Inicio Colombia Polémica por permisos de 72 horas a reclusos de cárcel de Ibagué

Polémica por permisos de 72 horas a reclusos de cárcel de Ibagué

Guillermo Alfonso Jaramillo, alcalde de Ibagué, presentó algunos reparos a los permisos de 72 horas que otorga el sistema judicial, en coordinación con el Inpec, a los reclusos de la cárcel Picaleña.

“Hemos advertido que los permisos de 72 horas a los reclusos generan problemas de convivencia y seguridad, pues algunos de ellos participan en la comisión de delitos de alto impacto en la comunidad”, afirmó el Alcalde.

Su voz de protesta surgió a raíz de la violación y asesinato de una menor de edad, en hechos que son atribuidos por las autoridades a Elvert James Melchor Bañol, un interno de la cárcel Picaleña. Este hombre, el pasado 26 de febrero, cuando ocurrió el crimen de la colegiala, salió del penal con permiso de 72 horas.

El permiso lo obtuvo pese a que purga una condena de 18 años por el asesinato y violación de una niña de 13 años en Pereira. Además, debe responder por 20 procesos penales más en su contra.

“Hacemos un llamado para que los condenados por homicidio y delitos sexuales tengan permisos de 72 horas restringidos o con acompañamiento de la autoridad”, dijo el alcalde Jaramillo.

En poder de la Policía de Ibagué hay pruebas de la posible participación de este interno en el crimen de la niña. El sospechoso aparece registrado en una cámara en los alrededores de Aparco y Picaleña, zonas donde fue hallado sin vida y con signos de violencia el cuerpo de la menor de edad.

El coronel Nicolás Carmen Aristizábal, comandante de la Policía de Ibagué, señaló que, aunque la ley 1098 de 2006 (Código de la Infancia y la Adolescencia) prohíbe conceder beneficios a condenados por delitos cometidos contra niños o adolescentes, Melchor Bañol pudo acceder al permiso de 72 horas debido a que el crimen por el que fue condenado ocurrió en Pereira antes de la aprobación y sanción de esta ley.

“Un juez le concedió el permiso, este no es ilegal pues está sustentado en la norma, porque este hombre fue condenado bajo la Ley 600 que sí permitía esos permisos”, aseguró el coronel.

Lo cierto es que el recluso, que debía regresar a la cárcel el 2 de marzo pasado, no lo hizo y eso alertó aún más a las autoridades de su posible autoría en el crimen de la estudiante.

Sin embargo, tras una intensa búsqueda, fue recapturado por la Policía en la tarde de este viernes en zona rural de Manizales a donde había huido.

FABIO ARENAS
Para EL TIEMPO
IBAGUÉ