La reflexión que dejó el caso discriminación a don José en Medellín

17

Tras conocerse el hecho de discriminación contra don José, a quien le habrían dicho que no podía almorzar en el restaurante Taquino, pese a que dos clientes lo invitaron, la secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de Medellín emprendió la búsqueda del hombre y su familia. 

Luis Bernardo Vélez, secretario de esta dependencia, indicó que el caso es solo una muestra de lo que a diario sucede en la ciudad y en el país y que debe ser un punto para la reflexión de las personas, las familias, la sociedad y el Estado. 

“Hay muchos don José que a diario son discriminados de dinámicas laborales, educativas, de espacio público, y más allá de pensar si hay sanciones, tenemos que pensar qué estamos haciendo como sociedad para disminuir los niveles de discriminación o abolirlos”, expresó Vélez.

Asimismo, añadió que la sanción social es la mejor manera de erradicar actos de discriminación por aspectos como el color de piel, la orientación sexual, las condiciones socioeconómicas, entre otros. Dijo que es constante ver cómo son discrminados los indígenas, los afro, las personas en ejercicio de prostitución o los exhabitantes de calle.

Por ello, desde la secretaría se hizo un llamado a los empresarios para que aumenten las oportunidades laborales a las personas que estén en algún contexto de vulnerabilidad. 

Asimismo, el funcionario afirmó que se siguen fortaleciendo las estrategias no solo para disminuir la discriminación, sino también para aumentar las oportunidades educativas y laborales a todas las personas.

MEDELLÍN