Grúa se llevó una camioneta con un niño de 3 años adentro

Un caso insólito se presentó en la mañana de este viernes en una calle de Ibagué (Tolima) donde una grúa se llevó una camioneta parqueada en prohibido, pero lo que llama la atención de todo esto es que dentro del vehículo se encontraba, dormido, un niño de 3 años.

La historia de esta noticia comenzó cuando la madre del menor llegó a una institución educativa del barrio La Pola a cumplir una diligencia y sin medir ningún peligro dejó a su pequeño dormido dentro del vehículo tipo vans.La mujer relató que su intención era no demorarse en la diligencia, “por lo que dejé a mi niño dentro de la camioneta con las ventanas abiertas pues acababa de dormirse”.

No entiendo por qué subieron mi carro a la grúa si adentro se encontraba mi hijo

Su sorpresa fue enorme ya que al volver a la calle no encontró el carro ni a su niño por lo que angustiada preguntó qué había pasado y un ciudadano le relató que había sido inmovilizado por la Policía de Tránsito que lo subió a una grúa con destino a un parqueadero cercano al Terminal de Transportes.

“No entiendo por qué subieron mi carro a la grúa si adentro se encontraba mi hijo”, afirmó la ciudadana y señaló que “en ese momento tan terrible no me importó la multa, la prioridad era mi hijo”.

Asombrado, un Policía le dio la dirección del parqueadero a donde habían trasladado el vehículo y “como un rayo salí en busca de mi hijo”.

“Cuando llegué al sitio, apenas iban a bajar el carro de la grúa y sin pensarlo dos veces saqué a mi hijo que aún seguía dormido”, aseguró la ciudadana y agregó que “en cierta parte tuve error, pero no demoré nada en la diligencia”.

Hernán Silva, secretario de Tránsito de Ibagué, aseguró que no se trató de un acto de mala fe de parte de los uniformados que realizaron la inmovilización del vehículo de vidrios polarizados.

“La Policía demoró unos 35 minutos en la calle realizando el procedimiento, y como el dueño no apareció, optaron por subirlo a la grúa y trasladarlo a un parqueadero”, dijo el funcionario, y agregó que el niño se encontraba, arropado, en el puesto trasero y debido a eso la policía no se percató de su presencia.

Cómo una madre deja a su hijo en el carro a sabiendas de los peligros que corre en las calles

“El carro estaba en estacionamiento prohibido, pero gracias a Dios se lo llevó la Policía”, afirmó el secretario de Tránsito, quien no se explica “cómo una madre deja a su hijo en el carro a sabiendas de los peligros que corre en las calles”.

Lo cierto es que la dama deberá pagar en la Secretaría de Tránsito el comparendo por valor de 380.000 pesos, pero en medio de todo esto las autoridades anunciaron una investigación para determinar una posible conducta irregular en el procedimiento de inmovilización.

“En Ibagué, muchos están acostumbrados a dejar sus carros abandonados en las calles mientras realizan diligencias que demoran horas”, afirmó Hernán Silva.

IBAGUÉ

Loading...