Fiscalía tendría pruebas contundentes por crimen de niña de 10 años

4

Posiciones encontradas  ha generado en el barrio Zarabanda, en Gaira, la captura y posterior suicidio de Gilberto Luna Parra, señalado como principal sospechoso del asesinato de una niña de 10 años en esa localidad de Santa Marta.

Vecinos de la familia del indiciado se mostraron impactados cuando se supo la detención de este hombre de 45 años, mas aún cuando en las noticias se informó de su suicidio en la celda en que permanecía recluido.

Quienes lo conocieron dijeron que no se imaginaron nunca que Gilberto pudiera cometer un crimen tan atroz. “Él era una persona muy seria y amable, aunque no conversaba mucho, siempre era servicial con todos en el barrio, de ahí nuestra sorpresa con lo que está ocurriendo”, indicó un morador de Zarabanda, barrio donde vivía el presunto asesino y la menor fallecida.

La mamá de la niña anteriormente había expresado que no se atrevía asegurar o descartar que Gilberto fuera quien acabó con la vida de su hija “sólo pido que se haga justicia y que este crimen que nos ha causado tanto dolor no quede en la impunidad”, manifestó.

En cuanto las autoridades anunciaron que había un capturado por el homicio de la menor de edad, la comunidad de Gaira se revolucionó y quería linchar al señalado. La Policía informaba que en la casa de Gilberto Parra se habían hallado elementos probatorios que lo vincularían directamente como sospechoso de haber cometido el homicidio. Los familiares entre tanto aseveran que se trató de un grave error, y que llegarán hasta las últimas consecuencias. “Es un falso positivo de las autoridades”, recalcó la esposa.

Sin suficientes elementos de peso no hubiésemos procedido a efectuar un operativo tan delicado que terminara con la detención de un presunto responsable por el crimen de un menor de edad

Por su parte el director de Fiscalía, Vicente Guzmán reiteró en rueda de prensa que las autoridades fueron rígidos al recopilar las pruebas y proceder a judicializar a Parra Luna. “Sin suficientes elementos de peso no hubiésemos procedido a efectuar un operativo tan delicado que terminara con la detención de un presunto responsable por el crimen de un menor de edad”, anotó.

La familia de Gilberto dice sentir miedo, “desde que se llevó a cabo su captura no hemos vuelto a la casa por temor a sufrir un ataque de la comunidad, anoche dormimos donde un familiar y nos enteramos que nuestra casa sufrió daños en vidrios y puertas”, contó Elisa Navarro.

El director de la Fiscalía en el Magdalena lamentó que el detenido haya tomado la fatal decisión de atentar contra su vida, pues era clave para esclarecer lo sucedido.
Admitió que la celda en la que se encontraba no era la indicada para su reclusión, sin embargo, “por no haber cupo en la cárcel se optó por tenerlo en este lugar de paso, mientras se habilitaba un espacio en el centro penitenciario donde debería permanecer hasta que se definiera su situación judicial”.

Marcha en Gaira

La ciudadanía volvió a salir a las calles la mañana de este martes,  atendiendo la convocatoria que se hizo desde la institución educativa donde estudiaba la pequeña víctima. Vestidos con camisas blancas y negras, usando globos y pancartas los niños, jóvenes y adultos rechazaron el asesinato, clamaron justicia y pidieron que un hecho como este jamás vuelva a suceder.

“Ella era buena estudiante y tenía muchos amigos, en el colegio la vamos a extrañar mucho”, indicó una profesora durante la marcha

Roger Urieles
Para EL TIEMPO
Santa Marta