Inicio Colombia El Villetódromo, la vía que causa terror por las imprudencias de motos

El Villetódromo, la vía que causa terror por las imprudencias de motos

El pasado 21 de octubre, Yuri Antonia Saiz decidió aprovechar su día de descanso para salir -como cada semana- a trotar por la berma de la carretera que integra la vía que conecta los municipios de Villeta y La Vega, trayecto que es conocido como el ‘Villetódromo’ por el gran número de motos que se juntan para recorrer la zona a altas velocidades y en medio de maniobras peligrosas.

Ese día -en una de las curvas- un hombre que se transportaba en una moto gris BMW, línea S1000, perdió el control de su vehículo ocasionando un accidente en el que resultó herida Yuri Saiz, quien días después falleció a causa del impacto .

La mujer, que se dedicaba a cuidar una finca del sector junto a su esposo, fue llevada de urgencia a un centro médico y diagnosticada con edema cerebral traumático, insuficiencia respiratoria aguda, traumatismo de hígado, vesícula biliar, intracraneal y torax. Posteriormente fue trasladada al Hospital San Rafael de Facatativa para ser intervenida tras presentarse la perforación de uno de sus pulmones y problemas de hígado.

“Ella llegó al hospital consciente, luego estuvo en coma inducido porque el impacto le estalló su hígado. Lamentablemente este no dejó de sangrar, afectó otros órganos y falleció. Mi esposa era una mujer muy joven, con mucho futuro por delante y con una hija de 14 años por la cual luchar”, cuenta Ramiro Saavedra, compañero sentimental de Saiz.

Documentos que acreditan lo sucedido.

Foto:

Alfonso Hernández, presidente de la Junta de Acción Comunal.

Según Fayber Sierra, gerente de operación de la Concesión Sabana de Occidente, este no es un caso aislado, pues en promedio se registran entre 4 a 5 fatalidades por accidente semanalmente, de las cuales el 90 % están relacionadas con motocicletas.

“Por ejemplo, los domingos tenemos problemas por motos de alto cilindraje que se transportan en caravanas de 50 y 60 motos a altas velocidades. Hemos hecho campañas, hemos pedido ayuda de seguridad vial, pero el tema se nos ha salido de las manos“, agregó.

Ante la repetida accidentalidad ocasionada por los motociclistas la comunidad decidió programar para este domingo cuatro de noviembre, entre las 7 y 10 de la mañana, una protesta pacífica denominada ‘Caminata por la vida’ en contra de la irresponsabilidad de estos conductores.

La caminata tiene por objeto sensibilizar y sembrar pedagogía para que a futuro no se sigan usando estas vías como
autódromo

Estamos preocupados por la imprudencia y el exceso de velocidad de manera irresponsables de estos moteros y vehículos de alta gama que hacen apuestas y malabares. La caminata tiene por objeto sensibilizar y sembrar pedagogía para que a futuro no se sigan usando estas vías como autódromo”, declaró Alfonso Hernández, presidente de la Junta de Acción Comunal.  

A la voz de la comunidad se unió el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Bruce Mac Master, quien escribió a través de Twitter: “Yuri Antonia Saiz pagó con su vida el costo del juego y la diversión de algunos que en motos de alta gama creen que su deseo de adrenalina debe ser soportado y asumido por todos los ciudadanos. Villetodromo le llaman a la vía LaVega-Villeta donde violan todas las normas”.

El peligro de salir a ‘candelear’

Salir a ‘candelear’, con esta expresión conductores se refieren a la acción de salir a las carreteras a llevar sus motos al máximo de velocidad. A través de redes sociales y del voz a voz grupos de motociclistas se dan cita para retarse a enfrentar el conocido ‘Villetódromo’. 

Al buscar en la red social YouTube esta palabra con la que se refieren al tramo Villeta- La Vega se puede ver cómo el trayecto que conecta a estos dos municipios se han vuelto en un destino para quemar adrenalina y sinónimo de peligro.

Videos de conductores manejando a alta velocidad y de accidentes demuestran los riesgos que estas maniobras implican para conductores y peatones:

Habitantes de la zona atestiguan que estos autos se desplazan en velocidades que exceden los límites establecidos por las autoridades y que por las características de la carretera, sus curvas y el separador de concreto la asemejan a una pista de carreras.

“Hace unos 20 días, en el sector de El Vino, la Policía detuvo a un grupo para un trabajo de concientización. Terminó la charla y uno de los de los asistentes se accidentó unos kilómetros adelante dejando la muerte de un joven”, denuncia el gerente de operación de la Concesión Sabana de Occidente.

Por su parte, el comandante Jhoan Ballén asegura que aunque las autoridades han hecho varias campañas con varios grupos y acompañamiento a algunos recorridos muchos hace caso omiso a las recomendaciones poniendo en riesgo sus vidas y la de los otros actores viales.

“Es importante que los conductores tomen conciencia, apliquen el mensaje que se está tratando de dar desde las instituciones y desarrolle una cultura donde se prime la seguridad de la ciudadanía”, concluyó Ballén. 

ELTIEMPO.COM