Inicio Colombia Experto advierte sobre riesgos de proyecto de Minesa cerca Santurbán

Experto advierte sobre riesgos de proyecto de Minesa cerca Santurbán

El debate sobre la conveniencia o no de un proyecto de minería a gran escala en cercanías al páramo de Santurbán continúa con argumentos a favor y en contra.

En esta ocasión el experto Steven Emerman, doctor en geofísica, matemático y exprofesor de hidrología y geofísica en Estados Unidos, ofreció la charla ‘¿Qué está pasando en Santurbán?’, en la que analizó las presas de relave o depósitos en los que se almacenará el material extraído tras cavar los túneles y clasificar los metales, en este caso, del proyecto que desarrollaría la multinacional árabe minera Minesa en los municipios de California y Suratá, en Soto Norte (Santander).

El experto, con más de 40 años de experiencia de trabajo con mineras, como consultor y ahora como colaborador de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (Aida), basó su exposición en el riesgo que traería para el agua y la población de Suratá la construcción de la presa de relaves de Minesa, pues según él dicho depósito quedaría a 1.400 metros de la zona urbana, lo que representa un peligro si la presa se rompe.

Otro aspecto sobre el que llamó la atención el experto y que podría ser uno de los generadores de la inestabilidad de la presa es que el material, según el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Minesa ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para su estudio, tendrá un 15 % de humedad, que sumado a posibles lluvias, podrían generar una carga que representaría un riesgo.

Otro punto que comentó Emerman es que dicha humedad y las lluvias van a generar filtraciones del material almacenado, el cual podría contener ácido sulfúrico y cuyas escorrentías irían a aguas subterráneas que terminarían en fuentes hídricas, principalmente el río Suratá, fuente que abastece el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga.

“Es claro que va a correr un flujo de ácido sulfúrico de las presas y éstas estarían a 1.400 metros de la población de Suratá, esto es una locura, es una situación muy peligrosa”, dijo Emerman.

Algún día en el futuro puede ocurrir una falla completa del complejo minero, incluidos los túneles

El experto añadió que otra situación que preocupa, y sobre la que no se ha hablado, es que la relavera va a quedarse en el área para siempre y sin inspección, sin mantenimiento “y no es posible tener una estructura civil sin mantenimiento. Algún día en el futuro puede ocurrir una falla completa del complejo minero, incluidos los túneles. Por eso mi recomendación sobre el proyecto Soto Norte es olvidarlo, porque todos los factores de riesgo están presentes, muchos son altos y no bien conocidos”, acotó.

Sobre la exposición del experto, Alfonso Palacio, geólogo geomecánico de Minesa, explicó que el Depósito de Relaves Secos (DRS) se diseñó con estándares internacionales y basado en guías de ingeniería canadiense, porque en Colombia no existe normativa para esta infraestructura. Y añadió que el diseño, tras análisis de riesgos, es seguro.

Palacio precisó que en el DRS se almacenarán 34 millones de toneladas de material por 21 años (que es la vida del proyecto), y señaló que el tratamiento que se le da al material es especial: tras extraer los metales de interés se convierte en arena con más del 70 % de humedad, “la tomamos, la pasamos por un proceso de filtración del que saldría con menos del 15 % de humedad. La llevamos al sitio y luego la compactamos para que quede como un relleno de suelo y sea más estable”.

Sobre las filtraciones de agua por la humedad y aguas lluvias, el geólogo de Minesa indicó que la base del depósito se impermeabilizará con geomebrana y arcilla compactada para mitigar la filtración y que el agua que escurra hacia unos canales que rodearán el perímetro, se recogerá e irá a una planta de tratamiento.

Finalmente sobre la conveniencia del sitio, Palacio argumentó que es el ideal porque tiene forma de botella, sería un contenedor natural, y los predios dique abajo del depósito se hará la compra para que no haya población asentada allí.

LUIS A. CÁRDENAS MATEUS
ADN/ Bucaramanga