Este viernes regresarían a Colombia los jóvenes hospitalizados en Perú

Tanto Simón Mejía Vélez como Ronald Fernando Londoño, los dos colombianos que se encuentran recluidos en hospitales de la ciudad peruana de Chiclayo, tras ser baleado y atropellado, respectivamente, regresarían este viernes a Colombia en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

“Hicimos la solicitud a la FAC para el traslado de los dos jóvenes y nos la aprobaron”, aseguró María Elvira Pombo, la embajadora colombiana en Perú.

El avión que participará en la misión es un Casa C-295, que es utilizado para muchas misiones y, cuando se necesita, se puede configurar como ambulancia.

Hicimos una solicitud a la FAC para el traslado de los dos jóvenes y nos la aprobaron

“En Perú, a los turistas que no cuentan con ningún tipo de seguro se les da solo atención básica prioritaria. Sin embargo, los funcionarios consulares colombianos lograron que a los dos connacionales se les brindara atención médica especializada”, aseveró la Cancillería.

El caso de Simón

El pasado 17 de octubre, se le reporto al Consulado de Colombia el accidente que sufrió Simón Mejía Vélez, quien recibió un disparo en el cráneo, mientras se encontraba en un lugar conocido como playa de Mancora.

El joven fue trasladado a la ciudad de Tumbes, en la frontera con Ecuador y a unos 1.500 kilómetros de Lima.

“En Tumbes no se tiene una infraestructura hospitalaria de alta complejidad y por eso, una vez enterados de la situación, empezamos a hacer las gestiones con hospitales cercanos que tuvieran un grado de complejidad más adecuado para la situación de Simón”, comentó la embajadora Pombo, quien reconoció que se habló hasta con Ecuador para llevar allí al muchacho.

A Guayaquil (Ecuador) no se trasladó porque no dieron el cupo para ingresarlo en hospitales de allá. Por eso, se tomó la decisión de llevarlo a la ciudad de Chiclayo, que está a ocho horas por tierra de Tumbes.

Joven herido en Perú

Simón Mejía recibió un disparo en la cabeza mientras estaba en las playas de Tumbes.

Foto:

Cortesía Camila Torres

Dice la embajadora Pombo que la familia Mejía Vélez se comprometió a pagar el traslado de Simón, pero que no cumplieron. Así las cosas, el hospital en el que estaba en Tumbes disminuyó los costos y asumió buena parte del valor del viaje.

“Entendemos el dolor y la preocupación de la familia, estuvieron alterados y consideraron que la representación diplomática en Perú obstaculizó el traslado a Guayaquil o a Colombia, pero no es así: hemos hecho toda la gestión, aunque no hay condiciones económicas en los consulados para cubrir estos gastos”, aseveró la funcionara.

El caso de Ronald

Al igual que su hermano Hamilton, María Elvira Pombo no sabe mucho del caso de Ronald Londoño, quien fue encontrado junto a un amigo, Miguel Ángel, en una carretera peruana.

Ambos jóvenes presentaban trauma craneoencefálico. Ronald sigue vivo, pero Miguel Ángel murió.

Ronald Londoño

Ronald Londoño, el joven que lleva ocho días hospitalizado.

Foto:

Archivo Particular

“No hay testigos del hecho. El único que sabe qué sucedió es Ronald, pero no puede hablar, por eso gestionamos con la Policía para que se haga la investigación de la situación”, manifestó la diplomática. 

Sobre la persona fallecida, Pombo afirmó que también solicitaron a la FAC el traslado del cuerpo. Sin embargo, el organismo militar adujo que no tenía cómo aislar el cadáver, por lo tanto se descartó esa posibilidad.

“La familia de Miguel Ángel, según tengo entendido, está haciendo trámites para la repatriación,  y nosotros damos una mano en la gestión, pero no podemos asumir ningún otro compromiso”, dijo.

Otros casos

Sobre Juan Camilo Laverde, el joven de 17 años, que murió en Lima tras ser atropellado por un carro que se dio a la fuga, Pombo señaló que el cuerpo ya fue repatriado.

Además, contó sobre otros dos casos de colombianos que conocieron en los últimos dos días. El primero es el de un cadáver que fue encontrado en la Provincia Constitucional del Callao, en estado de descomposición.

En este momento, cuando el año se va a terminar, hay que tratar de reservar lo que se pueda para ayudar a quienes están vivos

El segundo, el de una mujer de 33 años, que falleció tras un accidente de tránsito, en la ciudad de Arequipa.

“Vamos a ver qué pasa con estos casos. Son personas, cuerpos, para los que no tenemos recursos aprobados del programa que se tiene para la repatriación. Hubo muchos casos en el mundo y en este momento, cuando el año se va a terminar, hay que tratar de reservar lo que se pueda para ayudar a quienes están vivos”, cerró Pombo.

NACIÓN

Loading...