Inicio Colombia En alrededor de 500 municipios del país se realizó aislamiento

En alrededor de 500 municipios del país se realizó aislamiento

Es un fin de semana sin precedentes en Colombia. La medida de aislamiento preventivo por la emergencia sanitaria del coronavirus, la cual empezó en Bogotá, fue seguida por la mayoría de ciudades.

Con casi la totalidad de los habitantes en sus casas, las calles de pueblos y hasta de las grandes ciudades quedaron vacías y el movimiento por estas se limitó a solo unos cuantos trabajadores con permisos para laborar y la Policía. Todos siempre con tapabocas.

En Cartagena, una ciudad generalmente abarrotada por turistas y que reporta 10 casos de coronavirus, la medida de toque de queda comenzó desde la mañana del viernes. Nunca se había visto al centro histórico de la ciudad tan solitario, pues esta zona respira fiesta las 24 horas del día.

“Estamos en acuartelamiento de primer grado para atender el periodo más largo de privación de la movilidad para la prevención de la salud”, señala el general Henry Sanabria, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.

A las concurridas playas de Bocagrande y El Laguito tampoco se acerca nadie, pues –además– por la contingencia sanitaria se prohibió hacer uso de ellas.

En el Meta, la medida de toque de queda se extiende en los 29 municipios, incluyendo a Villavicencio, donde el gobernador Juan Guillermo Zuluaga expresa que la gente ha sido solidaria y diligente con el aislamiento obligatorio. Sin embargo, nueve personas en esta capital han sido multadas por incumplir esta norma.

Las carreteras del Llano lucen vacías y es nulo el movimiento en parques o centros comerciales.

En Antioquia la medida se denominó ‘cuarentena por la vida’. Además de las solitarias calles en Medellín, el alcalde de esta capital, Daniel Quintero, ha promulgado una serie de medidas para ayudar a quienes se ven afectados con el aislamiento preventivo, como la destinación de 7.000 millones de pesos en paquetes para garantizar la alimentación de 220.000 niños y la atención integral de 3.000 vendedores ambulantes adultos mayores de 70 años.

En esta capital, las líneas A y B del Metro, además del tranvía de Ayacucho y los buses, tienen un intervalo de operación de 15 minutos en cada servicio y son pocos quienes hacen uso de estos, pues los ciudadanos han acatado con severidad las medidas.

En Santander, por su parte, la medida de toque de queda obligó a cerrar los centros comerciales y otros sitios para el entretenimiento. En ciertos puntos de Bucaramanga se ven personas, una por familia, comprando alimentos y se evita la aglomeración.

Otra de las ciudades que acostumbra a recibir a miles de turistas y ha disminuido drásticamente su número de visitantes es Santa Marta, Magdalena, donde está prohibido el uso de las playas, hay ley seca y el toque de queda es solo en las noches.

En Cali y el Valle del Cauca, el toque de queda comenzó a regir desde las 10 de la noche del viernes. Otros departamentos que se unieron al aislamiento preventivo son Tolima, Huila, Caldas, Atlántico, Cauca y Nariño.

REDACCIÓN NACIÓN