Inicio Colombia En un 35 por ciento crece la venta de vivienda en Barranquilla

En un 35 por ciento crece la venta de vivienda en Barranquilla

Para el primer semestre del año, las ventas de unidades habitacionales en el Atlántico presentaron un aumento del 35 por ciento frente al periodo similar del 2018, al pasar de 6.157 a 8.318, es decir, una diferencia de 2.161 entre un periodo y otro.

El indicador aparece resaltado en el informe semestral de la actividad edificadora en el departamento, revelado por la regional de Camacol, gremio de los constructores.

El jalonamiento vino por los lados de la vivienda de interés social (Vis), segmento que creció el 30 por ciento por su lado, con 6.250 unidades; dado que en el 2018 habían sido 4.464 viviendas.

Para el gerente regional de Camacol, Miguel Vergara, el mensaje claro en el sentido de que el sector ha sido inteligente y le está apuntando al nicho donde hay más salida. De hecho, el sector no Vis tan solo creció el 20 por ciento.

El informe resalta otro indicador que se interpreta como positivo: la reducción de la oferta, que en el solo mes de junio bajó un 5 por ciento en comparación con el mismo mes del año pasado. El stock pasó de 10.974 a 10.430.

Lo significativo, que se relaciona con el indicador anterior, es que el segmento Vis creció un 12 por ciento, pero el No Vis se contrajo en un 17 por ciento. Vergara insistió.

“Están saliendo menos proyectos en los estratos alto, donde se está comprando menos. Es una actitud conservadora del sector le sigue apostando a los que tienen una mejor dinámica que la vivienda Vis”, señaló el dirigente gremial.

Son indicadores que si se cruzan, por ejemplo, con la más reciente Encuesta de Opinión del Consumidor realizada por Fedesarrollo, los resultados en disposición de comprar vivienda plantean un horizonte prometedor a los constructores.

En concreto, el asunto es que mientras la tendencia global de país fue a la de cada vez menos personas en esa disposición, en el caso de Barranquilla, el 36,7 de los encuestados sí la mostraron. En otras ciudades como Medellín y Cali, ese porcentaje es más pequeño: 3,9 y 13,8 respectivamente. Y más favorable es el caso de Barranquilla
si se advierte que en mayo, ese indicador estaba en el 27,2 por ciento: o sea, que creció.

“Siempre es importante observar que en lo corrido del año se aumentó la venta de vivienda en un 35 por ciento. Eso quiere decir que este año el sector viene repuntando. Se lo atribuyo primero a la confianza del consumidor y su interés por comprar vivienda en el departamento del Atlántico, y segundo a los contructores que creyeron en el sector y en aquellos segmentos donde la demanda sigue activa”, dijo Vergara.

Agregó que hay gran expectativa en el gremio por un próximo anuncio del Gobierno en el sentido de generar garantías para los créditos de vivienda nueva y aumentar la financiación al 90 por ciento del valor de los inmuebles.

Son dos medidas de mucho impacto para los colombianos que en la actualidad no
tienen acceso al crédito hipotecario. Ahora la idea es que puedan ser propietarios y financiar su vivienda, ya que la garantía mejora su perfil de riesgo y reduce la necesidad de cuota inicial.

Con la puesta en marcha de estos programas, Camacol espera que se dinamice aún más la venta de vivienda No Vis y así se reducirá aún más stock.
Esos stock venían creciendo desde junio del 2016, cuando la oferta llegó a ser de 8.405 unidades, contra los 7.905 de junio del 2015. Luego, se ubicó en 10.359 en el 2017 y se trepó a 10.974 en el 2018, de los que bajó a los 10.430 de la última medición.

El stock bajó, sobre todo, en el rango de las viviendas con valores entre los 1.023 y 1.354 millones de pesos: 55 por ciento.

Entre los indicadores del informe aparece que durante el segundo trimestre móvil del 2019 (marzo-mayo), la construcción generó el 8 por ciento del total de los empleos en Atlántico.

Y en sí misma la cifra de empleos generados creció, pues el periodo equivalente del año pasado fueron 67.598 empleos, y en el de este año, en el 2019, sumaron 69.178; es decir, un crecimiento del dos por ciento.

La actividad que pone el mayor número de ocupados es la relacionada con los hoteles, comercio y restaurantes, con el 33 por ciento, que, sin embargo, bajó el 1 por ciento.

JAVIER FRANCO ALTAMAR 
REDACTOR DE ADN 
BARRANQUILLA