Contraloría lanza alerta por las zonas verdes cedidas a la Alcaldía

27

La Contraloría de Cali verificó el estado de 25 zonas verdes de un total de 87 en la ciudad, en especial, las que estaban en poder de particulares y que fueron cedidas al municipio, e hizo algunas observaciones sobre predios que aún aparecen encerrados.

En otros casos, la Contraloría concluyó que el área física, medida por los funcionarios de la Contraloría, es menor a la que aparecen en los registros de la Alcaldía.

En ente de control evaluó la gestión de la Administración en el 2014, 2015 y 2016, auditoría culminada hace menos de un mes y que coincidió con el final del año pasado.

Este estamento señala que ‘es deber de la Subdirección de Recurso Físico y Bienes Inmuebles, hoy Unidad Administrativa Especial Gestión de Bienes y Servicios, organizar, administrar, vigilar, controlar y registrar las zonas verdes cedidas al municipio de Cali por urbanizadores y constructores. Lo anterior debido a deficiencias en el control, seguimiento y monitoreo, generando datos imprecisos e información inexacta de las zonas verdes cedidas’.

Pero la Alcaldía no comparte este cuestionamiento, pues en la dependencia responsable del manejo de los inmuebles públicos indicaron que desde hace tres años se trabaja en la recuperación de predios que tenían particulares y que debían pasar a manos del municipio.

Desde el 2014, según la Alcaldía, 14 zonas verdes entraron en procesos jurídicos entre 104 predios para su recuperación. Otros trámites empezaron en el 2016 y algunos inmuebles son bibliotecas o zonas enmalladas.

Según la Alcaldía, la tarea no ha sido sencilla, pues algunos casos se remontan a hace casi nueve años de litigios.

En el caso de las 14 zonas verdes, la mayoría están ubicadas en las comunas 17 y 19.
La Contraloría también hizo un llamado, pues de acuerdo con el documento de auditoría, a cuatro áreas verdes localizadas en inmediaciones a una urbanización en el Valle del Lili, en el sur de la ciudad y cuya escritura pública de cesión data del 30 de marzo de 1995, les faltan 679 metros cuadrados que aunque aparecen contabilizados, a la hora de hacer mediciones, estos lotes son inferiores a lo estipulado.

Es decir, que el municipio estaría perdiendo un terreno donde podrían construirse 15 viviendas del tamaño de las que se ofrecen como de interés social.

Según la Contraloría, la misma escritura pública de cesión, No. 451 de ese 1995 y que fue tramitada en la Notaría 16 de Cali, determinó que las medidas de los linderos y áreas de las cuatro zonas verdes deben corresponder a las materializadas físicamente en el sitio de la urbanización donde hoy se encuentran y que fueron entregadas a la Administración.

‘Lo anterior se origina por deficiencias en los procedimientos administrativos de aprobación de las áreas de cesión de zonas verdes con la consecuencia de generar un presunto detrimento de 679,4 metros cuadrados de área faltante’.

La Contraloría anota además, que por solo estas cuatro zonas verdes habría un detrimento patrimonial de 98 millones de pesos.

Uno de los hechos que la Contraloría considera relevante es el estado de una parte del Ecoparque El Embudo, en Pance. Según el ente de control ‘se pudo evidenciar el deterorio y falta de mantenimiento’.

La Contraloría explica que en este ecoparque, el municipio recibió zonas verdes derivadas del proyecto Llanos de Pance, un condominio campestre. El ente sostiene que durante la visita ‘se pudo evidenciar que la que la entrada al Parque Ecológico en mención se encontraba cerrada para el público, lo que va en contravía del espíritu de la norma, toda vez que las mismas son para el beneficio y disfrute de la comunidad’.
También señaló que en el mismo Ecoparque hay sectores enmalezados.

EL TIEMPO estuvo en el sitio, donde hubo informes de que el predio está al servicio del público y que los fines de semana, la gente aprovecha para hacer deporte.
No obstante, la Contraloría destacó que las zonas cedidas al municipio están escrituradas.