Hinchas invadieron cancha en el Pascual Guerrero, tras el clásico

Una vez se terminó el juego entre Deportivo Cali y América, que ganaron los verdiblancos, una ‘avalancha’ de fanáticos se metió a la cancha.

El partido entre verdes y rojos se inició bajo un compromiso de los hinchas de las barras Frente Radical Verde y Barón Rojo de respetar un acuerdo en el que se permitía a las dos hinchadas estar en las tribunas norte y sur.

Así se había logrado en el pasado juego cuando América ofició como local. En la noche del miércoles esa condición era para los ‘azucareros’.

El juego estuvo lleno de fricciones, con dos expulsados y algunas polémicas, pero las hinchadas permanecieron en sus puestos hasta el final hacia las 9:45 de la noche.

Pero cuando el árbitro pitó el final del partido y cuando los jugadores se retiraban de la cancha, entonces, una avalancha de hinchas del Cali empezaron a cruzar el límite e invadieron el escenario deportivo.

Los fanáticos corrían en distintas direcciones mientras que los uniformados de la Policía pretendían cerrarles el paso hacia la tribuna contraria donde estaban los hinchas del América, algunos de los cuales también pisaron la pista atlética y la cancha.

Hasta esta hora no se conoce de lesionados ni de daños en la cancha, pero la Policía llevaba a una docena de jóvenes a la estación.

En las inmediaciones al estadio todo era confusión. Los seguidores de los equipos corrían quitándose las camisas mientras que los locales comerciales y funerarias aledañas tuvieron que cerrar sus puertas.

A través de las redes sociales se filtraron vídeos y audios que recomendaban evitar la zona pues ya se presentaban robos. También se escucharon disparos.

Uno de los puntos que más molestó a los seguidores de ambos equipos fue el arbitraje de los jueces dirigidos por Norberto Ararát, quien, según los hinchas, fue permisivo y se me salió del las manos el partido.

En la tarde del miércoles se había presentado a unas cuadras del estadio un incidente de barristas, en el que hubo dos lesionados.

Hacia las 4:45 de la tarde del miércoles se presentó una confusa situación sobre la avenida Roosevelt, a unas seis cuadras del estadio Pascual Guerrero.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Hugo Casas, dijo que se presentó un enfrentamiento de barristas, por lo que un joven sufrió una herida de arma cortante y una mujer recibió un impacto de bala en una pierna, en la Roosevelt. En el reporte del hospital dicen que no son casos de gravedad.

Un video del ocupante de un carro muestra cómo algunos jóvenes que usan camisetas rojas se devuelven corriendo por el puente que viene de la calle Quinta, frente a la Biblioteca Departamental. Luego se escucha una frase que dice “queme uno, queme uno”.

Sin embargo, el general Casas señaló que en el estadio la situación es de tranquilidad y que no tiene que ver con el ingreso de hinchas a los anillos de seguridad.

CALI

Loading...