Inicio Colombia ¿El escándalo de Ríchard Aguilar debilitará el poder político de su clan?

¿El escándalo de Ríchard Aguilar debilitará el poder político de su clan?

La captura del hasta hace poco senador y exgobernador Ríchard Alfonso Aguilar Villa, el más joven del clan de los Aguilar, señalado de ser el presunto cerebro de una red de corrupción durante su gobierno en Santander, sacude el ajedrez político regional y nacional.

Ríchard Aguilar, quien ha reiterado que es inocente de las acusaciones, es investigado por presuntamente haber recibido millonarias coimas en contratos que fueron adjudicados para obras que suscribió la secretaria de Infraestructura de su gobernación, Claudia Toledo.

Precisamente, Toledo -quien fue capturada por las coimas en octubre del 2018- fue quien hizo un preacuerdo con la Fiscalía a cambio de revelar cómo presuntamente Aguilar la mandaba a direccionar los contratos para que los adjudicara a los contratistas previamente señalados por él, y estos, a su vez, les daban millonarias coimas a cambio de los contratos. Uno de estos contratistas es el del reforzamiento del estadio de Bucaramanga, Alfonso López, el cual declaró ante la justicia haber entregado dinero por coimas a Toledo.

(Le recomendamos leer: Las primeras denuncias contra Richard Aguilar iniciaron hace nueve años).

Aguilar es considerado tal vez el actor más importante del grupo familiar. Se convirtió en una figura clave de Cambio Radical y, actualmente, era la línea directa entre su hermano, el actual gobernador de Santander, Mauricio Aguilar; y el Gobierno Nacional.

El primer afectado con el escándalo, según analistas, es su propio hermano Mauricio, quien está al frente del departamento donde tienen su poder político.

El exgobernador de Santander Richard Aguilar fue detenido este 27 de julio.

Foto:

Fiscalía

Sin duda, la gobernabilidad de Mauricio va a tener un golpe muy fuerte

«El vocero con importantes influencias era Richard, porque una cosa es ser amigo del Gobierno, hacer parte de la coalición, ser miembro de un partido importante, y otra cosa es estar preso. Sin duda, la gobernabilidad de Mauricio va a tener un golpe muy fuerte«, indicó Julio Acelas, historiador, politólogo y aspirante a doctorado de estudios políticos.

Los Aguilar llegaron a esta gobernación con su propia maquinaría política. De hecho, «al único que le dieron algo de juego en esta gobernación y es uno de los únicos socios, es el senador liberal Jaime Durán. Por ende, el hecho de que hayan detenido a Ríchard no creo que pese mucho en la región; posiblemente en el ámbito nacional sí les pese y les toca apoyarse con los liberales«, dice Gerardo Martínez, analista político.

Pese a este escándalo, la fidelidad de los votantes en Santander podría ser más grande que las acusaciones que hoy tienen en jaque a Ríchard Aguilar. «Si hoy vamos a las provincias y hacemos una pregunta de qué les parece lo que le pasó a Ríchard, ganaría el ‘que injusticia«, asegura Martínez.

(Lea también: Se sacude ‘estantería política’ en Santander por captura de Richard Aguilar).

El analista se remonta a lo que pasó cuando condenaron al coronel (r) Hugo Aguilar Naranjo -padre de Ríchard y Mauricio y cabeza del clan-, a quien -pese a que le probaron los vínculos con jefes paramilitares– los electores le continuaron siendo fieles y votaron por sus dos hijos.

«Seguirán teniendo éxito, los consideran unos perseguidos políticos, y entonces electoralmente ya no pasó nada cuando eso y ahora tampoco va a pasar mucho porque todos sus alcaldes, diputados, concejales y todo el engranaje que tienen van a seguir votando por ellos o por el que digan ellos«, dice el analista Gerardo Martínez.

Así llegaron al poder

Esta familia apareció en la política hace 20 años y desde entonces construyó todo un fortín electoral que relegó a los partidos que tradicionalmente dirigían Santander.

El primer cargo público de Hugo Aguilar Naranjo fue la Asamblea de Santander en 2001, en donde aprovechó su participación en el Bloque de Búsqueda de la Policía y se promocionó en campaña como el ‘hombre que mató a Pablo Escobar’.

(Además: Gobernador de Santander se pronuncia sobre captura de su hermano).

Hugo Aguilar.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

En medio de una acelerada carrera política, renunció a su curul y llegó a la gobernación en el 2003, y tras quedar inhabilitado luego de que la Procuraduría estableciera nexos entre él y jefes paramilitares de los que recibió apoyo para llegar a la gobernación, Aguilar padre lanzó a su hijo Ríchard, quien es abogado y el único cargo gubernamental que había ocupado era el de cónsul en Chile en el 2008.

Ríchard llegó al primer cargo del departamento gracias a los votos que había cosechado su papá en la provincia.

Con su política tradicional, de tarimas, pancartas, camisetas y líderes municipales, arrasan en los pueblos

Lo mismo pasó con su otro hijo, el actual gobernador de Santander, quien en 2008 llegó a ser senador y se mantuvo por dos periodos consecutivos y en 2019 se convirtió en gobernador de Santander, y su hermano Ríchard, en senador por Cambio Radical.

Esta última votación es un claro ejemplo del gran poder que los Aguilar tienen en Santander. Mauricio ganó en 75 de los 87 municipios, todos ubicados en provincias, sacando incluso el triple de votación que el segundo candidato, Leonidas Gómez, quien arrasó las elecciones en Bucaramanga y su área metropolitana.

«Con su política tradicional, de tarimas, pancartas, camisetas y líderes municipales, arrasan en los pueblos. Ganaron por ‘w’ en todos los pequeños municipios gracias a redes de poder locales y a la movilización de clientelas«, indica Acelas.

Además, atribuyen su éxito electoral a que hay un común denominador en las gobernaciones de Hugo y Ríchard, y que ahora está haciendo Mauricio Aguilar.

El busto de Hugo Aguilar estaba instalado en Panachi desde el 2006.

Foto:

Suministrado por Panachi.

«En su gestión siempre tratan de hacer algo que sea simbólico para que la respuesta de la gente desmemoriada sea: es que los únicos que han hecho algo por Santander son ellos«, dice.

El analista se refiere a que en sus periodos han construido obras majestuosas como el Parque Nacional del Chicamocha (Panachi), en donde había desde el 2006 un busto en homenaje a Hugo Aguilar y que fue retirado hace dos meses del lugar por una tutela; y el Ecoparque Cerro del Santísimo, un monumento de 37 metros de alto ubicado en el cerro La Judía, de Floridablanca, que promovieron como el atractivo turístico del área metropolitana y que fue inaugurado por Ríchard en el 2015. Ahora, Mauricio tiene como proyecto un Parque Mundial del Cacao (Pamuca), megaproyecto que esperan construir en Betulia como homenaje a los cacaoteros.

Los efectos de la captura

Pese a que el futuro de Ríchard Aguilar no está claro judicialmente porque renunció a su curul, tal vez para que su caso pase a la Fiscalía, los analistas creen que si su caso se alarga y se enreda, se podrían presentar movimientos políticos con otros miembros de la familia.

Ellos tienen que poner a un tercero para la gobernación y para la Cámara en las próximas elecciones, porque Mauricio inhabilita a cualquier Aguilar; solo les queda el Senado, y yo creo que van a jugar a lanzar al hermano cirujano plástico. Además, les queda muy fácil, se llama igual que el papá, Hugo Aguilar”, indicó Martínez.

La mujer que tiene en jaque a Ríchard Aguilar

Claudia Yaneth Toledo prendió el ventilador contra el senador Ríchard Aguilar, luego de ser capturada en el 2018.

(Más contexto: Claudia Yaneth Toledo, la mujer que tiene en jaque a Richard Aguilar).

La exsecretaria de Infraestructura de Santander, Claudia Toledo (izq.), reveló información a la Fiscalía sobre la supuesta corrupción de Richard Aguilar (der.) cuando este fue gobernador de Santander.

Foto:

Archivo particular

Ella fue la secretaria de Infraestructura en el 2013, en la era de Ríchard, cuando adjudicó más de 500.000 millones de pesos en contratos, pero su cercanía con la familia venía desde la gobernación de Hugo Aguilar, en la cual ocupó un asiento en su gabinete. Según la Fiscalía, 2.900 millones de pesos habrían terminado en las arcas de Toledo por coimas de contratistas.

Ese año, la mujer acusó a Ríchard Aguilar de direccionar contratos y recibir dineros de los contratistas a los que él elegía para las obras.

MARÍA ALEJANDRA RODRÍGUEZ CASTELLANOS
Corresponsal de EL TIEMPO en BUCARAMANGA
En Twitter: @MariasRodriguez

Más noticias de Colombia

Publicidad