Juez ordena suspender permisos y obras de Aquarela en Cartagena

23

El Juzgado Décimo Administrativo del Circuito de Cartagena dictó hoy una medida cautelar que ordena la suspensión provisional de los actos administrativos que amparan la construcción de todo el proyecto Multifamiliar de Vivienda de Interés Social, Aquarela, que se levanta a una cuadra del Castillo de San Felipe de Barajas.

“Ordenar la inmediata suspensión de todo tipo de construcción o intervención en el proyecto Multifamiliar VIS Aquarela, en sus cinco etapas, mientras se surta el presente proceso y hasta tanto se produzca una decisión de fondo al respecto”, expresa el Juzgado.

La decisión del Juzgado Décimo Administrativo se desprende de una acción popular presentada por el Ministerio de Cultura y la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y La Personería Distrital de Cartagena de Indias.

El Juzgado también procede a “denegar la suspensión provisional de los efectos de la circular del 10 de diciembre de 2013 proferida por la Secretaría de Planeación del Distrito de Cartagena”, señala el juez en el auto.

La decisión del Juez ordena la suspensión provisional y de manera inmediata de la resolución 0595 de diciembre de 2015, proferida por la Curaduría Urbana Distrital 1 por la cual se concede licencia de construcción modalidad de obra nueva, primera etapa, uso residencial multifamiliar VIS proyecto Aquarela.

Hay que proteger a los compradores

“Desde la Personería hemos trabajado en dos frentes: uno, en la protección del patrimonio como lo plantea la acción popular; y la otra la defensa de los derechos del consumidor y por ello solicitamos la presencia de la Superintendencia de Industria y Comercio para que viniera a Cartagena e iniciara una investigación y se apersonara de la defensa de los compradores de estas viviendas”, aseguró William Matson Ospino, personero distrital, quien dijo sentirse “satisfecho”.

La anterior medida cautelar impedía el avance de la primera torre. Esta medida frena todo el complejo.

El fallo es también una respuesta a las múltiples críticas que recibió el proyecto luego de que se conociera una carta de la Unesco, dirigida al Ministerio de Cultura en la cual advierte la posible pérdida de la declaratoria de patrimonio cultural de la humanidad de la Ciudad Heroica como consecuencia de la polémica obra.

“En este sistema, la estructura imponente del Castillo de San Felipe de Barajar (1657) se erguía en una posición estratégica y dominante para proteger los caminos terrestres de acceso a Cartagena. La declaración de valor universal excepcional de Cartagena destaca la importancia del formidable castillo de San Felipe sobre el peñasco rocoso que domina la ciudad…”, subraya en uno de sus apartes la misiva que fue enviada por La Unesco a la Ministra de Cultura, Mariana Garcés.

Las 108 familias afectadas crearon Asproaqua, una asociación que está dando la lucha para resarcir los derechos de todos los afectados. Se trata de familias que hoy tienen deudas millonarias con los bancos y que podrían perder subsidios de vivienda, quienes ya los habían solicitado.

“Nosotros tenemos que defender los derechos del consumidor y de las personas que compraron de buena fe, pero de otro lado están los derechos colectivos, en este caso el patrimonio de los cartageneros”, agregó Matson Ospino.

  
  John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
  Cartagena
En twitter: @PilotodeCometas