Inicio Colombia Investigan presunta cartelización contractual en Bucaramanga

Investigan presunta cartelización contractual en Bucaramanga

La Superintendencia de Industria y Comercio formuló pliego de cargos contra cuatro empresas y siete personas naturales vinculados a las entidades por la presunta cartelización en 14 procesos de contratación de obras públicas en la ciudad de Bucaramanga.

La actuación administrativa de la Superindustria inició por dos denuncias presentadas por la Alcaldía de esa capital en el marco de dos procesos de selección adelantados por esa entidad.

Según informó la Superintendencia, la investigación no involucra la conducta de ningún funcionario público de la Alcaldía de Bucaramanga. Se trata, una vez más, de casos de corrupción privada en los que la víctima es el Estado Colombiano.

Las pruebas que obran en el expediente indican que la colusión o complicidad investigada habría consistido en la implementación de una estrategia para actuar de manera coordinada en todas las etapas del proceso de selección con el fin de incrementar la probabilidad de que alguna de las empresas vinculadas en esa dinámica resultara adjudicataria de los contratos correspondientes.

“Las empresas identificaban de manera conjunta los procesos de selección en los que podrían participar. Luego, elaboraban de manera conjunta las propuestas correspondientes, estructuraban sus ofertas económicas de tal forma que pudieran incrementar su probabilidad de victoria, actuaban coordinadamente durante el trámite del proceso –incluso mediante la formulación estratégica de peticiones para favorecerse en dicho trámite– y mediante subcontrataciones distribuían los beneficios de los contratos cuya adjudicación lograban obtener”, explicó el ente.

El objeto de los procesos contractuales era desarrollar distintas obras de construcción, mejoramiento y mantenimiento urbano por un valor total superior a 27 mil millones de pesos.

El alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, indicó que la denuncia fue interpuesta en el 2017 y reprochó que no se hubiera actuado con prontitud.

“Nosotros fuimos los que denunciamos la cartelización en la Superintendencia de Industria y Comercio, que era Pablo Felipe Robledo, desde el 2017 y él no la abrió nunca. El Alcalde de Bucaramanga fue el que dijo:  Superindustria están haciendo colución para robar a los pobres, porque se están poniendo de acuerdo para poner más plata en la licitación“, expresó el mandatario.

BUCARAMANGA