en Cartagena para la pandemia, la ciudad ha conseguido cero camas nuevas de UCI de las 240 que prometieron en marzo.

“En realidad, Cartagena no ha aumentado su número de camas. Lo que se ha hecho es que un número reducido de camas fue habilitado para la atención de cuidados intensivos, pero en realidad el número de camas de la ciudad no superaba las 210”, señaló el Benedetti.

La situación empeora si se tiene en cuenta que Cartagena cuenta con 213 camas para cuidados intensivos, de las cuales 156 ya están ocupadas, esto representa un 85 por ciento, lo que pone a la ciudad ante una alerta inminente.

(En contexto: La verdad de lo que está pasando con el coronavirus en Cartagena)

De este total de camas ocupadas, 29 las tienen hoy pacientes en grave estado de salud por coronavirus y 77 más son de casos leves. Las 63 restantes las ocupan pacientes no covid- 19.

“Hoy, la ciudad no se puede dar el lujo de tener más contaminados y el número de camas va a ser insuficiente. Las UCI ya están en un 85 % y no podemos tener una rotación importante; cuando uno alcanza una ocupación mayor del 75 % tiene que prender un foco de alarma”, agregó Benedetti.

Al paso que aumentan casos es posible que las camas disponibles no den abasto para tantos contagiados y el panorama no es alentador si se tiene en cuenta que las 240 camas prometidas estarían llegando, por etapas, a partir del 15 de junio, según Benedetti.

Barranquilla

Una situación similar vive Barranquilla, donde hasta este domingo había 2.113 contagiados y 68 muertos, y acumula el 7,1 % de los casos positivos a nivel nacional.

Juan Manuel Alvarado, gerente para la crisis covid-19 en la capital del Atlántico, informó sobre los avances en la preparación médica. “Estamos expandiendo la capacidad de UCI en un 25 %, son 110 ventiladores nuevos, llegan 100 esta semana y van a llegar 103 la próxima semana”, explicó Alvarado.

Sin embargo, no precisó si compraron camas con recursos de la Alcaldía. Hasta el momento, solo cuentan con ventiladores que entregue el Gobierno, los cuales llegarían en agosto, por lo que posiblemente Barranquilla llegue al 1.º de junio sin un aumento oficial de su capacidad UCI, teniendo las 411 que había antes de la crisis.

La situación es más preocupante tras la información de la Procuraduría, que advirtió sobre la progresiva saturación de la capacidad del departamento para atender los pacientes que podrían ser internados en unidades de cuidados intensivos, ya que el 90 % de las 411 camas de la UCI con las que cuenta la ciudad están ocupadas. Además, Soledad tiene una ocupación cercana al 100 % y Sabanalarga, del 60 %, situación que pone en riesgo la atención de los pacientes.

La Procuraduría solicitó al Ministerio de Salud adoptar medidas urgentes que permitan atender de manera prioritaria la emergencia sanitaria en el Atlántico y Barranquilla. Esto dificulta que la capital reabra su economía o al menos levante la cuarentena, por lo que el alcalde Jaime Pumarejo decidió mantener el confinamiento hasta el 15 de junio.

Un buen ejemplo

La única de las principales ciudades que mostró un avance superior al 50 % en el fortalecimiento de sus unidades UCI fue Cali y todo el Valle del Cauca.

En el departamento, según la Gobernación, hay 880 camas UCI, de las cuales 300 son nuevas y se adecuaron con nuevos equipos, en especial ventiladores, y otras 76 que se consiguieron durante la pandemia.

“Esas camas UCI están tanto en la red pública como privada. Además, la mitad de esas 880 camas está destinada a atender pacientes de covid-19, es decir, que la ocupación no supera el 30 por ciento”, afirmó María Cristina Lesmes, secretaria departamental de Salud.

Antes de la pandemia, en el Valle había 420 unidades de UCI. Actualmente, hay 880, más de las que tiene Bogotá, lo que refleja un aumento de casi el 110 %. En el Valle se han reportado 3.471 casos de coronavirus, la segunda región con más contagiados en el país solo por detrás de Bogotá. Además, son terceros en muertes con 154.

REDACCIÓN NACIÓN