Inicio Colombia Estudiantes de Univalle se encerraron en iglesia La Ermita, en Cali

Estudiantes de Univalle se encerraron en iglesia La Ermita, en Cali

Después de la marcha zombi de este miércoles, organizada por los estudiantes de la Universidad del Valle, los universitarios instalaron campamentos en la Plazoleta de San Francisco, sede de la gobernación del Valle. 

Los estudiantes armaron carpas y amanecieron a las afueras del Palacio de San Francisco que se espera levantaran hoy al mediodía. Hay que recordar que los estudiantes de Popayán también hicieron una actividad similar, pero su campamento ya completa una semana.

Hacia las 10:15 de la mañana, unos 20 estudiantes se encaminaron a la iglesia La Ermita, en el centro de la ciudad. Allí se encerraron y hacia las 11:00 se vivía la tensión por el ingreso de cuatro policías, que según los estudiantes portan armas de fuego.

“La Policía entró armada y tienen encerrados a los compañeros atrás”, dijo un estudiante.

Los estudiantes continúan con sus protestas en defensa de la educación pública superior. “En la mañana hicimos un plantón y nos trasladamos a la iglesia y se nos dio el acceso por 24 horas. Pero la curia abre y los uniformados entran armados. El mayor nos dice que debemos salir y que nos cargarían a todos para la estación. Le pedimos que esperara a delegados de Derechos Humanos”, dijo Efraín Martínez.

La ‘Marcha zombi’ organizada por los estudiantes de la Universidad del Valle.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

No los convenció el acuerdo a que llegaron el presidente Iván Duque y los rectores de las universidades públicas que les permitirá contar con 550.000 millones de pesos en los próximos cuatro años y conjurar un poco la crisis por la que atraviesan estas instituciones.

Ocupación de la iglesia La Ermita de Cali por parte de universitarios.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Los estudiantes reclaman que no se les tuvo en cuento en la firma de ese acuerdo y consideran que los recursos no son suficientes, las universidades públicas del país reclaman seis billones de pesos.

CALI