Inicio Colombia Dicen que al concurso para suplir vacantes públicas le faltan méritos

Dicen que al concurso para suplir vacantes públicas le faltan méritos

Imagine que después de más de 20 años de desempeñarse en un cargo que debería ser provisional, con reiteradas calificaciones positivas, de repente le dicen que usted no es apto para esa labor.

Esa angustia es la realidad de muchos de quienes ocupaban los 4.927 puestos de trabajo de la planta de personal pertenecientes al Sistema General de Carrera Administrativa en Antioquia y los cuales fueron puestos como vacantes en el Concurso Abierto de Méritos realizado el pasado 4 de marzo por la Comisión Nacional del Servicio Civil (CNSC) mediante la Convocatoria 426 de 2016.

A pesar de que la Universidad de Pamplona (encargada de realizar el examen) tenía 40 días para entregar los resultados, lo hizo a los 19 días, lo que suscitó aún más las sospechas por parte de concejales y diputados.

Carlos Alberto Zuluaga, uno de los principales críticos al concurso, denunció una serie de irregularidades en torno al tema.

“El primer error de la CNSC fue descuidar su función. Debió proveer vacantes cada año o cada dos años. En Medellín hay personas que llevan entre 15 y 30 años en cargos de provisionalidad, lo que es un acto irresponsable, porque la gente creció en edad y en tiempo laboral para que ahora les vengan a decir que ya no sirven. Además los ponen en igualdad de condiciones que a todos los 47.000 aspirantes que se postularon a ese cargo, muchos con conceptos más claros que esa persona que, por ejemplo, se dedicó toda la vida a ser agente de tránsito”, dijo Zuluaga.

Y es que, según él, de las 500 personas que se presentaron para las 260 plazas para agentes de tránsito, solo ganaron el examen 132.

El primer error de la CNSC fue descuidar su función. Debió proveer vacantes cada año o cada dos años

Se vuelve peor. Si bien los resultados de las pruebas básicas salieron el pasado 23 de marzo, el corporado aseguró que más del 65 por ciento de los que estaban provisionales y presentaron la prueba, no la pasaron.

“Va a pasar lo que venimos denunciando. Hasta antier (3 de abril) había plazo para las reclamaciones. Espero que las CNSC nos diga cuántas hubo y cómo les van a dar trámite. Porque le aseguro que son muchas por las irregularidades que describimos”, indicó el concejal. Añadió, que le solicitó a la Procuraduría un acompañamiento para que las respuestas a las reclamaciones sean bajo criterios técnicos según cada caso.

EL TIEMPO intentó por varios días comunicarse con la Comisión para averiguar sobre el tema y conocer su postura, pero no hubo respuesta por parte de la entidad.

Las irregularidades

Además de la demora en proveer vacantes, uno de los más graves errores que denunció Zuluaga fueron los ejes temáticos del examen. La norma dice que se debe preguntar sobre el oficio, pero según Zuluaga la universidad cambió ejes temáticos a una semana de la presentación del examen.

“Fue tanta la improvisación que muchas de las preguntas no guardan coherencia con el empleo o con los ejes temáticos construidos y entregados por la Administración. Y les dicen a los concursantes que si dicha pregunta no hace parte de su eje temático, no se le calificará ese punto. Así son de olímpicos”, refutó el corporado, quien añadió que a los agentes de tránsito les preguntaban sobre leyes que ya están derogadas.

Y de ahí otra de las inconformidades, que fue sobre la entidad elegida por la CNSC para realizar la evaluación: la Universidad de Pamplona. “Ha sido muy cuestionada en los concursos públicos del país como el de Jueces y Magistrados, el de la Procuraduría. Nunca ha salido bien librada”, enfatizó.

Finalmente, criticaron el hecho de que la convocatoria solo se abriera para Antioquia y no para todo el país. Según el presidente de la Asamblea Departamental, Santiago Martínez “a los concursantes antioqueños no se les ofreciera posibilidades para el resto del país, mientras que en otros departamentos sí pudieron aspirar a los cargos de Antioquia”.

A los concursantes antioqueños no se les ofrecieron posibilidades para el resto del país, mientras que en otros departamentos sí pudieron aspirar a los cargos de Antioquia

Todas las irregularidades recopiladas reposan en la Procuraduría, en el Consejo de Estado, en la Defensoría del Pueblo y hasta en la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Además, sigue pendiente en el Consejo de Estado conocer el fallo de la demanda instaurada por Antioquia para la no realización del concurso. Aún se puede hacer algo”, aseguró el concejal.

MEDELLÍN