Inicio Colombia Estos son 12 colombianos que están cambiando el país

Estos son 12 colombianos que están cambiando el país

EL TIEMPO, en alianza con el Programa de Alianzas para la Reconciliación de Usaid y Acdi/Voca, estuvo buscando esas buenas noticias e iniciativas que cambian los estereotipos negativos del país, especialmente en las zonas más apartadas que, por consecuencia de la guerra y el conflicto armado con la exguerrilla de las Farc, no se han visibilizado positivamente.

En el formulario, compartido por ELTIEMPO.COM, se inscribieron 404 postulaciones, desde 29 departamentos del país, además de cuatro propuestas internacionales. Luego de una elección hecha por editores de la Casa Editorial y miembros de la ONG Acdi/Voca, se seleccionaron 12 ganadores, los cuales corresponden a aquellas iniciativas que más coincidían con El Tiempo de Buenas Noticias.

Estos proyectos van desde emisoras digitales, productoras audiovisuales, publicaciones de revistas, cineclubes y radios comunitarias.

Este diario recorrió el país para buscar a los protagonistas de estos proyectos y así poder contar sus historias, las cuales fueron publicadas en EL TIEMPO impreso, ELTIEMPO.COM y las redes sociales. ¿Qué les quedó a ellos de esta experiencia?

Estos son los rostros detrás de cada iniciativa:

Miriam Correa

“Ha sido un logro hecho con las uñas, pero todo se puede, así uno no tenga los implementos”, asegura Miriam Correa.

Foto:

Juan David Blanco

Así Pazó Pozón

Se trata de un colectivo de comunicación conformado por Karen Yuliet Talaiwa Arteaga, de 17 años; Juan David López Vargas, de 18 años, y Miriam Correa Herrera, de 55, quienes trabajan con la comunidad del barrio Pozón, ubicado en una de las zonas más inseguras y violentas de Cartagena.

A través de un noticiero digital que emiten por su página de Facebook, dan a conocer lo bueno de este lugar alejado de la ciudad. Buscan acabar con los malos comentarios de este sector no legalizado, por lo que trabajan de la mano con los residentes, sin recibir ningún tipo de remuneración económica a cambio.

Están convencidos de que los medios de comunicación son un puente para acabar con la estigmatización, en especial de las personas desmovilizadas que han llegado a ocupar esta zona de la capital de Bolívar.

“Hacer parte de El Tiempo de Buenas Noticias y haber sido elegidos entre más de 400 proyectos significa que lo que nosotros estamos haciendo tiene impacto en la comunidad y es aceptado. La idea es seguir haciendo esto y así mostrar más de nuestros barrios y cambiar las perspectivas malas que tienen de Cartagena en general. Ha sido un logro hecho con las uñas, pero todo se puede, así uno no tenga los implementos”, asegura con emoción Miriam Correa.

Luis Eduardo Cano

“Me parece que la experiencia fue muy buena porque conocí otras propuestas y otras formas de trabajar desde la comunicación por y para la comunidad”, dice Luis Eduardo Cano.

Foto:

Juan David Blanco

Colectivo Ouroboros

Se trata de un grupo de voluntarios que, desde el 2009, trabajan en 11 veredas del corregimiento de San Cristóbal, en Medellín, Antioquia, llevando a cabo talleres literarios a los niños de estas poblaciones para que aprendan a contar historias y exploten su creatividad. El resultado de estas actividades: la impresión de una revista.

Este colectivo lo conforman ocho personas, sin ningún tipo de financiación, solo inspirados en su pasión por la literatura.

Luis Eduardo, uno de los líderes, comparte su visión después de haber hecho parte de EL TIEMPO de Buenas Noticias. “Me parece que la experiencia fue muy buena porque conocí otras propuestas y otras formas de trabajar desde la comunicación por y para la comunidad. También creo que hace falta mucha solidaridad y acompañamiento, finalmente estamos luchando solos por lo que queremos todos”.

Cristian Montoya

Cristian Montoya es uno de los cinco profesores que lleva el cine a escuelas de veredas del Urabá antioqueño para que los niños aprendan a través de este arte.

Foto:

Juan David Blanco

Cine en la Montaña

Esta iniciativa, conformada por cinco profesores de diferentes asignaturas, lleva el cine a escuelas de veredas del Urabá antioqueño para que los niños aprendan a través de este arte, se diviertan y compartan en un espacio distinto.

Para llevar a cabo esta iniciativa es necesario atravesar zonas rurales de difícil acceso y lejanas del casco urbano. No obstante y sin necesidad de ayudas económicas, los docentes de Cine en la Montaña realizan estas jornadas de entretenimiento una vez al mes, motivados por su cercanía con los menores.

“Para nosotros fue sorpresivo, motivador y ahora es un gran impulso para seguir trabajando en este proyecto. Nos sentimos muy felices porque la idea de cambiar el mundo comienza siendo profes, y ahora ampliamos nuestro panorama y queremos llegar a muchas comunidades rurales con Cine en la Montaña. Nos llena de orgullo haber sido elegidos por ustedes y haber conocido las otras 11 iniciativas con las que compartimos ideales y ganas de hacer que las cosas cambien”, afirma Ginna Rodríguez, una de las profesoras de esta iniciativa.

Mario Luis Arboleda

“Haber hecho parte de El Tiempo de Buenas Noticias es de las cosas más destacables de mi vida profesional”, describe Mario Arboleda.

Foto:

Juan David Blanco

Si yo cambio, el Chocó cambia

Luego de la creación de la primera emisora digital del Chocó, llamada Mario en tu Radio, por medio de la cual el periodista Mario Luis Arboleda compartía noticias de orden social de su departamento, él se dio a la tarea de crear Si yo cambio, el Chocó cambia.

Se trata de una plataforma social nacida en el 2014 como un emprendimiento digital que se centra en la reconstrucción del tejido social del Chocó, promoviendo la transformación de cada individuo, impulsando a través de redes sociales, y con la ayuda de la emisora, el conocimiento de los valores y buenos hábitos para que la violencia, los problemas de movilidad, la cultura ciudadana y la falta de sentido de pertenencia dejen de ser un común denominador en este departamento.

“Haber hecho parte de El Tiempo de Buenas Noticias es de las cosas más destacables de mi vida profesional. A lo largo y ancho de mi accionar social busqué los caminos que me condujeran a dar a conocer la tarea que adelanto en pro del departamento del Chocó, y no lo había encontrado”, describe Mario.

Rafael Caicedo

“El trabajo que estamos haciendo para los jóvenes nos alienta a seguir contando más y mejores historias”, afirma Rafael Caicedo.

Foto:

Juan David Blanco

Esta es mi historia

A través de esta iniciativa, jóvenes de los diferentes barrios de Quibdó, Chocó, utilizan su tiempo libre en actividades como actuación y creación de historias para la posterior producción de cortometrajes compartidos en internet.

Muchos de los temas tratados en estas piezas audiovisuales son de comedia o ficción; no obstante, también buscan visibilizar la realidad de varias comunidades de esta ciudad en pro de la construcción de paz. Incluso trabajan en la elaboración y publicación de una webnovela en YouTube llamada ‘Quibdó Baila’, en la cual combinan la actuación empírica con el baile.

Rafael Caicedo, líder y creador de esta plataforma, afirma que haber pasado por El Tiempo de Buenas Noticias “significa mucho, pues se demuestra que el trabajo que estamos haciendo para los jóvenes no es en vano y nos alienta a seguir contando más y mejores historias”.

Alexis Hinestrosa

“Para nosotros tiene mucho significado y es muy importante poder ser reconocidos a nivel nacional por la labor que hacemos en el territorio”, asegura Alexis Hinestrosa.

Foto:

Juan David Blanco

Corporación de periodismo y medios Kinésica

Es una organización sin ánimo de lucro que lleva 13 años en la comuna 13 de Medellín rescatando la imagen de esta a través de noticias positivas del sector compartidas en un periódico impreso, una revista digital y su página en Facebook.

Quieren mostrar que las personas que habitan este estigmatizado sector de Colombia también busca transformar la realidad a la que fue sometida por la violencia y los grupos armados.

Tras la publicación de su trabajo en EL TIEMPO, Alexis Hinestrosa, líder de esta organización, aseguró: “Para nosotros tiene mucho significado y es muy importante poder ser reconocidos a nivel nacional por la labor que hacemos en el territorio. El Tiempo de Buenas Noticias sirve para visibilizar a las personas que hacen un cambio positivo en sus territorios, por lo que se deben seguir generando estos espacios”.

Dairo Bustos

“Haber hecho parte de El Tiempo de Buenas Noticias nos da mucha alegría y refuerza la idea de que debemos resaltar las cosas buenas que ocurren”, afirma Dairo Bustos.

Foto:

Juan David Blanco

Cine al corazón

Se trata de un cineclub que lleva el séptimo arte a niños huérfanos de diferentes fundaciones de Bogotá.

Fue creado por Dairo Bustos, quien, tras haber ido por primera vez a una sala de cine a los 17 años, quiso compartir esta experiencia con más personas, en especial las de pocos recursos. Lleva 4 años realizando esta labor sin ningún tipo de patrocinio, para lo cual cuenta en la actualidad con más de 20 voluntarios.

“Haber hecho parte de El Tiempo de Buenas Noticias nos da mucha alegría y refuerza la idea de que debemos resaltar las cosas buenas que ocurren para que así podamos sembrar esperanza en otros. Además, sirve para que las iniciativas que haya en la mente de muchas personas se puedan llevar a cabo, puedan dar su primer paso”, afirma Dairo.

Leison Hachito

“Es un gusto saber que represento un colectivo de más de 30 personas y hay que seguir luchando por los sueños de los jóvenes”, dice Leison Hachito.

Foto:

Juan David Blanco

Made In Chocó

Gracias a su conocimiento en temas audiovisuales, Leison Hachito y su equipo, con más de 30 miembros, se han convertido en una vitrina que busca visibilizar y posicionar el trabajo de los artistas chocoanos y del Pacífico colombiano a través de redes sociales.

Además, motivan a los jóvenes a aprovechar su tiempo libre mientras llevan a cabo proyectos sociales, prácticas de baile y producción de videoclips para, de esta manera, alejarlos de escenarios violentos o de la inseguridad.

“Somos unos convencidos de que a través del arte podemos cambiar la vida de muchas personas y por eso decidimos asumir este reto. Que llegara esta convocatoria a nuestras vidas, que llegaran Usaid y Acdi/Voca con EL TIEMPO, a fortalecer nuestros procesos y demostrar a los demás que sí estamos haciendo cosas, ha sido muy satisfactorio. “Es un gusto saber que represento un colectivo de más de 30 personas y hay que seguir luchando por los sueños de los jóvenes”, dice Hachito, creador de Made in Chocó.

Eliana Valencia

“Participar en EL TIEMPO de Buenas Noticias es una oportunidad muy grande para visibilizar nuestro proyecto”, afirma Eliana Valencia.

Foto:

Juan David Blanco

Radio Kumbe

Radio Kumbe es la única emisora digital de afros para afros de Bogotá. Se enfocan en temas y noticias de esta comunidad, más allá de los estereotipos con los que se asocian normalmente, y buscan que sus tradiciones no se queden en los más grandes sino que trasciendan hacia los jóvenes. Transmiten su programa desde una discreta oficina en la capital del país. Además, comparten su noticiero semanal a través de YouTube. “Participar en EL TIEMPO de Buenas Noticias es una oportunidad muy grande para visibilizar nuestro proyecto y conocer otros que también estaban haciendo cosas similares y desde las comunicaciones aportan a la construcción de diferentes comunidades, y en este caso sobre la afrocolombianidad”, afirma Eliana, creadora de la emisora.

Manuel Díaz

“Para Contra lo Corriente haber sido parte de El Tiempo de Buenas Notiticas significó una gran satisfacción frente a lo que venimos realizando”, cuenta Manuel Díaz.

Foto:

Juan David Blanco

Contra Lo Corriente Producciones

Es una productora audiovisual y de comunicación al servicio de iniciativas, proyectos, eventos, colectivos y organizaciones que trabajan con un enfoque de derechos humanos, de género, étnico, intercultural y de desarrollo a favor de los barrios ubicados en el cerro de la Popa de Cartagena. Quieren buscar soluciones a la invisibilización y exclusión social, política, económica y racial de este territorio para transformarlo en procesos de reconciliación, oportunidades y desarrollo entre los diferentes actores de las comunidades y la ciudad. “Para Contra lo Corriente haber sido parte de El Tiempo de Buenas Noticias significó una gran satisfacción frente a lo que venimos realizando, demostrando que estamos haciendo un buen trabajo. Nos permite reafirmar la importancia de la comunicación como forma de poder contar cómo somos y cómo queremos que nos vean. Además, nos motiva a seguir en la importante tarea de contar nuevas narrativas e historias positivas en pro de la desestigmatización de nuestro territorio”.

Juliana Acevedo

“Fue muy valioso para nosotros poder visibilizar nuestra experiencia y es un aliciente para continuar”, reflexiona Juliana Acevedo.

Foto:

Juan David Blanco

Puerto Creativo

Desde Buenaventura, en el Pacífico colombiano, este colectivo audiovisual cuenta historias de esta zona del país, de la mano de las comunidades que allí habitan. Se enfocan en la realización de documentales, como un ejercicio pedagógico y de memoria, para concientizar a la población del territorio de Buenaventura y el Pacífico y que se vean representados más allá de las miradas que nos han estigmatizado siempre.

“Fue muy valioso para nosotros poder visibilizar nuestra experiencia y es un aliciente para continuar. El intercambio de experiencias nos ayudó también a ver otras cosas”, reflexiona Juliana, una de las integrantes de este equipo de comunicaciones.

Martha Cala

“El Tiempo de Buenas Noticias significó un aprendizaje tanto personal como colectivo con los muchachos, donde sentimos y vivimos que el trabajo da frutos” señala Martha Cala.

Foto:

Juan David Blanco

Ciudadanitos

Ciudadanitos, comunicaciones juveniles para el desarrollo y la reconciliación, es un proyecto liderado por la Fundación Casa en el Árbol, en el barrio Ciudad Equidad de Santa Marta, Magdalena, una de las zonas de viviendas gratuitas más grandes de Colombia, donde viven familias en condición de pobreza extrema. Desarrolla un noticiero hecho por y para la comunidad en el que resaltan noticias de labores positivas de este sector. La mayoría de sus integrantes, 60, son jóvenes y niños. Para Martha Cala, directora ejecutiva de la fundación, su paso por El Tiempo de Buenas Noticias significó “un aprendizaje tanto personal como colectivo con los muchachos, donde sentimos y vivimos que el trabajo da frutos, que es valioso lo que se lleva a cabo en la comunidad y es satisfactorio el hecho de que sea reconocido, por la constancia y la perseverancia, a nivel nacional”.

Para los ganadores, Colombia puede ser un mejor lugar si este tipo de proyectos se siguen llevando a cabo.

ANA MARIA GONZÁLEZ COMBARIZA
EL TIEMPO