En 3,2 segundos caerán los sueños de los dueños de edificio Bernavento

5

Las sirenas sonarán varias veces antes de que sean detonados, por personal técnico, los 150 kilos de explosivos que se instalaron desde ayer 13 de junio en distintos puntos del edificio Bernavento, en la Loma de Los Bernal. A las 10 en punto de la mañana de este jueves se tiene planeado derribar la edificación, la cual tardará unos 3,2 segundos en caer.

La empresa Atila Demoliciones, que hizo la implosión del edificio Space en 2013, será la encargada de realizar el derribamiento controlado, la decisión que se tomó en semanas pasadas, debido a que el riesgo de colapso era tan alto que ni siquiera daba lugar a repotenciación.

Aunque las autoridades afirmaron que no hay riesgos altos de que las edificaciones cercanas sufran daños, entre las 6 y las 8 a. m., los residentes de 1.118 viviendas, que se encuentran en 11 unidades a menos de 100 metros de Bernavento, serán evacuadas por prevención.

Así será la demolición del edificio Bernavento, en MedellínCierres viales, evacuación de residencias aledañas están entre las medidas adoptadas.

El derribamiento será este 14 de junio.

De acuerdo con Jaime Enrique Gómez, director encargado del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd), a las 8 a. m. empiezan los cierres viales previstos en seis puntos del sector (calle 15 con carrera 81B, calle 15 con diagonal 79 A, diagonal 79 A con diagonal 79, calle 7 con carrera 80, carrera 81 con calle 7 y carrera 83 con calle 7).

Para lograr el derribamiento, desde ayer se hicieron perforaciones en las columnas, los puntos fijos, algunas losas y vigas. En estos orificios se cargó el material explosivo, luego fueron sellados para evitar que salgan disparados proyectiles o pedazos de concreto, añadió el funcionario.

Se espera que todo el edificio caiga en una casa aledaña adquirida por la alcaldía y el mismo lote. Por ello, no se van a poner cargas de explosivos en los dos primeros niveles, que corresponden a los parqueaderos, de modo que sirva como una especie de caja que recoja los escombros. La nube de polvo que se levante estará disipada en unos siete o nueve minutos. El Cuerpo de Bomberos también esparcirá agua para contribuir a eliminar el material particulado.

Según los técnicos de la firma contratista, “los escombros del edificio caerán en un radio de 25 metros, y a 50 metros se pueden presentar afectaciones directas por el impacto”. Esa es la razón por la cual las unidades residenciales serán evacuadas.

Los escombros del edificio caerán en un radio de 25 metros, y a 50 metros se pueden presentar afectaciones directas por el impacto

El dolor de los afectados

Más allá de los detalles técnicos, para los 48 propietarios del edificio Bernavento, detrás de quienes hay hogares completos, el derribamiento implica una preparación emocional porque con la caída de la estructura se desploman también sueños, ilusiones y ahorros de toda una vida.

Meslissa Vanegas, propietaria de uno de los apartamentos, dijo que las familias afectadas llevan una tragedia sobre sus hombros, que les ha traído como consecuencia enfermedades, divorcios, problemas emocionales y pérdidas económicas.

“Nadie nos ha dado una solución verdadera. Estamos perdiendo nuestro patrimonio y nadie nos da una garantía de que lo podemos recuperar, nos preocupa que no sabemos quién asumirá el cobro del derribo del edificio y tampoco qué pasará con el lote”, expresó Vanegas.

Edificio Bernavento

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / El Tiempo

Y es que aunque por el momento la alcaldía de Medellín paga los costos del procedimiento, el dinero deberá ser reembolsado para que no signifique un detrimento patrimonial.

A esta preocupación de los propietarios se suman las deudas que han adquirido. Desde que fueron evacuados en 2016, han tenido que seguir pagando servicios públicos, impuesto predial, alquileres en otros lugares para vivir mientras tanto.

Tampoco ven un panorama favorable en la demanda que hay en curso contra las empresas responsables del proceso de construcción de Bernavento.
Solo esperan que les den una solución que desemboque en la recuperación del patrimonio familiar que está en juego.

MEDELLÍN