Inicio Colombia Más de 12.000 peces murieron en embalse Porce II, de Antioquia

Más de 12.000 peces murieron en embalse Porce II, de Antioquia

La empresa EPM estudia, con apoyo de expertos, las causas de la muerte de al menos 12.300 peces, en dos sectores del embalse Porce II, ubicado en el Nordeste de Antioquia. La cantidad de peces muertos, en un 96 por ciento sardinas, equivale a una biomasa de 228 kilos.

La sardina es la especie más abundante en el embalse y es muy sensible a los bajos niveles de oxígeno disuelto. Este hecho no genera afectación para los pescadores de la zona, aseguró EPM.

“EPM puso en conocimiento de esta situación a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), a la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia (Corantioquia), a la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) y a la administración municipal de Amalfi”, informó la compañía en un comunicado.

Asimismo, desde este viernes 15 de febrero, EPM y Corantioquia realizaron visitas a la zona para analizar la situación.

Entre tanto, se desarrollan acciones de atención como la identificación, recolección, pesaje y disposición adecuada de los peces muertos, el monitoreo permanente de las condiciones del embalse y los parámetros relacionados con estos eventos. Además, la empresa avanza en la adaptación de un sistema de inyección de oxígeno que espera poner en funcionamiento a la mayor brevedad.

EPM puso en conocimiento de esta situación a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla)

La empresa aclaró que para los días en que se ha presentado la muerte de los peces, el embalse ha estado por encima de los niveles mínimos operativos permitidos para la generación de energía e, incluso, con niveles superiores a los registrados en el histórico del embalse, sin que se haya dado muerte de peces.

Un grupo de expertos ambientales de la Universidad de Antioquia y de la Universidad Nacional acompañan a EPM en los análisis que permitan determinar las causas. Entre las variables que se estudian están: oxígeno disuelto en el embalse, sedimentación, aporte de nutrientes, temperaturas y la posible influencia del período seco por el que atraviesa el país.

Vale recordar que una de las acciones que desarrolló EPM para mitigar el impacto de las ciénagas del Bajo Cauca y La Mojana, luego del cierre de la compuerta 1 de casa de máquinas en Hidroituango, fue abastecer con aguas de los embalses Porce II y Porce III para mitigar la reducción del caudal.

MEDELLÍN