Inicio Colombia Piden reconsiderar corte de energía por cultivos ilícitos en Cauca

Piden reconsiderar corte de energía por cultivos ilícitos en Cauca

Los cuatros alcaldes del norte del Cauca que recibieron notificación de la Compañía Energética de Occidente (CEO) de cortar la energía en 16 veredas de estos poblados el próximo 25 de junio y donde hay cultivos ilícitos piden reconsiderar la medida.

Estos mandatarios coincidieron con el gobernador del Cauca, Óscar Campo, en que esta no es una solución al problema del narcotráfico en la región.

Otros mandatarios, como Diego Aguilar, de Argelia, en el occidente caucano, indicó que aunque la medida no cubriría a esta localidad teme que en un futuro se pueda extender esta decisión, por lo que se une a la preocupación de los alcaldes de Corinto, Miranda, Caloto y Toribío, las cuales tendrían esta suspensión del servicio.

Consideran que es una medida que va en contra de un derecho a un servicio público de la comunidad, aquella que no se dedica a la siembra de coca o marihuana. Es por eso, por ejemplo, que el alcalde de Corinto, Édward García, afirmó que esta medida es innecesaria.

“Rechazo esta decisión. Corinto firmó un acuerdo colectivo de sustitución y aún estamos esperando que arranque. Los cortes de energía en la zona se vienen dando desde hace varios años y esa no es la solución”, dijo el funcionario.

“No todas las comunidades rurales son cultivadoras de marihuana. ¿Qué va a pasar con ellos? Si desconectan a una persona hoy, mañana se reconecta. Aquí el problema de las drogas va más allá, no se ha querido ver el problema real de la gente. Mientras creamos que cortando las ramas se soluciona la situación y no miremos las raíces y el fondo, estaremos en un círculo vicioso, sin enfrentar la realidad y las causas de que llevan a que a las personas les toque sembrar estos cultivos de uso ilícito”, añadió.

El alcalde de Toribío, Alcibiades Escué, también está preocupado y solicitó conocer qué información tiene la CEO para tomar esta decisión por solicitud de la Fiscalía General de la Nación. Indicó que esta región siempre ha sido una de las más golpeadas por el conflicto armado y después de los diálogos con las Farc hay acuerdos que no se han cumplido. 

El alcalde de Miranda, José Leonardo Valencia, teme que por esta medida se repitan movilizaciones y bloqueos de gran dimensión como la pasada minga indígena que se levantó en los primeros días de abril y que duró casi un mes, provocando millonarias pérdidas tanto a comerciantes e industriales de Cauca, también de Valle y Nariño, terminando de perjudicar a la población por la escasez de productos que no se podían trasladar para su distribución y venta, productos, en su mayoría, de la canasta familiar.

Aquí el problema de las drogas va más allá, no se ha querido ver el problema real de la gente

Todos estos mandatarios también coinciden en que el corte de energía afectará a aquellos agricultores que abastecen al suroccidente del país y que no se han tomado en cuenta.

El alcalde de Argelia sostuvo el llamado al Gobierno Nacional de hacer inversión social en la región. No obstante, manifestó que los cultivos ilícitos han aumentado, pero insistió en la necesidad de impulsar programas que generen más empleo y una opción diferente a los cultivos ilícitos.

Su llamado es para que el Gobierno Nacional realice inversión social en su municipio, debido a que el narcotráfico cada día va en aumento.

El Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), indicó en informes de los últimos tres años el crecimiento de las hectáreas de coca en Cauca. Se pasó de 8.600 hectáreas a más de 13.000 hectáreas hasta el año pasado, siendo El Tambo, El Plateado y El Sinaí, en Argelia, así como López de Micay, en el Litoral, y Brisas, en Patía.

La Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (Acin) informó que tampoco está de acuerdo con esta medida de suspender un servicio público a la población para satisfacer sus necesidades básicas. Así mismo, integrantes de esta agremiación esperan que el Gobierno retome el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) que sigue sin avances desde que el anterior mandato del presidente Juan Manuel Santos en la Presidencia de la República finalizó.

Los indígenas de Acin cuestionan que si no hay otras opciones dentro de la economía legal, cómo lograr que campesinos e indígenas puedan sobrevivir. Piden, además, que se evalúen las fumigaciones con glifosato que, según ellos, afectan la salud de los labriegos.

La presidenta de la Cámara de Comercio del Cauca, Ana Fernanda Muñoz, dijo que esta es una situación compleja para el departamento y anotó que los invernaderos de marihuana traen problemas, no solo el robo de energía, que sería, según su concepto, el menos grave.

“El problema es que para soltar la cereza, o sea el cannabis, lo que hacen es poner las ramas boca abajo, y las ramas boca abajo generan un corto en la electricidad con el calor que se genera, y que a su vez hace secar la hoja más rápido, obviamente eso implica que a la compañía energética de Occidente le toque gastar muchísimo más en inversión, en reparación de estas redes dañadas, y eso no solo le cuesta a la CEO, eso afecta el suministro de energía de todo el sector industrial del norte del departamento”, dijo la dirigente empresarial.

La decisión de la Fiscalía que fue informada por la CEO a las alcaldías de Corinto, Miranda, Caloto y Toribío, según la compañía energética, se debe se busca evitar que los invernaderos clandestinos sigan accediendo ilegalmente al servicio de luz.

Según la CEO, en el caso de Miranda y Corinto, el servicio de energía se cortará en las veredas Chicharronal, La Cristalina, La Playa, Media Naranja, Las Cruces y San Pedro por las dificultades que representan los cultivos ilícitos para los Circuitos Corinto Rural y Miranda Rural aguas, cerca de la vereda El Caraqueño.

En la notificación se dice: “CEO presenta dificultades para operar la red eléctrica, dado que constantemente terceros, sin autorización de la compañía, acceden a las redes de distribución de energía para hacer modificaciones, extensiones, aumentos de cargas y nuevas conexiones, y nuestro personal técnico es constantemente amenazado y obstaculizado para realizar acciones de diagnóstico”.

El gobernador del Cauca dijo: “Esta sería una medida válida si toda la población estuviera en la ilegalidad, pero no es así. Y tampoco con cortar la luz se van a acabar el narcotráfico y la producción”.

POPAYÁN