Inicio Colombia La lectura rescata a bus abandonado

La lectura rescata a bus abandonado

Cuatro árboles de más de 40 años y una pared al fondo color ladrillo custodian el bus que tiene mil y una historias en su interior en la Institución Educativa Inem Jorge Isaacs.

Este vehículo de color azul celeste, rines oxidados y una franja color blanca que dice ‘Jorge Isaacs Cali’, tiene un poco más de 30 años en las instalaciones del colegio fue adecuado para ser un espacio de arte, educación y cultura.

El proyecto se llama ‘¡El bus de las mil y una historia!: Un sueño rodante’, cuenta con 400 ejemplares de todo género, terror, romántico, ficción, informativo, educativo entre otros.

Inicialmente, con el apoyo del Museo La Tertulia, en el programa “Museo más escuela”, participaron en capacitaciones, con visita al museo, y colaboraron para transportar el bus desde el parqueadero hasta el corazón del parque central de la institución. Comfandi también se sumó al proyecto con cajas viajeras de 100 libros.
En octubre del año pasado, en una clase de lengua castellana guiada por la docente Aura Violeta Guevara, los estudiantes del grado 10-1 leían el ‘Quijote de la Mancha’, novela del español Miguel de Cervantes Saavedra.

La rectora Solangellie Arango Nieto menciona que «las docentes y el grupo de docentes recrearon un espacio de gestoría cultural como parte del área de las actividades de lengua castellana, y que se ha convertido en una propuesta interesante y diferente de atracción educativa» manifestando entusiasmo y apoyo para la adecuación del bus.

El objetivo con ‘El bus de las mil una historias’ es poder prestar libros por eso aún se sigue en el proceso de catalogación para tener una base completa de estos. Dentro del bus caben aproximadamente 10 personas y en su interior tiene cuatro estanterías construidas en madera, donde se ponen los libros. No tiene electricidad, Cabe recordar que el bus se pretende adecuar dependiendo de las actividades a realizar.

La idea es que los estudiantes se apropien más de la lectura, ya que según las cifras en el 2018, entregados por la  Encuesta Nacional de Lectura (Enlec) la preferencia la encabezan los libros, con un 51,7 por ciento, seguidos de los periódicos (48), las revistas (32,2), los documentos académicos (29) y los documentos de trabajo (19,5).

Aura Violeta Guevara narra que la idea más que ponerle un uso al bus es que “se convierta en un momento para el estudiante, que se respete la individualidad, las prácticas de lectura, que lleven a explorar sus gustos, pasiones que van más allá de lo académico”.

Se convierta en un momento para el estudiante, que se respete la individualidad, las prácticas de lectura

Es así que este bus que hace más de siete años se encontraba abandonado en el parqueadero del colegio, porque la reparación de motor y mantenimiento era costosa, desde el año pasado es un sitio para que los 7000 estudiantes de este centro educativo tenga un espacio para leer, también es empleado para exposiciones fotográficas, como lo fue en su inauguración el pasado mes de noviembre, con una exposición fotográfica en el que se podía visualizar el estado anterior del autobús y cómo se encuentra ahora. También se han hecho programas de radio invitando a la comunidad educativa a acercarse a este espacio.

Juan Camilo Jiménez Ospina, estudiante del grado 11-1 organizando en el interior del bus los ejemplares.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

¿Quiénes conducen este sueño rodante?

Para este proyecto se sumaron 17 estudiantes, Aura Violeta Guevara y Aura Margot Morán Morán, educadoras en el área de Lenguaje. Son quienes están capacitando para ser promotores de lectura, reuniéndose cada lunes, en el que se enfatiza en prácticas de lectura, escritura y presentar planes de gestión para el proyecto.

Es un sueño grupal que anhelamos dejarle al colegio, es una semilla que se deja

Santiago de la Pava Vanegas, estudiante de grado 10-1, es uno de los promotores quien también destaca que “es un sueño grupal que anhelamos dejarle al colegio, es una semilla que se deja, y que los que están en grados inferiores puedan disfrutar de este proyecto. Además la lectura es un acto fundamental en el ser humano”. Los demás voluntarios que hacen parte de este sueño rodante son Daniela Londoño Posso, Kevin González Acevedo, Juan Stevan Muñoz Molina, Jorge Enrique Álvarez Valderrama, Valentina Quesada Daza, Sara Sabogal Giraldo, Sara Valeria Acosta Benavides, Alejandro Barrera Fuentes, Alan David Lourido Sandoval, José David Rentería Hurtado, Karol Valentina Mosquera García, Karol Jireth Mosquera Yermanos, María Alejandra Oliveros Herrera, Luna lozano Bolaños, Stiven Angulo Rodríguez y Giuliana Martínez Bernal.

Los estudiantes del colegio reconocen al bus como un centro de gestoría cultural.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

A este proyecto educativo y cultural se ha sumado Comfandi, colocando a disposición una de las cajas viajeras, que contiene 100 libros de colección pero para hacer de este sueño un proyecto sostenible en el tiempo, los estudiantes necesitan la ayuda ciudadana. Si usted desea apoyarlo, puede comunicarse al 3148578529 o al correo electrónico [email protected]

CALI.