Por dificultades para acceder a salud aumentaron las tutelas

9

En 30 por ciento se incrementaron en 2017 las acciones de tutela en salud, respecto a 2016, en Medellín.  La cifra pasó de 8.678 a 11.304, de acuerdo con el último informe del Observatorio del Derecho Fundamental a la Salud, de la personería municipal.

Expertos de la dependencia ven con preocupación el panorama, en tanto que es la prueba fehaciente de que los ciudadanos están teniendo múltiples obstáculos para que se les garantice su derecho fundamental a la salud.

Lo más preocupante, indicó Diana Patricia Guerra, coordinadora del Observatorio, es que a la par aumentaron también los incidentes de desacato, es decir, las instituciones de salud no están cumpliendo los fallos judiciales, que en casi su totalidad son a favor de los pacientes cuando de salud se trata.

El año pasado se registraron 3.720 incidentes, frente a 2.385 de 2016. Hay casos en los que, incluso, hubo hasta seis incidentes de desacato en un mismo caso.

La coordinadora reiteró que según la jerarquía normativa del país, la ley estatutaria de salud rige por encima de la Ley 100 porque regula un derecho fundamental. Por ello, añadió, casi el 99 por ciento de las tutelas se gana en salud, pero lo incumplen porque muchas veces priman intereses económicos.

La funcionaria también dijo que esta situación está desbordada debido a que hace falta una inspección, vigilancia y control más fuertes, para que las EPS y las IPS acaten las decisiones judiciales.

Falta que se sancione ejemplarmente al que no las cumplen, máxime cuando está en riesgo la vida, es que usted no resucita a una persona

“Falta que se sancione ejemplarmente al que no las cumplen, máxime cuando está en riesgo la vida, es que usted no resucita a una persona, usted puede recuperar recursos pero no resucitar a una persona. Por eso, muchas veces las muertes son evitables, eso no debe suceder en un sistema de seguridad social y mucho menos cuando se declara que es un derecho fundamental”, expresó.

Cristian David Céspedes fue uno de los ciudadanos que el año pasado recurrió a una tutela para que a su madre con diagnóstico de cáncer le cumplieran una cita asignada en una clínica privada, que se negaba a hacerlo debido a que por esos días la EPS a la que estaba afiliada dejó de prestar servicios. El juzgado falló a favor de la paciente y fue atendida.

“Era un procedimiento sencillo para haber tenido que recurrir a la tutela, conozco muchos casos en los que se ponen incidentes de desacato tras incidentes de desacato y no los cumplen. A las acciones ni siquiera les paran bolas”, expresó Céspedes.

Las principales razones por las que las personas acuden a las tutelas son la falta de acceso a medicamentos, la no oportunidad en cirugías, tratamientos y consultas con especialistas. Estas situaciones ocurren con mayor incidencia en enfermedades de alta complejidad, como pacientes que han requerido trasplantes y personas con cáncer, que tienen problemas para realizarse las radioterapias y las quimioterapias.

Tutelas en salud

Las principales razones por las que las personas acuden a las tutelas son la falta de acceso a medicamentos, la no oportunidad en cirugías, tratamientos y consultas con especialistas

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Índice mayor en el subsidiado

Aunque no hay un dato exacto sobre edad y sexo en el total de incidentes de desacato y acciones de tutela, el informe del Observatorio da cuenta de que las mujeres tuvieron una mayor vulneración a su derecho a la salud. En el caso de la edad, se registraron 398 tutelas y 43 incidentes de desacato correspondientes a casos de niños y adolescentes.

Asimismo, añadió Guerra, en 2017 hubo más casos en el régimen subsidiado que el contributivo, algo que no había ocurrido en el año inmediatamente anterior. Esto puede explicarse debido a que Savia Salud, que agrupa a la mayoría de afiliados del subsidiado, fue la EPS con más procesos por tutelas e incidentes de desacato.

Entre tanto, las solicitudes de cumplimiento de fallo y los derechos de petición tuvieron una reducción respecto a 2016. Las primeras pasaron de 452 en 2016 a 367 en 2017, lo que significa un 18,8 por ciento menos. Los segundos, pasaron de 452 en 2016 a 269 en 2017, es decir, 40,4 menos.

Hubo más casos en el régimen subsidiado que el contributivo, algo que no había ocurrido en el año inmediatamente anterior

Desde el año pasado, la secretaría de Salud de Medellín hace auditorías cada tres meses con las EPS que operan en la ciudad, para conocer cuáles son las dificultades que les obstaculizan la prestación de los servicios a los ciudadanos.

De acuerdo con Yannet Castaño, subsecretaria de Gestión de Servicios de Salud, los hallazgos varían en aspectos como acceso a consulta general, especialidades o medicamentos.

También, explicó que actualmente algunas EPS que no tenían red de atención propia la están consolidando, para avanzar en la descongestión de los servicios de urgencias, y aclaró que la situación financiera de las aseguradoras también varía mucho, por lo cual a unas se les dificulta más que a otras prestar los servicios.

En la Personería encuentran orientación

En varias ocasiones la falta de atención oportuna o esperas demasiado altas para acceder a una cita llevan a que las personas se dirijan a los servicios de urgencias.

Esto, que también se presenta por desconocimiento o falta de conciencia de los ciudadanos, puede derivar en mayores costos y congestiones, sin contar que la enfermedad se puede agravar y ya debe tratarse en otro nivel de complejidad más alto.

En la Personería de Medellín los ciudadanos pueden acudir para que les orienten en la elaboración de derechos de petición, acciones de tutela, incidentes de desacato, entre otros mecanismos de protección
, pues en la sede de la dependencia hay presencia de EPS para que ayuden con trámites a los usuarios.

Heidi Tamayo Ortiz
Redactora de EL TIEMPO
[email protected]
En Twitter @HeidiTamayo