Nostalgia no dejó que Dídier siguiera lucha contra la obesidad

4

Los aplausos y las sonrisas recibieron ayer a Didier Silva en su regreso en helicóptero a un rincón del Pacífico nariñense, de donde fue traído a Cali para aliviar su peso de 400 kilos.

Después de poco más de cuatro meses, una alianza de instituciones lo regresó al municipio de Mosquera, una localidad de 16.000 personas donde es conocido como ‘Gigante de Nariño’.

Dídier, tal como cuando llegó a la Escuela Militar de Aviación (Emavi), regresó gracias a la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), los Bomberos Voluntarios de Cali y la fundación ‘Gorditos de Corazón’. Fue necesario usar un montacargas en la misión.

Cuando llegó a Cali en diciembre de 2017, una de las alternativas era que se le practicara una cirugía bariátrica tipo mixta, para reducir la ingesta de alimentos y la absorción de grasas.

Los especialistas del HUV le practicaron las valoraciones. Se encontraron dos inconvenientes: Uno, la condición física, y el otro, trastorno mental del paciente. Pero se le inició tratamiento para buscar que fuera cambiando su conducta alimenticia.

El joven presenta comportamiento agresivo y es consumidor compulsivo. Y se arrastra en sus desplazamientos por atrofia en sus piernas desde los 12 años.
El médico Johan Quintero dijo que se buscó un tratamiento adecuado y su peso se redujo en unos 50 kilos.

Dídier también hizo su esfuerzo, pero lo afectaba la nostalgia por su terruño. Por eso se decidió su retorno, que cumplió bajo sedación para evitar alteraciones.

Salvador Palacio, director de Gorditos de Corazón, dijo que “fueron cinco meses de intenso trabajo profesional para lograr que bajara de peso y su calidad de vida cambiara. Él estaba cansado del encierro y quería volver a donde lo quieren y lo esperan con los brazos abiertos. Desde allí la Fundación espera mantenerle su apoyo y a su familia”.

El joven salió del HUV en una ambulancia de los Bomberos hasta la Emavi, en el norte de Cali. El coronel Edgar Salamanca dijo que se mantiene el compromiso de ayuda humanitaria a Dídier. Su regreso se cumplió en un helicóptero Black Hawk UH-60L del Comando Aéreo de Combate No. 7. El viaje requirió una hora y media, acompañado de una tripulación que está preparada para esa intervención.
Palacio dijo que se reportan unos 4.000 pacientes con obesidad mórbida pero el sobrepeso tiene características de epidemia en el país. “Es clave que se sostengan campañas de alimentación saludable por el alto consumo de azúcares y carbohidratos, sumado al sedentarismo en la población”. En ese sentido hace referencia a la Ley 1355 por medio de la cual se define la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a esta como una prioridad de salud pública.

En un helicóptero, al que lo subieron en montacarga, Dídier regresó a casa, sin terminar el tratamiento pero Palacio dice que vale el esfuerzo y se debe seguir buscando que personas como él tengan su oportunidad.

CALI