Inicio Colombia La confesión de masacre en Samaniego: ‘volví para ver a quién matamos’

La confesión de masacre en Samaniego: ‘volví para ver a quién matamos’

La masacre de ocho jóvenes en Samaniego, Nariño, ocurrida en la noche del 15 de agosto del 2020, deja por el momento a dos personas capturadas, quienes empezaron a confesar cómo ocurrieron los asesinatos.

Se trata de Andrés Fernando Moriano Caicedo, alias Fercho, y Jeiron Alejandro Pantoja Rodríguez, alias Mono o ‘Conductor’, a quienes la Policía capturó el pasado 21 de octubre señalándolos como dos de los presuntos responsables del crimen, en el cual participaron más personas.

(Puede leer también: Los sueños de ocho jóvenes que se apagaron por la masacre en Samaniego)

Según la Policía, los dos capturados tienen nexos con el Eln y la banda delincuencial Jaime Obando.

La noche del crimen, un grupo de encapuchados irrumpió en una finca de la vereda Santa Catalina donde departía un grupo jóvenes, acabando con la vida de ocho de ellos.

No sé si estuvo herido antes, lo que sé es que disparé en el piso

En la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía reveló la confesión de uno de los presuntos responsables. El fiscal del caso leyó el relato obtenido de uno de los capturados.

Según la confesión, los agresores entraron por la parte de atrás a la casa donde se realizaba el festejo. Luego, dice el acusado, un hombre a quien identificó como ‘Kevin’ -uno de los participantes en la masacre- disparó de inmediato con un fusil contra la humanidad de Byron Patiño.

Posteriormente, según el relato, asesinan a otro joven con un disparo por la espalda. Tras un forcejeo con Brayan Alexis Cuarán, el mismo ‘Kevin’ descarga su arma contra él cuando intentaba salir corriendo.

(También: Estos serían los autores de la masacre de ocho jóvenes en Samaniego)

“Ahí entramos ‘Para’ y yo de una a la habitación. Empezamos a sacar a la gente de ahí dentro. Ahí es cuando ‘Para’ empuja a Campo Elían Benavides y le dispara por la espalda con un fusil”, continúa el señalado responsable en su confesión leída por el fiscal del caso durante la audiencia.

El mismo hombre manifiesta que remató a Sebastián Quintero cuando este joven estaba tendido en el sueño. “No sé si estuvo herido antes, lo que sé es que disparé en el piso”, dice.

Estas son las víctimas de la masacre en Samaniego.

Foto:

Cortesía

Tras el ataque, el señalado manifiesta que ‘Kevin’ dispara al aire y huyen caminando rápido.

“Nos demoramos unos tres minutos en llegar a la vía principal, cuando llegamos no estaba la camioneta. En ese momento llegó una moto con un señor y una muchacha. ‘Kevin’ y ‘Para’ los devolvieron amenazándolos, dándoles patadas y apuntándoles con un fusil”, señala el relato.

Durante el plan de huida, el grupo homicida también disparó contra un carro negro. “Les hace como cinco disparos, les grita: si dicen algo los mata”, revela la confesión.

‘Kevin’ me manda a la finca a ver si esa persona estaba viva

Posteriormente, llegó alias el Conductor, quien los llevó por la vía Tuquerrés, donde escondieron en un monte el armamento. Tras volver a la guarida, una finca donde los esperaba una persona a quien llamó ‘Franco’, ‘Kevin’ manifiesta que se había cometido un error por dejar viva a una persona que reconoció a uno de los atacantes.

“Entonces ‘Kevin’ me manda a la finca a ver si esa persona estaba viva. Cuando yo llegué, hablé con una muchacha que resultó ser la hermana de Daniel Steven Vargas, le pregunté si había visto a mi hermana. Me respondió que no”, dice en la confesión.

También le preguntó quiénes eran los muertos.

Me regresé a la finca, pero allá ya solamente estaba ‘Para’, y le conté quiénes eran los muertos”, manifiesta.

(Además: Estas son las tres hipótesis de la masacre que conmueve a Samaniego)

Tras esta confesión, se estableció que los atacantes conocían a los jóvenes que fueron asesinados, pues en el relato de confesión, el señalado nombra a sus víctimas e incluso visitó de nuevo la escena del crimen para verificar si una persona que los habría reconocido también había fallecido.

En la madrugada del día siguiente, otros integrantes de la banda se dirigen al monte a recuperar las armas que escondieron.

Andrés Fernando Moriano y Yeiron Alexander Pantoja, señalados del crimen en Samaniego.

Foto:

Fiscalía

Tras escuchar las pruebas de la Fiscalía, un juez ordenó el traslado de Andrés Fernando Moriano y Jeiron Alejandro Pantoja a la cárcel de Pasto.

Moriano y Pantoja fueron imputados por la Fiscalía como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo, fabricación, tráfico y porte de armas municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos, porte ilegal de armas de fuego de uso personal y concierto para delinquir agravado.

Las autoridades siguen en la búsqueda de los demás responsables del crimen y se busca conocer los motivos por los que ocurrió esta masacre.

NACIÓN