Pueblos patrimonio para colorear / Santa Cruz de Mompox

Esta ilustración, realizada por Henry Díaz, es la séptima entrega del proyecto ‘Trazos viajeros’, que exalta los atractivos de este Pueblo Patrimonio de Colombia.
Fundada en 1537, Mompox constituye una de las más bellas y mejor preservadas poblaciones de carácter colonial de Colombia, lo que le ha valido el reconocimiento internacional de la Unesco como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad desde 1995.

Santa Cruz de Mompox le da nombre a una región, la Depresión Momposina, un vasto complejo cenagoso que le proporciona rasgos especiales: es una isla atravesada por varios caños, ciénagas, brazos y ríos. Cuenta con una vegetación abundante, caracterizada por un clima de estaciones.

Ubicado en medio del río Magdalena, invita a todo el que visita sus tierras a quedarse y disfrutar de la tradición católica, que se respira en cada rincón y se refleja en sus siete iglesias. Sobresalen las tres plazas: Santa Bárbara, San Francisco y La Concepción, cada una con su iglesia. Algunos dicen que este lugar fue el primero del Nuevo Reino de Granada en declarar la independencia absoluta, el 6 de agosto de 1810.

A Mompox se llega a vivir la devoción religiosa, a sentir un ambiente cálido, a deleitarse con su gastronomía, como el pebre de carne, la carne puyada, el bocachico frito guisado y el tradicional queso de capa. Este pueblo invita a envolverse en cada leyenda, en su arquitectura que se convierte en testimonio de gran parte de su historia que conserva hoy magníficamente sus casas, mansiones, calles, templos y el cementerio, considerado como uno de los más bellos del país.

Además, se destacan sus edificaciones, que tienen influencia española, de estilo andaluz, que se refleja en los tejados rojizos, el diseño de las ventanas y portones, las columnas, algunas en madera, zaguanes y las materas con flores de colores que adornan sus calles.

Uno de sus grandes atractivos es la Semana Santa. Este acontecimiento, heredado de la colonización española, se hace ‘marchado’, pues los nazarenos dan dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás y balanceando el cuerpo de un lado a otro.

También, es la primera Semana Santa que empieza en el mundo, pues se inicia tres días antes del Domingo de Ramos, con la procesión del Paso Robao y finaliza el lunes de Pascua con la procesión del Jesús Nazareno, protagonista primordial en Mompox.
El mejor recuerdo para llevar de este lugar son las piezas de oro y plata en filigrana, símbolo de paciencia y de un arte que ha convertido a Mompox en un punto de referencia artesanal, junto con la famosa mecedora momposina.

Además de la filigrana, la Valerosa –como también es llamada– se caracteriza por contar con artistas y artesanos en forja, alfarería y ebanistería, que crean verdaderas reliquias.

Para más información, visite www.pueblospatrimoniodecolombia.co

EL TIEMPO

Loading...